Domingo 09.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de septiembre de 2018 | Legislativas

En los estudios de REALPOLITIK.FM

Gustavo Traverso, sobre los jubilados: “Esto es un genocidio silencioso”

El senador por Unidad Ciudadana, Gustavo Traverso, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la situación de la salud y el presupuesto 2019. “Si la crisis del sector público se traslada al sector privado, al de la seguridad social, vamos a vivir un conflicto realmente grave”, aseguró.

HORACIO DELGUY

por:
Pablo Fernández

El senador por Unidad Ciudadana, Gustavo Traverso, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la situación de la salud y el presupuesto 2019. “Si la crisis del sector público se traslada al sector privado, al de la seguridad social, vamos a vivir un conflicto realmente grave”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- María Eugenia Vidal dijo que va a aumentar el presupuesto un 15 por ciento en el gasto social. ¿Cuál es su opinión? ¿Alcanza?

Vista la profundidad de la crisis no hay plata que alcance, en materia de inyectar, como alimentos o algún tipo de aporte en lo económico. Se ha destruido tanto el aparato productivo que es difícil recuperar desde el asistencialismo un nivel de no conflicto. Yo creo que Argentina es un pueblo que viene de 12 años de buen nivel de calidad de vida, donde la gente tenía trabajo, el que no tenía un empleo formal tenía changas y podía tener una vida razonablemente digna con un nivel de consumo razonable para lo que es un país periférico de América Latina. 

Esta gente ha destruido el aparato productivo de la Argentina y provocó una profunda crisis en materia laboral. Esto no se soluciona con fideos. Van a agarrar la comida y el plan y van a seguir peleando. A nadie le gusta ser ajustado, es una lógica de la humanidad, uno se resiste a vivir peor, y más cuando la memoria está tan fresca.

RP.- ¿Cómo ve la situación en cuanto a la salud?

En Argentina, la salud siempre estuvo derivada a las provincias, en función de eso había algunos desequilibrios, una cosa era el sistema de salud en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, otra en la provincia de Buenos Aires y otra en las provincias periféricas. Pero para eso había un ministerio nacional, para garantizar una base de políticas médicas públicas, el programa médico obligatorio, el plan de vacunación, entre otra serie de cuestiones que ponían un piso en materia de salud. Todo eso ha sido devastado y se le ha entregado a las provincias y municipios la responsabilidad de cubrir ese bache. Hay un desfinanciamiento constante de las políticas de salud, coronado a una decisión política institucional de pasarlo a secretaría. Entonces no sólo es mala la política y el desfinanciamiento, sino también el reflejo, en lo institucional, es pésimo.

De Ramón Carrillo a hoy teníamos que la salud era una política de estado y debía tener un ministerio, ahora directamente lo sacan. Es realmente preocupante y todavía no se ve la crisis del sector salud de la seguridad social. El sistema de salud en Argentina es mixto, está salud pública, vinculada al estado, y la seguridad social, que son las obras sociales, PAMI, prepagas, entre otras. Eso está entrando en crisis pero todavía no explotó, como sí lo hizo el sistema de salud pública. Si la crisis del sector público se traslada al sector privado, al de la seguridad social, vamos a vivir un conflicto realmente grave en materia de salud, vamos a retroceder a la década del 90.

RP.- Se está por caer el convenio de PAMI con los farmacéuticos. ¿Cómo cree que va a impactar con los jubilados? ¿Va a llevar a una movilización como la del año pasado, violenta, con conflictos con las fuerzas de seguridad, como fue la reforma previsional?

El convenio de PAMI medicamentos nace en la década del 90 donde son los laboratorios, los productores de medicamentos, los que administran la prestación. Por lo tanto, siempre se manejaron o por un modelo de prestaciones, o sea, si yo gasto 10 pesos te pago 10 pesos, después en un sistema capitado, que es que por cada persona, consuma o no medicamentos, se paga un valor, y últimamente en este gobierno pasó a ser una cartera fija, o sea, el PAMI, consuma o no, paga un dinero fijo todos los meses y con eso el sistema de administración se tiene que asegurar la prestación. Esa cartera fija no se mantuvo al nivel de la inflación o el aumento del precio del medicamento, entonces empezaron a eliminar cobertura.

Es una barbaridad, porque uno tiene la certeza de que nadie lleva un medicamento para guardarlo en la estantería de una casa, sino que lo consume, por lo tanto son menos tratamientos médicos que hacen los viejos. A eso agregale que los laboratorios, que administran el convenio, le denuncian el convenio a PAMI porque por la inflación, la devaluación, el medicamento aumento el 50 por ciento. No se pueden seguir manejando con la cartera fija, tienen dos posibilidades: Dar menos medicamentos o negociar otra cartera. Entonces lo que hacen es, después de mandar millones de cartas documentos y pedir reuniones, al no ser atendidos, les mandaron la recisión de convenio. Ahora esperemos que el agua no llegue al río y que de acá al 31 de octubre el PAMI, el estado o Macri entiendan esta situación y puedan resolver este problema sin ajustar por los que menos tienen. Porque entonces el ajuste va para el viejo, no para los laboratorios ni las farmacias, para el viejo.

RP.- Tuvo un cruce con Sánchez Zinny, en un contexto en el que tenemos entre 600 y 800 escuelas sin clases en la provincia, ¿qué le genera?

Me generó mucha bronca el nivel de hipocresía del mensaje de Sánchez Zinny a los maestros. Hablando de un maestro que en la práctica no existe, porque lo reconoce en un twit pero no en la práctica de la política pública. Es un cinismo terrible. Por eso hay que salir al cruce porque hablan de una Argentina irreal, yo sé que no le hablan a los docentes, le hablan a la comunidad. Mandan un twit poniendo al maestro en el centro de la escena del futuro, cuando en realidad no se lo reconoce en la práctica. Entonces salimos simplemente a expresarnos porque creo que aquellos que tenemos un nivel de responsabilidad tenemos que salir a decir lo que pasa. Me da mucha bronca este doble discurso, este nivel de cinismo. Lo mismo cuando Macri dice "veníamos bien y de golpe nos encontramos con una tormenta de frente", realmente, hay argentinos que todavía les siguen creyendo, pero en realidad lo que hay acá es una crisis auto infligida por las políticas públicas que viene teniendo este gobierno. Eso es cinismo o un acto de incapacidad política por no saber lo que está pasando. Porque hay que meterle que también son unos burros, unos cuadrados, que no entienden el mundo. A veces me cuesta creer que sean solamente hijos de puta, me parece que también hay un altísimo grado de improvisación y de falta de capacidad para conducir el estado. Se creyeron que el estado era lo mismo que una empresa y tomaron actitudes de empresario.

RP.- ¿Cómo imagina la discusión del presupuesto 2019?

Lo estamos viendo hoy. Hay una puja entre el gobierno nacional y los gobernadores para poder tratar de llegar al recinto con algo acordado. Es el presupuesto del ajuste, el que el FMI le exige al gobierno nacional para adelantarle los desembolsos que le hacen falta, por lo tanto está cargado de tensiones. Es una situación difícil porque lo que pretende el gobierno nacional es que gran parte del ajuste la hagan las provincias, y éstas están en su gran mayoría en una situación muy delicada en su equilibrio fiscal. Encima hace 9 meses atrás les hicieron firmar el pacto fiscal, donde tenían que reducir sus ingresos por la caída de los ingresos brutos. Aquellos gobernadores que entraron en la trampa del pacto fiscal, que fueron todos menos San Luis y La Pampa, hoy se encuentran en una situación de ambigüedad, porque se les cayeron los ingresos y a su vez le aumentan los gastos porque les trasladan problemas que son de la órbita nacional a cada provincia.

Los muchachos ya leyeron el juego con el tema del pacto fiscal, con un revolver en la cabeza, después de una elección que había ganado a nivel nacional Cambiemos, y aceptaron eso. Yo hoy lo que veo es que los gobernadores no sé si están más sólidos políticamente pero sí  lo que está más debilitado es el gobierno. Por lo tanto creo que hay un engaño, un juego político en el cual le corren el arco todos los días. En ese juego yo creo que el gobierno nacional tiene muchas dificultades para cerrar el acuerdo del presupuesto, por lo tanto lo que pase en la nación se va a ver trasladado a la provincia. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

presupuesto, PAMI, Gustavo Traverso, Gasto Social

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.