Martes 16.10.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de agosto de 2018 | Judiciales

En los estudios de REALPOLITIK.FM

Policía abatió a ladrón y la echaron: “Maté a un chorro que me robó teniendo antecedentes”

La policía Mónica Bravo, junto a su defensor, el abogado Carlos Dieguez, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) para contar las novedades de la causa que llevan adelante luego de un confuso episodio que la tiene como protagonista.

por:
Rosario Castagnet

La policía Mónica Bravo, junto a su defensor, el abogado Carlos Dieguez, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) para contar las novedades de la causa que llevan adelante luego de un confuso episodio que la tiene como protagonista. "La presunción de inocencia no corre para el policía, pero el ladrón tiene todos los derechos", dijo el abogado del efectivo policial.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Qué es lo que sucedió?

Mónica Bravo: el día viernes 15 de junio, a las diez de la noche y después de haber trabajado todo el día fui a la peluquería. Cuando estaba volviendo a mi casa, una moto con dos delincuentes, uno con pistola en mano me pidió el celular y la mochila. Cuando se iban con mis cosas, mientras yo temblaba del miedo porque era la primera vez que me robaban, doy la voz de “alto” y nos empezamos a tirotear. Me empezaron a disparar, salgo de la línea de fuego mientras veo que uno cayó herido. Pedí a los vecinos que me abran sus puertas y ahí pedí patrullero con ambulancia.

RP.- ¿Llegó el patrullero antes que la ambulancia? ¿Hace cuántos años que es efectivo?

MB: Sí, comenté lo sucedido, después llegó la ambulancia para luego bajar a la comisaría y llevar adelante el procedimiento. Hace quince años que soy efectivo y tengo jerarquía de teniente primero.

RP.- ¿Por qué cree que toman la medida de desafectarla y no la sostienen hasta que se aclaren las circunstancias?

MB: Yo sé que es algo legal que debe pasar, por eso ese día fui a la comisaría, lugar donde llegó el fiscal Martín Conde y, a las 8 de la mañana, me pude ir a mi casa con mi mochila. En ese momento no me desafectaron, trabajé dos semanas más, y el nueve de julio me avisaron que vaya a firmar la desafectación. Sin embargo, unos días antes había ido la secretaría del fiscal para que firme unos papeles y me di cuenta que me habían cambiado la carátula. Pasó de “homicidio en ocasión de robo” a “homicidio simple agravado por el uso de arma”.

RP.- ¿No hay constancia que ellos estaban armados?

Carlos Dieguez: Obviamente, después de tantos años de servicio, no va a tirar por tirar. Ella se anuncia como policía y además nota que el conductor de la moto está armado con un calibre bastante amplio. Por esto la defensa de ella quedó determinada por el ataque.

RP.- ¿Esto amerita la desafectación?

CD: En términos jurídicos sí podría corresponder una desafectación en caso que la causa avance y se sustancie prueba en su contra. En este contexto, es una aberración dejar una persona en la calle. Acá está claro que quedan vulnerados los derechos del personal policial, sin perjuicio de la animosidad del fiscal. A él se le caen las medias por meter preso a la policía, no es por amor al arte. En un diluvio de motochorros como los que estamos teniendo, ¿qué tipo de investigaciones están realizando? ¿Quedan impunes?

RP.- ¿Cuánto más debería estar desbalanceada la situación para que se justifique su accionar? Era una mujer contra dos hombres…

CD: No puede ser que la policía tenga miedo desde adentro, por recibir sanciones al cumplir con su trabajo y, desde afuera, porque está este sector de la Justicia, desde un falso garantismo, que dirige los hechos. La verdad es que lo que hizo el fiscal Martín Conde roza el delito porque, según cuenta mi defendida impartía órdenes al personal policía de cómo tenían que tomar las declaraciones testimoniales. Creo que hay una cuestión extraña acá.

RP.- ¿Se sabe algo de la persona que escapó?

CD: No, no se sabe nada. Por eso invito al fiscal para que busque al prófugo y esclarezca las cosas. La gente que sale a laburar todos los días les paga su sueldo. Al parecer, Asuntos internos, aplica su código “por las dudas”. Es un atropello jurídico que me tiene desconcertado, porque mi representada hoy no tiene un sueldo del que vivir. ¿Qué mensaje le están dando al policía honesto que sale a poner su pellejo en la calle? La presunción de inocencia no corre para el policía, pero el ladrón tiene todos los derechos

RP.- ¿Cuál es tu sensación interna?

Yo siento que nos meten a todos en la misma bolsa cuando no es así. Yo me defendí, sino me hubiera pasado lo mismo que le pasó a Lourdes Espínola. Actualmente estoy procesada esperando la detención. Hablan como si yo hubiera matado a un muchacho que andaba paseando por ahí cuando maté a un chorro que me robó teniendo antecedentes. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.