Domingo 20.09.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de septiembre de 2018 | Nacionales

Filosofía barata y zapatos Gucci

La decadencia de la puesta en escena de la política make up de Cambiemos

Luego de la renuncia de Luis Caputo al BCRA, tres meses después de asumir, con suba del dólar incluida, Mauricio Macri volvió a la realidad argenta de paro general y aumento de la pobreza post bailecito en Nueva York junto a su nueva enamorada, Christine Lagarde.

En un show duranbarbista que como nos tiene acostumbrados priorizó lo mediático, esta semana transcurrió transformándose de a poco en la más difícil desde que el gobierno es gobierno.

Con el cuarto paro general en marcha y una CGT que tímidamente empieza a hacerle frente a la gestión de Cambiemos, Mauricio Macri se evadió de la situación del país y viajó a Nueva York donde fue citado a recibir un premio por "su dedicación incansable y desinteresada con su país" que le otorgó el think tank Atlantic Council en una farsa digna de ficción. Sin enrojecer ni una de sus mejillas, el presidente asistió a la premiación que pareció un paso de comedia ante su argumento, pensando los largos días de vacaciones que se ha tomado el máximo mandatario argentino.

El incansable líder del ejecutivo nacional tuvo 277 ausencias en votaciones en la Cámara baja cuando fue diputado; y en sus ocho años de jefe de Gobierno, llegó a 261 días sin ir a trabajar, a estos datos se le suman las vacaciones durante su presidencia que ascienden a más de 90 jornadas. Pero a pesar de esto, Macri con sonrisa y baile aceptó el galardón en un all inclusive del ridículo.

Mientras tanto, en Argentina se amalgamaba una noticia que si bien deseaba ser retrasada por el propio presidente cayó en el momento menos propicio ya que el país estaba de paro. Es que Luis Caputo, hoy ex presidente del Banco Central, decidía aumentar el índice de desocupación en clara correspondencia con los deseos del Fondo Monetario Internacional. En ese marco, Macri pedía un enamoramiento con la propia titular del mencionado organismo y probable participe del alejamiento del funcionario del BCRA, miss Lagarde.

El circo montado no bastaba porque el presidente necesitaba aun seguir actuando bajo el guión que el FMI había preparado y, en ese sentido, desde la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contó de su preocupación por la situación de los derechos humanos en Venezuela. “La Argentina llevará a la corte penal internacional los crímenes de lesa humanidad de la dictadura venezolana”, expresó un Macri que reclamó en su siguiente frase por la soberanía de Malvinas en un acto de incoherencia instantáneo.

Sin escatimar papelones, a su vuelta de Estados Unidos el titular del ejecutivo nacional no tuvo mejor idea que ir en un helicóptero a buscar a su hija menor a la escuela cual capítulo de Ricky Ricon. En ese marco, el ajuste ya no merece análisis y más con las novedades que un INDEC pulcro y sin sospecha alguna mostró con un aumento en la pobreza e indigencia de un país que no para de recibir cachetazos.

La dura noticia fue dada por el incansable presidente que como es costumbre atribuyó esto a las turbulencia producto de factores externos que el país vive. En este sentido, el mandatario que pidió ser juzgado por la reducción de la pobreza durante su gobierno anunció el aumento semestral de este parámetro que pasó de ser de 25,7 a 27,3 por ciento -es decir, más de 11 millones de pobres- y seguirá subiendo según los pronósticos de la UCA para este segundo semestre del 2018 que no avizora ni un solo halo de luz al final de un túnel que hace cada vez más largo.

Ante este panorama, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció junto a miss Lagarde la ampliación del crédito del FMI con bombos y platillos, dando la noticia del mayor endeudamiento que el país haya realizado con una cifra que supera los 57 mil millones de dólares y con la posibilidad de anticipar ciertos desembolsos a cambio de volverse el propio funcionario una marioneta del organismo internacional.

En ese marco, el presidente entrante al BCRA y ex funcionario sciolista en la provincia, Guido Sandleris, propuso una franja de flotación para el dólar de 34 a 44 en donde habrá una suerte de laissez faire. Lo cierto es que la noticia no tranquilizó a los mercados que parecen degustar una tormenta perfecta haciendo que el dólar haya cerrado el viernes alcanzando los 42 pesos.

Así, el maquillaje que supo mantener el gobierno de Cambiemos en sus dos primeros años empieza a correrse producto de la lluvia de una tormenta que encontró a muchos funcionarios en la intemperie de un discurso que se cayó por sus propios hechos, dichos y actitudes que no paran de demostrar su incapacidad para hacer política. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.