Domingo 16.06.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de agosto de 2018 | Municipales

La jueza llevará la cuestión a la Justicia

De Locos: En Brandsen, el intendente Cappelletti quiere hacer desaparecer el Juzgado de Faltas

Advirtieron que si prospera la norma, el intendente Daniel Cappelletti será juez y parte. Rompería con la autonomía y la imparcialidad propias de la Justicia. El documento propone derogar la ordenanza 590.

por:
Mónica Galván

El intendente municipal de Brandsen Daniel Cappelletti, estaría a un paso de hacer desaparecer el Juzgado de Faltas si prospera el proyecto de ordenanza presentado en la última sesión por el secretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones, Marcelo Castillo. El documento propone derogar la ordenanza 590 que en 1996 propició la creación del órgano donde se vehiculizan las infracciones e incumplimiento a las normas municipales. Según el oficialismo, hay superpoblación de empleados y no recauda.

La formulación oficialista tomó de sorpresa y causó malestar. En un sistema democrático el Estado consta de tres poderes independientes: Ejecutivo, legislativo y judicial. Tanto la nación como la provincia y los municipios se rigen por esos segmentos. En los distritos, la Justicia municipal está en manos del Juzgado de Faltas cuyo titular es designado por el intendente a instancias del Concejo Deliberante. En Brandsen la ordenanza genera polémica: Cappelletti sería juez y parte sobre las infracciones que recaigan en el ciudadano.

El texto de la norma, que pasó a comisión y será tratado en la próxima sesión, establece entre otros puntos: “Derogase la Ordenanza Nº 590 y sus modificatorias, y dispóngase en consecuencia el cese del funcionamiento del Juzgado de Faltas Municipal, debiendo en consecuencia reasumir la función el Sr. Intendente Municipal”. Además: “Facultase al Intendente Municipal a reasignar a los agentes afectados al Juzgado de Faltas, debiendo respetar su situación de revista y reubicando al personal que resulte excedente, sin alterar los principios estatutarios y del convenio colectivo, así como a realizar  las readecuaciones presupuestarias de rigor”.

De aprobarse, la jueza actual Paula Ferrari dejaría el cargo para ir a ocupar una dirección. Igualmente adelantó que llevará a la justicia el caso si Cappelletti cumple con su cometido.

“El que dicta no puede juzgar. Ser juez y parte es algo negativo. Si bien es cierto que la norma de origen faculta a los intendentes ejercer la jurisdicción en materia de faltas, también es cierto que hay un régimen legal para instruir a los jueces municipales a través de la conformación del jury. Evidentemente en Brandsen lo que pretenden es destituir a un juez municipal de faltas evitando el apercibimiento legal que está en la propia norma que ellos invocan. O sea de la norma ven una parte y no la otra”, dijo a REALPOLITIK Carlos  Rey, presidente de la Asociación de Jueces de Faltas bonaerense.

Sin embargo para el gobierno de Cambiemos: “Las infracciones detectadas por las distintas dependencias municipales y/o provinciales en ejercicio de su poder de policía, cuyo juzgamiento se encuentra bajo la competencia del Juzgado de Faltas Municipal se han visto sustancialmente disminuidas “ cita el proyecto y agrega: “La estructura Municipal actual se ha robustecido en forma evidente desde la sanción de la ordenanza de creación de Juzgado de Faltas, haciendo posible atender al juzgamiento de necesario disolver el Juzgado de Faltas Municipal, y que el Departamento Ejecutivo asuma las facultades de procesamiento,  juzgamiento y cobro de las contravenciones  municipales que se susciten”.

Rey dijo que la decisión de Cappelletti es “antidemocrática” y que en Brandsen quieren vaciar el juzgado. “Quieren manejar todo ellos. No hay una superestructura como dicen. El edificio del juzgado está casi en ruinas; hay una sola jueza y tres empleados. No hay secretario ni prosecretario letrado.  Si disminuyen las actas es porque no se procede. Si usted no me manda actuaciones mal va a poder el juzgado juzgar y poner sanciones económicas que es la recaudación. Lo cierto es que desde hace más de dos años a esta parte vienen haciendo una política de vaciar de contenido al juzgado municipal para argumentar a posteriori esto que se trata ahora” recalcó.

Por su parte, Paula Ferrari actual jueza de Faltas ya adelantó su posición: “Haber creado un Juzgado en el año 1996, y hoy, con tantos años estar pensando en disolver una institución que garantiza el debido proceso, que tiene un juez nombrado que no es funcional a la gestión, sino que es imparcial, no me lo esperaba. Acá no hay empleados excedentes, y el Juez de Faltas sólo puede ser removido por juicio político”, aclaró al medio local Noticias Brandsen y aseguró que “si se toma la decisión de disolver el Juzgado de faltas, voy a llevar el caso a la Justicia”.

Sin embargo, Cappelletti se atajó. Dijo a ese mismo medio que el Juzgado de Faltas “depende directamente del Intendente, y está dentro del presupuesto municipal” y que el motivo del proyecto es debido a “la poca producción que tiene el juzgado: Invertimos tres veces más de lo que recaudamos”. Cerrar el Juzgado de Faltas les permitirá “reubicar, reasignar recursos humanos valiosos para otras áreas, y jerarquizar la secretaría de Protección Ciudadana y Habilitaciones, que incluye tránsito, comercio, y todas las actividades, y en esa área tranquilamente puede funcionar una Dirección de juzgamiento de las faltas municipales”, consideró.

Finalmente el titular de la Asociación de Jueces de Faltas consideró que “si prospera la norma, el intendente seria juez y parte. Rompería con la autonomía de la justicia, la imparcialidad de la justicia. Porque por más que el intendente diga que va a ser imparcial; lo cierto no tendría los elementos de imparcialidad que es no tener ningún tipo de vinculación con el procedimiento”.

“Esta decisión me sorprende porque el que paga el pato es el pueblo de Brandsen. Me sorprende viniendo de un político que proviene de un partido en la que su plataforma electoral invoca el afán de luchar por más república.  La justicia municipal es inamovible. Es un derecho. En lugar de aprovechar de una jueza que tiene múltiples conocimientos, preparada intelectualmente para el cargo,  ese municipio pretende darle cargo de director y quedarse el intendente con la titularidad. El intendente no puede ser juez porque para serlo entre los requisitos debe tener el título de abogado” concluyó Rey. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
14 Aug | 04:25
PERDOMO | [email protected]
Muchachos del tribunal háganlo participar, si no este gil se enoja porque no llega a fin de mes juJAUJAUAJAUAJAUAJAUAJ
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.