Jueves 02.04.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de septiembre de 2018 | Provincia

Exclusivo REALPOLITIK

2 de abril: Así la SIDE informaba a CFK y a Scioli sobre el “manoseo” en el número de víctimas

Aún no había terminado de escurrir el agua y el poder político comenzaba a tapar sus errores y omisiones. Mientras el gobernador Scioli admitía que el listado presentado con 51 muertos “podía aumentar por las características de la tragedia y las condiciones geográficas”, el fiscal Condomí Alcorta afirmaba que “no le consta que haya más víctimas”.

Aún no había terminado de escurrir el agua y el poder político comenzaba a tapar sus errores y omisiones. Mientras el gobernador Daniel Scioli admitía que el listado presentado con 51 muertos “podía aumentar por las características de la tragedia y las condiciones geográficas”, el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta afirmaba que “no le consta que haya más víctimas. Solo falta entregar un cuerpo y no hay nn entre los muertos”.

Mientras estas declaraciones se lanzaban desordenadamente sobre una sociedad completamente convulsionada, aún en shock por lo que acababa de presenciar, el Servicio de Inteligencia trabajaba a destajo, elevando informes detallados de todo lo que ocurría a la presidente Cristina Fernández de Kirchner y al gobernador Daniel Scioli.

El gobernador cerró rápidamente el comité de crisis, que estaba a cargo del ministro Ricardo Casal y del propio Sergio Berni, y se abocó a las tareas de reconstrucción a través de una unidad ejecutora, tratando de dar por cerrado el tema “cadáveres”. Para ese entonces, el juez en lo contencioso administrativo Luis Arias ya había presentado las pruebas de la causa N°27.014, en las que afirmaba que Juan Carlos García, no incluido en el listado oficial, había muerto de forma traumática como consecuencia del temporal del 2 de abril.

El mismo Servicio de Inteligencia, en uno de los informes que copiamos a continuación, le comunicó a la presidente Cristina Fernández de Kirchner que el 9 de abril se había encontrado un cuerpo que pertenecería a Nilda Godoy, desaparecida en el temporal del 2 de abril, en un descampado en Los Hornos, con lo que las víctimas ya ascendían a 53.

Para este entonces, el juez Árias había comenzado su batalla contra el fiscal Condomí Alcorta y el juez de garantías Guillermo Atencio, ambos de turno durante el 2 de abril, quienes le exigían constantemente que se aparte del caso y le entregue las actuaciones que haya desarrollado al fiscal. Árias no aceptó esto, sino que elevó las actuaciones abiertas a la Suprema Corte, para que ésta dirima quién debe realizar la investigación. Esto fue demostrado en vano, dado que aun cuando la entidad resolviera que el fuero contencioso administrativo debía actuar, no era el juez Árias a quien le correspondía tomar el caso, sino que debía llevarse a cabo un sorteo.

Mientras todo esto sucedía, Inteligencia le informaban a CFK que la abogada María Laura Godoy, empleada de la dirección de delegaciones del Registro de las Personas, se presentó en los tribunales de La Plata para radicar una denuncia sobre irregularidades en la confección de certificados de defunción emitidos tras el temporal del 2 de abril.

En su denuncia, Godoy afirma haber escuchado una conversación telefónica en donde una funcionaria provincial afirmaba que las defunciones traumáticas de las víctimas del temporal se iban a inscribir sin la intervención judicial previa, a raíz de que una empleada de la morgue plateaba que tenían sesenta muertos en ese lugar y que necesitaban la urgente inhumación de los mismos dado que estaba colapsado.

El 8 de abril, la Secretaría de Inteligencia afirmaba a la presidente que “distintas fuentes advierten sobre discrepancias existentes entre los fallecidos y desaparecidos que brinda el gobierno bonaerense”. Allí especifica que la morgue del cementerio local, con capacidad para ciento cincuenta cuerpos, se encontraba colmada con aproximadamente doscientos cadáveres, como así también la morgue del hospital de Niños “Sor María Ludovica”, en la que de forma excepcional se ubicaron cuarenta cuerpos de adultos, dado que las morgues del hospital San Martín y el Rossi también estaban atiborradas.

Otro contingente, indica el mismo informe, trasladó cuerpos a la morgue de Lomas de Zamora. Solo en el hospital Español de La Plata, las autoridades admitieron que como producto de la inundación de la cámara del grupo electrógeno, el establecimiento se quedó sin luz y fallecieron cuatro mayores que estaban entubados y asistidos en terapia intensiva y otros cuatro en neonatología. Ninguno de ellos incluido en la lista oficial.

En el mismo documento, el Servicio de Inteligencia recabó información sobre los desbordes junto a los arroyos, en donde se constató que varios vecinos aseguraron desconocer el final de varias familias, dado que el agua arrasó con viviendas enteras de chapa y madera.

Mientras todo esto ocurría, la SIDE recibía un informe de los buzos de policía que indicaba que estaban “rotando los horarios en forma continua por la cantidad de rescates de cuerpos en el arroyo que atraviesa Villa Elvira, que superarían los cuarenta cadáveres”.

Entre los mensajes que llegaron a Inteligencia y que fueron transcriptos para la presidente Fernández de Kirchner se encuentran los siguientes:

“En la morgue hay más de 200 muertos, y solo se conocen para la prensa 49. La lista de 51 la hice yo, si vamos a sumar todo hay una banda. Pero lo que pasa es que no conviene que salgan. Sumale los que murieron en el Español, los ahogados bajo la lluvia en otros centros. O sea, se hizo todo como el ojete, mal digitado y organizado” (Fuente transcribe mensaje recibido).

“Falleció ahogado el padre de un amigo de Natalia y no figura en las listas, en el diario una mina dice que el vecino de enfrente cruzó a salvarla y lo arrastró la corriente, apareció muerto al otro día y no figura. Da el nombre y el apellido” (Fuente propia).

“Solo en mi zona de Villa Elvira y Villa Progreso hay más de cincuenta muertos. Están escondiendo los números. El propio comisario me dijo que son más de 200” (Padre Daniel Quintar, de Villa Elvira).

De este modo, la Secretaría de Inteligencia de la Nación fue informando tanto al poder ejecutivo nacional como al bonaerense, en tiempo real, de lo que estaba ocurriendo en la ciudad de La Plata en la que, acorde a los informes presentados, se habría llevado adelante uno de los encubrimientos más grandes de los últimos tiempos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.