Lunes 21.01.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de septiembre de 2018 | Berisso

Impunidad

El sobrino y el hermano de Nedela desfiguraron a golpes a una persona discapacitada

Hace tan solo unas horas, Sasha Nedela, sobrino del intendente de Berisso Jorge Nedela, luego de una discusión telefónica con Catalina Sosa Penoro, su ex pareja con la que tienen una pequeña criatura, decidió irrumpir en la casa de su ex suegra a las patadas. Para ello, contó con la ayuda de su padre y hermano del mandamás comunal, Nando Nedela.

Hace tan solo unas horas, Sasha Nedela, sobrino del intendente de Berisso Jorge Nedela, luego de una discusión telefónica con Catalina Sosa Penoro, su ex pareja con la que tienen una pequeña criatura, decidió irrumpir en la casa de su ex suegra a las patadas. Para ello, contó con la ayuda de su padre y hermano del mandamás comunal, Nando Nedela.

“Ambos son muy peligrosos y tienen serios problemas de adicción. Han hecho desmanes en todos lados, golpearon gente, andan en autos con papeles irregulares y se manejan con total impunidad, porque el intendente Nedela, a quien vemos rezar compungidamente en las iglesias, luego exige protección para sus parientes”, explica una de las implicadas en la causa.

Al llegar al domicilio de la calle 4 entre 159 y 160, tanto Sasha como Nando rompieron la puerta a patadas y atacaron al hijo de Rosana Penoro, la dueña de casa, y a su marido Fernando Sosa, que tiene 76 por ciento de discapacidad y se encuentra anticoagulado con serios problemas en caso de pérdidas de sangre.

A pesar de que las víctimas llamaron al 911 y la policía llegó en tiempo y forma, los agentes decidieron no actuar ante el evidente temor por las posibles represalias del intendente y de Leandro Nedela, quien también habría exigido impunidad para los menos presentables de la familia.

“No es la primera vez que pasa algo similar. Sasha tiene varias denuncias por lesiones y agresiones hacia mi hija. Ella lo dejó, siguió adelante, y él no puede soportarlo. Tiene muchos problemas, igual que Nando, su papá, que no puede controlar su adicción”, aseguró Rosana.

Una vez dentro de la casa, tomaron a golpes a Fernando, a quien le propiciaron profundos cortes en la cabeza. Una vez que cayó al piso, continuaron pegándole hasta dejarlo semi inconsciente, estado en el que tuvo que ser llevado al hospital.

Solo entonces, cuando la situación había derivado en un herido de gravedad, la policía se dignó a actuar y a calmar las aguas. Horas después, Sosa radicaba una denuncia en la UFI N°1 de la fiscal Medina, quien ordenó apostar una custodia policial desde las 20.00 hasta las 8.00 de la mañana durante cuatro días y tres rondines diarios de la policía.

Por estas horas, la comunidad entera reclama respuestas de parte del intendente de Cambiemos, quien hasta ahora ha brillado por su ausencia, una muestra más de una gestión que parece más preocupada en tapar los trapitos sucios familiares que en el porvenir de Berisso. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.