Sábado 23.03.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de noviembre de 2018 | Campo

Posible escenario de protestas

Presupuesto bonaerense 2019: ¿Se viene la rebelión fiscal del campo?

“Es un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”. La frase pertenece a Winston Churchill, el célebre primer ministro inglés, al ser consultado sobre la postura de Rusia a poco de empezar la segunda guerra mundial. La cita del británico se puede trasladar a nuestros días, más precisamente al hermetismo que existe en torno al presupuesto.

La gobernadora María Eugenia Vidal aún tiene guardado bajo siete llaves el borrador de esta iniciativa, a la espera que el presupuesto nacional, que ya cuenta con media sanción, sea tratado en el Senado. En el sector agropecuario, y con el recuerdo del presupuesto 2018 que castigó duramente al campo, los productores de Buenos Aires están con todas las luces de alarma encendidas.

Hacia finales de octubre del año pasado, la discusión por los fondos que se asignarían a la provincia para 2018 incluyó una suba del impuesto Inmobiliario Rural del 50 por ciento. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, celoso custodio de las arcas fiscales, no cedió un milímetro ante los reiterados reclamos del ruralismo, encabezado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).

En vano, intentaron dialogar y razonar con las autoridades provinciales, buscaron interlocutores para explicar su postura, pero se impuso la voracidad fiscal y el incremento se aprobó. Como efecto colateral, varios municipios bonaerenses aumentaron la tasa Vial Municipal, en porcentajes cercanos al 50 por ciento. Esta situación generó fuertes reacciones, que en Bolívar por ejemplo culminó en una jornada caliente en el Concejo Deliberante, con productores que irrumpieron en una sesión de los ediles y frenaron esta suba.

Pero mientras en octubre del año pasado el agro de Buenos Aires sabía a qué se enfrentaba, empieza el mes de noviembre y no hay certezas, solo rumores. Desde las entidades gremiales que representan al campo el desconcierto es total y esperan resignados otro incremento en materia impositiva, que significará un nuevo golpe.

“Nadie sabe nada, tienen escondido el proyecto”, comentó un dirigente bonaerense en estricto off. Los jefes comunales de distintas localidades comentan por lo bajo que subirán las tasas de Redes Viales en porcentajes que podrían llegar al 50 por ciento. La estrategia de la gobernación bonaerense parece indicar que una vez presentado su borrador de presupuesto para el próximo año, se aprobará a velocidad récord. Con esta estrategia, buscan anular cualquier posibilidad de reclamos al sector agropecuario.

El 2018 no fue un año fácil para el campo, que además de los daños causados por el clima sufrió una fuerte devaluación, una presión impositiva asfixiante -con el retorno de las retenciones incluido- y una disparada de aquellos costos de producción que se encuentran atados al dólar.

Ante esta situación, cobra fuerza la idea de una rebelión fiscal en la provincia de Buenos Aires. Más allá de un posible escenario de protestas en las rutas, consideran seriamente dejar de pagar impuestos. De confirmarse esta situación, se generaría una avalancha de juicios tanto en la esfera provincial como en el ámbito de los municipios.

El estado, en todas sus esferas y en un contexto de fuerte ajuste fiscal, se apropia cada vez de la renta generada por el sector agropecuario. En el caso de la provincia de Buenos Aires, un avance en esta dirección podría representar un enorme costo político para Vidal, en las vísperas de un año en donde buscará revalidar sus pergaminos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.