Miércoles 12.12.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de octubre de 2018 | Municipales

Prohibido olvidar

De Vido, Espinoza y el padre de Magario, socios en la mayor estafa a los matanceros

En 2010 el entonces intendente de La Matanza anunció la instalación de una revolucionaria planta de tratamiento de residuos, el CARE, que iba a terminar con la contaminación de la ciudad. Solo instalaron un galpón que le costó al ministerio de Planificación de la Nación unos 600 millones de pesos.

Fernando Espinoza fue durante diez años el jefe comunal de uno de los distritos más populosos y vulnerables de la provincia de Buenos Aires. Entre 2005 y 2015 ejerció el cargo al frente de un municipio con más de 2 millones de habitantes y que en la actualidad concentra el 30,3 por ciento de la pobreza según el INDEC.

Además de la falencia estructural de empleo genuino y asistencia sanitaria, la contaminación fue siempre uno de los factores de riesgo más importante para los matanceros. Por eso tras cinco años de gobierno, Espinoza anunció la construcción de una planta de tratamiento de residuos modelo para la región. El proyecto, anunciado con bombos y platillos, llevaba el nombre Centro Ambiental de Reconversión Energética (CARE) y algunos dicen que fue robado a una ecologista española.

El CARE se transformó en una Sociedad Anónima con participación estatal mayoritaria, por lo que Espinoza se garantizó la posibilidad de manejar la cuantiosa caja conjuntamente con el presidente de la empresa: Raúl José Melchor Magario, ex referente del Movimiento Guerrillero Montonero y padre de la actual intendenta de la Matanza y presidenta de la FAM, Verónica Magario.

La sociedad fue habilitada mediante la ordenanza 20412 de 2010 y financiada por el ministerio de Planificación de la Nación, a cargo de Julio De Vido, quien permanece detenido hace un año en el marco de una serie de causas vinculadas a hechos de corrupción durante su desempeño al frente de la cartera.

De Vido, giró en aquel momento unos 600 millones de pesos, destinados a la construcción del CARE que, según el proyecto, debería haberse terminado en 2012. Solo se construyó un galpón sobre la ruta 1001 a unos 3 kilómetros del CEAMSE y se mostraron por televisión unos seis conteiners, que en teoría contenían la costosa maquinaria que iba a resolver el problema de la basura. Luego todo quedó en la nada y la sociedad anónima terminó siendo una pantomima para disfrazar el desvío de los fondos.

Así quedó demostrado en la documentación a la que tuvo acceso REALPOLITIK y que da cuenta que, por ejemplo, en el año 2015 la empresa declaró “facturación cero”. En cuanto al galpón construido sobre la ruta 1001 de González Catán, y lo único tangible del proyecto CARE, demandó apenas unos 12 millones de pesos. Del resto no se sabe nada y nadie dio explicaciones al momento de los 590 millones restantes.  (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
11 Oct | 02:18
SUSANA ALICIA | [email protected]
NOS VAMOS ENTERANDO DÍA TRAS DÍA ,DEL ESPECTÁCULO DANTESCO Y BOCHORNOSO QUE NOS HAN MOSTRADO LAS AUTORIDADES DEL GOBIERNO DE LOS K...Y AHORA SE RAJAN LAS VESTIDURAS DE QUE HAN SIDO Y SON LOS MEJORES...SÍ Y LO SON..SON LOS MEJORES DELINCUENTES DE LA HISTORIA ARGENTINA!!!Y PIENSAN EN " VOLVER "
11 Oct | 01:47
Gustavo | [email protected]
Delincuentes , espero verlos en cana y que terminemos con esta lacra
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.