Jueves 06.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de agosto de 2018 | Provincia

Exclusivo REALPOLITIK

La mafia de las prótesis: Audios y WhatsApp condicionan el silencio del gobierno bonaerense

Días atrás este medio publicó “mafia institucionalizada”, una investigación acerca de una compleja red de coimas que neurocirujanos y traumatólogos bonaerenses por igual exigen para no rechazar las prótesis a las empresas proveedoras.

Días atrás este medio publicó “mafia institucionalizada”, una investigación acerca de una compleja red de coimas que neurocirujanos y traumatólogos bonaerenses por igual exigen para no rechazar las prótesis a las empresas proveedoras. En ese marco, se difundió una serie de capturas de WhatsApp, en las que los médicos evidenciaban un manejo poco claro, que nada tiene que ver con el solemne juramento hipocrático que honra a la profesión.

En esta ocasión, este medio accedió a más material probatorio, no solo de conversaciones de WhatsApp sino también de audios de voz enviado por los propios médicos. Todas las pruebas seleccionadas para su publicación, han sido “tachadas” o “distorsionadas” para preservar a los implicados.

El orgullo de antaño por ejercer la profesión médica pareciera haberse esfumado ante la necesidad de obtener dinero fácil. Aunque los billetes no son la única herramienta utilizada en este “intercambio”. A cambio de aprobar las prótesis, los profesionales de la salud le suelen exigir a la empresa retornos de los más insólitos, como el pago de viajes, congresos o incluso la hotelería en algún lugar paradisiaco. Todo pareciera válido a la hora de cobrar regalías.

“¿Cómo va amigo? ¿Tenés dólares?”, pregunta sin tapujos un médico al dueño de la pyme proveedora. “Para las Cx necesitamos antes la plata”, exige otro en las conversaciones publicadas en este artículo. Cuando el empresario se niega a darle dinero en efectivo en forma de coima, el médico responde: “¿Y entradas para el Congreso?”.

Incluso los archivos de audio, seleccionados azarosamente entre muchos existentes, en los que figuran médicos de la provincia pidiendo coimas, se asemejan a una lista de supermercado. “Para la Kurosaka de 9x20, de 'filo' necesito cinco. Para la de 9x25, de 'filo' necesito cinco. Para la de 9x30, de 'filo' necesito cuatro”, enumera sin tapujo uno de ellos.

Como suele ocurrir, el delito tiene un precio y en éste caso no es otro que el preocupante encarecimiento del costo final de las piezas. Por ejemplo, el dinero que pide un traumatólogo en territorio bonaerense por aprobar una prótesis no convencional de fémur a medida provoca que el proveedor deba ponerle un sobreprecio de hasta un 300 por ciento para no ir a pérdida. De allí el escándalo de esta maniobra.

A raíz de la publicación realizada días atrás, tanto el poder legislativo como el judicial parecieran haberse puesto en marcha. En el primero, vía un pedido de informe de la oposición. En el segundo, dando inicio a los primeros sondeos y entrecruzamientos de datos con AFIP.

Mientras tanto, los auditores encargados de controlar este ilícito prefirieron llevar “tranquilidad” a los médicos implicados, dejando entrever una venia de la conducción del ministerio de Salud, hoy en manos de Andrés Scarsi.

Por lo pronto, el aceitado mecanismo –que los mismos profesionales caracterizan de “práctica habitual”– continúa su curso natural. Sin una pizca de precaución, los mensajes para los proveedores exigiendo dinero se mantienen incólumes, amparados en una supuesta impunidad que los obliga a caminar en el límite mismo de la ilegalidad. Con la diferencia de que, al menos hoy, este ataque al sistema de salud de la provincia ya dejó de ser un secreto. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Andrés Scarsi

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!