Jueves 15.11.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de septiembre de 2018 | Municipales

Inflación mata aumento

Mientras continúa el tira y afloje de las paritarias municipales, Galli dio el brazo a torcer 

Luego del intenso reclamo y la innovadora medida que tomaron los empleados del municipio de Olavarría, se logró cerrar la paritaria estatal rozando el 30 por ciento de aumento. Incluso la discusión queda abierta por medio de una cláusula de revisión que propuso el propio ejecutivo local.

La pelea fue larga y dura con declaraciones por elevación de un lado y del otro, pero se logró llegar a un acuerdo que si bien no es para festejar -teniendo en cuenta la dura inflación que afecta el poder adquisitivo de los salarios-, da un poco de respiro a los empleados municipales de la localidad bonaerense de Olavarría, distrito gobernado por Ezequiel Galli.

En una conferencia de prensa el propio líder del Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría (SMTO) dio la noticia que intenta dignificar el salario de los agentes estatales de la localidad. “Al 18 por ciento que se dio por decreto en un primera instancia se le suma un 10 por ciento, más 1.500 pesos durante septiembre y octubre para categorías de 1 a la 4, más el 30 por ciento de aumento de los adicionales (títulos, manejo de gran porte, riesgo, etcétera), acompañado del bono de fin de año de 6.500. Todo eso rige hasta diciembre”, afirmó José Salvador Stuppia.

Sin embargo, el secretario General del gremio dio cuenta que el acuerdo no representa una victoria en estos tiempos donde el peso esta devaluado ante el dólar: “Los trabajadores vivimos un momento económico muy violento y nada alcanza para las familias, pero creo que ha sido la mejor negociación porque este acuerdo llega hasta diciembre pero no se cierra la negociación. En enero se abre la cláusula de revisión para ver que los salarios no queden por debajo de la inflación”.

Si indagamos en el resto de las paritarias municipales de la provincia de Buenos Aires que se han ido cerrando desde principio de año, observamos que el caso más importante lo representa el distrito dirigido por Mario Secco, que ante una inflación que en ese momento estipulaba el 15 por ciento decidió dar el doble a sus estatales y en un solo pago.

En Pehuajó, donde gobierna el ultrakirchnerista Pablo Javier Zurro, las paritarias también superaron el 15 por ciento que desde el gobierno se quería imponer como meta en base a la expectativa inflacionaria. En este caso, los municipales obtuvieron algo más del 30, alcanzando en ciertos casos los 32,5 puntos porcentuales.

Otro caso, aunque más humilde pero que superó el mínimo impuesto desde gobernación y la Casa Rosada, fue el de La Matanza de Verónica Magario. En esta paritaria si bien no se alcanzó el 30 por ciento se intentó hacer un esfuerzo que rondó los 25 puntos porcentuales de suba en las categorías más baja y el 23 en las más altas en un pago como sucedió en las tierras de Secco.

Finalmente, los estatales de Olavarría que habían aceptado en su momento ese magro 18 por ciento se han repuesto y si bien el nuevo aumento, que lleva junto al anterior al 30 por ciento la suba anual, no es retroactivo permite emparejar con otras localidades las desigualdades que la inflación produce. Sin embargo, este año el salario municipal en todos los distritos bonaerenses perderá poder adquisitivo con un inflación que se calcula rondará en los 42 puntos a fin de año y un dólar que no se sabe a dónde irá a parar. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.