Miércoles 18.09.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de septiembre de 2018 | Pelota dividida

La crisis golpeó duro al equipo de Núñez

Tras fracasar con el main sponsor, River apostó y erró con las ediciones limitadas de su camiseta

Esta semana fue lanzada la segunda edición, con un color violeta que no convenció a los hinchas millonarios, ya que no respeta los colores de la institución, pero las criticas se centraron en el valor de ésta, unos 3 mil pesos, lo que la hace prohibitiva para la mayoría de los simpatizantes.

Son muchos los equipos que actualmente están en números rojos. Ni el adelanto de fondos de la televisión, ni el aumento de la cuota social, ni los magros premios que la Asociación del Fútbol Argentino otorga por avanzar en las competiciones alcanzan para paliar la crisis. A excepción de los cinco grandes, los equipos de nuestro fútbol tienen planteles muy deslucidos, con pocas figuras y con muchos integrantes juveniles.

Teniendo en cuenta que a raíz de la crisis que el país atraviesa hace más de un año muchos socios han dejado de pagar la cuota social, las ventas en indumentaria han bajado notablemente, la concurrencia a los estadios está muy por debajo del punto de equilibrio (hoy el 90% de los partidos generan perdidas económicas para los equipos) y las marcas no vuelcan sumas considerables, el problema se torna tanto económico como financiero.

El caso de River Plate es uno de los casos más llamativos, ya que por primera vez luego de décadas de tener sponsors de renombre, no luce una marca en el pecho. Según explicó el propio Rodolfo D’Onofrio, “el pecho de la camiseta de River Plate tiene un precio, y si el mercado no está dispuesto a pagarlo, el mismo quedará vacante a la espera de la oportunidad”. Esto es una forma de prestigiar la camiseta y no “bajarse el precio”, ya que hay muchas marcas que promocionarse en ese sitio, en uno de los dos clubes más grandes de Argentina, aunque según trascendió la suma que pretenden los de Núñez es superior a los 8 millones de dólares anuales.

La realidad es que ninguna marca nacional puede hacerle frente a semejante inversión, y son pocas las marcas internacionales que ven con buenos ojos hacer una inversión de semejante monto en el país para lo que se denomina “Branding”, por lo que el equipo de la franja tuvo que buscar diferentes alternativas para compensar ese déficit que le genera no tener un main sponsor.

La estrategia que eligieron es la de sacar cuatro ediciones limitadas de su camiseta, que tendrá cuatro diseños diferentes (uno por trimestre) y contará con una tirada quinientos mil ejemplares cada una.

Esta semana fue lanzada la segunda edición, con un color violeta que no convenció a los hinchas millonarios, ya que no respeta los colores de la institución, pero las criticas se centraron en el valor de ésta, unos 3 mil pesos, lo que la hace prohibitiva para la mayoría de los simpatizantes.

A priori, y teniendo en cuenta que de la tirada de la primera camiseta aún no se ha llegado al número de ventas esperado, ya podríamos estar hablando de que el plan ha fracasado y que falló la estrategia de las autoridades, que paralelamente al discurso romántico de la pulcritud que transmite la camiseta sin publicidad en el pecho -aunque sí tiene la publicidad de una empresa china en las mangas-, se siguen realizando gestiones con empresas multinacionales para concretar el sponsoreo 2019. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.