Domingo 02.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de octubre de 2018 | Judiciales

In fraganti

Camarista que habilitó las prisiones preventivas en el entorno de CFK se reunió con un operador de Macri

El lobby se desarrolló a plena luz del día en el bar Biblos de Recoleta. Si bien solo ellos saben de qué hablaban concretamente al momento de la captura fotográfica, el abanico de temas es por demás previsible.

El camarista Federal Martín Irurzun dio un paso al frente en el ámbito de la Justicia argentina tras brindar una reinterpretación de la norma que habilita a los jueces a dictar preventivas exprés. La "doctrina Irurzun" la estrenó el juez Claudio Bonadío en octubre de 2017 con la preventiva al ex ministro de Planificación del kirchnerismo Julio De Vido en el marco de una causa por irregularidades en la compra de buques de gas natural licuado.

Hasta ese entonces regía en el derecho penal que, si no existen "riesgos procesales" de fuga o entorpecimiento de la investigación, el imputado tiene derecho a esperar la condena en libertad. Pero fue el camarista Irurzun quien le dio el giro necesario para que varios funcionarios de la era kirchnerista esperaran sentencia en el calabozo. Para esto, el camarista que hace una semana se lo vio tomando un café con uno de los operadores de Mauricio Macri, puso el foco en los “lazos” que el funcionario en cuestión pudo haber tendido para, a través de ellos, manipular el proceso. A saber, esto decía: "A la hora de examinar la presencia de riesgos procesales no corresponde limitar el análisis al arraigo o la manera en que los involucrados se comportan formalmente en el proceso penal, sino que resulta especialmente relevante determinar si existen datos reales, concretos y objetivos que permitan razonablemente presumir que los lazos funcionales tejidos al amparo del acuerdo criminal se encuentran aún vigentes y pueden estar siendo utilizados en perjuicio de la investigación penal”.

Esta nueva lectura de la norma, habilitó que ex funcionarios de Cristina Kirchner fueran apresados en cinematográficas exposiciones mediáticas. tal es el caso del ex vicepresidente, Amado Boudou, el ex jefe de Legal y Técnica, Carlos Zaninni, y el ex canciller Héctor Timerman, a quien Bonadío finalmente debió otorgarle el arresto domiciliario dado el deterioro de su salud que hizo mella incluso en los medios internacionales. Hasta la propia ex jefa de estado y actual senadora de la Nación, Cristina Kirchner, puede terminar presa a la espera de una sentencia si el juez lo decide y el Congreso lo habilita, gracias a esta doctrina.

La doctrina se convirtió así en una de las herramientas del macrismo, ya que, pese a la independencia de poderes, casualmente cada vez que un hecho de corrupción salpica al oficialismo, como ocurrió con la causa de los aportantes truchos a Cambiemos, o la crisis económica se agrava, se anuncia una nueva detención. Con cada detención de un ex funcionario, se inicia un despliegue mediático que cubre por días las primeras planas de los diarios y las horas de televisión soslayando la devaluación de la moneda o la profundización de la recesión. 

Por eso, es al menos llamativo que se dé este encuentro casual con uno de los amigos del presidente Mauricio Macri. Además de la afinidad personal, Fabián Rodríguez Simón, es uno de los lobbistas judiciales más destacados del macrismo, pese a que no es muy conocido para la opinión pública. Fue el abogado de Macri en causas vinculadas a los Panamá Papers. También es diputado por Cambiemos en el Parlasur y el mentor de la idea de nombrar jueces por decreto que finalmente debió retrotraerse a principios de 2016. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Martín Irurzun, Fabián Rodríguez Simón

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!