Miércoles 20.11.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de septiembre de 2018 | Pelota dividida

En los estudios de REALPOLITIK.FM

Bernard, duro contra Verón: “Se podría haber hecho el estadio de otra forma, sin endeudar al club”

El juez en lo criminal, Claudio Bernard, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) para hablar sobre el juicio de Carolina Píparo, la actualidad de la ciudad de La Plata y el club Estudiantes. “Sé que el que se besa la camiseta, si no le pagás tanto, no va a hacerlo”, aseguró.

HORACIO DELGUY

por:
Rosario Castagnet

El juez en lo criminal, Claudio Bernard, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) para hablar sobre el juicio de Carolina Píparo, la actualidad de la ciudad de La Plata y el club Estudiantes. “Sé que el que se besa la camiseta, si no le pagás tanto, no va a hacerlo”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Qué opina del juicio por el ataque a Carolina Píparo?

Ese juicio sirvió mucho porque no sólo creo que se hizo justicia sino que cambió el sistema bancario en cuanto a la protección. Todavía no está bien aceitado, porque en este país todavía tiene que pasar algo grave para hacer cambios. Eso es lo que tenemos los argentinos. Tendríamos que prevenir, que es lo más difícil en esta vida, adelantarse a los acontecimientos, pero ese juicio yo creo que sirvió para que pongamos en conocimiento a la población.

Yo ahora veo a mi mamá, cuando va a cobrar la jubilación, ir acompañada, sentirse respaldada, de que no pase en una caja y que todo el mundo la pueda observar cómo le pasó a Carolina. Es un hecho traumático que va a quedar en la memoria de una madre porque lo peor que te puede pasar en la vida es perder un hijo, hasta ni nombre tiene. Porque si vos perdés a tu padre sos un huérfano, en cambio, perder un hijo es tan grave que no tiene nombre.

Yo creo que hay que apartarse de lo mediático. Yo hice el juicio como cualquier otro, con la atención y el conocimiento de la causa pero como cualquier otro. Lamentablemente tuve que imponer seis perpetuas, que no es poco. Ahí se plantearon graves cuestiones jurídicas. Ahí se impuso la teoría de la coautoría funcional, en la cual cada uno de la banda desempeñaba distintos roles pero todos tenían un plan común. Entonces, sin la participación de uno no podía actuar el otro. Eso llevó a que tenga una misma coautoría el que la marcó en el banco como el que le disparó en el piso. Obviamente en el derecho fue criticado porque los defensores decían que es injusto que el que la marque en un banco tenga la misma pena que el que la ejecuta. Ahí pusimos con mis compañeros del tribunal el criterio de que existía un plan común y el que emprende una empresa delictiva con armas tiene que correr con los riesgos de llevar a cabo la sentencia. 

RP.- ¿Qué opina de la inseguridad en la ciudad?

Acá lo que hay es una falta de controles. No sólo en La Plata, sino en todos lados. Uno viaja y se siente desprotegido, va por la calle y ve a siete personas en doble o triple fila, no hay nadie que le ponga límite. Todos los que convivimos no podemos circular porque no tenemos la protección de nadie que diga “esto no se puede hacer”. Existen leyes, ordenanzas, el problema es el incumplimiento. 

La "viveza argentina" es una viveza mal llamada porque conspira contra los mismos argentinos, para nuestra convivencia. Uno va a otra sociedad y dice “qué bien estoy viviendo en esta ciudad”, porque se les facilita el vivir. Acá lo que nos hace no progresar es que todo es un problema, desde ir a un banco, con la desprotección, las largas colas, que nadie piensa en la persona que van a cobrar; las tarifas que son impagables, entre otros. Después uno se pregunta por qué tenemos una sociedad violenta. Es porque el estado no nos da esas herramientas para resolver esos problemas. 

RP.- ¿Qué opina del juicio por jurado? ¿Esto llevaría a una aceptación de la justicia a mano propia?

Lo que hay que preguntarse es: “¿Estamos capacitados como sociedad para juzgar a las personas?”. Yo creo que ha sido implementado en la provincia de Buenos Aires con buen criterio. Ahora bien, el tema es la sensibilidad, cuando el tema está tan mediatizado, cuando los medios de comunicación influyen tanto sobre la gente y ésta además siente una inseguridad que existe en el país. Uno va a un juicio por jurado y este tema es muy sensible. 

Hoy en día además es muy difícil determinar quiénes son los buenos y quiénes los malos. Por ejemplo, el que va a una carnicería a robar 5 mil mangos, obviamente que al dueño del local le cuesta conseguir esa plata y nadie quiere que le roben; ahora, ¿hay derecho a la justicia privada?. O sea, perseguirlo una vez cesado el peligro inminente, atropellarlo y matarlo. Esa es la pregunta: ¿Hasta cuándo como sociedad podemos volver a la venganza privada?. Lo cual implica un gran problema. Lo que pasa es que la sociedad se siente desprotegida, está cansada y por eso reacciona así. 

Esto va a sentar un precedente. Va a sentar que a muchos “justicieros” les convenga un juicio por jurado que uno técnico por jueces. La justicia por mano propia nunca es buena, ahora tampoco es bueno que el estado no proteja a los comerciantes, a los trabajadores, a la policía misma. Está todo mal, las instituciones. Estamos en una crisis en la cual se han perdido muchos valores y entonces no tenemos la luz que marque las directivas para abajo, perdimos el rumbo. Vamos apagando incendios, somos bomberos en esta sociedad. No tenemos una directriz que diga qué es lo correcto.

RP.- ¿Te gustaría ser presidente de Estudiantes?

Es un desafío. A mí Estudiantes me ha dado tantas satisfacciones en mi vida que yo le tengo una gratitud eterna. Lo que sí no le firmo cheques en blanco a nadie. Porque cuando no me gustaron muchas cosas, un amigo me decía “para ser parte de una directiva o tenés que estar loco o vas a hacer negocios”, entonces me quedé pensando: “loco no quiero ser, hacer negocios no me gusta”, entonces me tenía que ir del club porque veía cosas de las que no estaba de acuerdo. Esto a pesar de que yo creo que Estudiantes ha levantado muchísimo, está posicionado en un lugar importante dentro del fútbol argentino, pero era la hora de tomar el despegue definitivo y no lo pudimos hacer. Nos quedamos los que emprendimos la primera campaña con Verón, no cumplimentamos todo lo que habíamos propuesto, entonces cuando uno se frustra y no tiene negocios, al estar tan involucrado, genera un resentimiento de volverse menos hincha. Eso no me gustó, ahora veo el fútbol distinto porque sé que todo es negocio, todo es plata. Sé que el que se besa la camiseta, si no le pagás tanto, no va a hacerlo. No es mi estilo, ir a hacerme mala sangre en el club que amo y soy hincha, no me sirve. 

Ir a un lugar sólo para asentir, ver los fracasos constantes en los mercados de compras, ver cómo se malgasta la plata y después tener que ir a pedir un préstamo en dólares, hoy viendo que el dólar roza los 41 y vamos a estar muy endeudados, cuando se podría haber hecho el estadio de otra forma, sin endeudar al club... Entonces vos decís: ¿Por qué estoy integrando un grupo en el cual no estoy de acuerdo en un montón de cosas?. Te llevás el idealismo y lo perdés. Ahora tendría más recelo porque conocí verdaderamente adentro de Estudiantes y vos decís: “Están vendiendo una cosa que no van a poder hacer nunca”.

RP.- ¿Por qué cree que Sebastián Verón, teniendo la plata como para poder hacer el estadio, no la pone? ¿Qué opina sobre los jugadores que cobran como cuando fueron campeones de América y cuando vuelven pretender tener el mismo sueldo?

Yo lo dije cuando me fui, estaba en un club de amigos. Porque traen a jugadores que no están ya al mismo nivel que antes, pero ellos cobran en dólares y con esa plata podríamos haber avanzado mucho más en la cancha. Vos en la vida tenés que tener objetivos. Si es terminar el estadio, vamos a dedicarnos a hacer eso, si total con estos jugadores amigos que cobran muchísimos dólares no vamos a ser campeones, algo tenés que sacrificar en la vida. En cuanto a lo de Verón, es plata privada y me parece bien que no la invierta porque es su dinero y él hace lo que quiere con eso. Es una cuestión de él, en eso no entro en juzgamientos porque cada uno con su plata hace lo que quiere. 

Yo con Juan Ramón tengo una amistad de veinte años, es mi amigo, uno de los pocos que tengo en el club. Los amigos están en las buenas y en las malas, yo estoy siempre porque lo considero una persona muy humilde y fue mi ídolo. Lo vi jugar, fue campeón y es tan humilde que nunca dice que es Verón y nunca expresa esa superioridad que tiene en la ciudad. Lamentablemente tuve un problema dirigencial, en el cual el presidente era su hijo. Dije lo que pensaba, pero eso no generó ningún roce con el padre. Yo entré a la comisión y tuve chisporroteos con varios miembros, inclusive con su hijo, con el cual no estoy de acuerdo en un montón de cosas, pero por suerte es tan inteligente que entiende que la distancia que puedo tener con su Juan Sebastián es por enfoques futbolísticos solamente. Tomó rumbos que yo no comparto. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

*La entrevista se realizó en el marco del programa La Resistencia que se transmite los viernes de 16.00 a 17.00 por RADIO REALPOLITIK.

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
18 Sep | 12:24
Emiliano | [email protected]
Rosario, si queres hacer periodismo serio llamalo a veron y hacele las mismas preguntas que le hiciste al rencoroso de bernard, que lo único que hace es hablar mal de todo el mundo en cuanto micrófono le pongan adelante.. dale enserio, jugatela ahora que salís con el dueño del portal!
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.