Jueves 28.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de noviembre de 2018 | Municipales

Con un relleno sanitario

Funcionario de la municipalidad de Pilar hace negocios por intermedio de una empresa familiar

Se trata del secretario de Servicios Públicos, quien está involucrado en un manejo irregular junto a su madre y su hermano. Otro escándalo de la gestión del macrista Nicolás Ducoté.

Es casi una fija. El distrito conducido por el intendente de Cambiemos Nicolás Ducoté siempre ha estado en el ojo de la tormenta por varios manejos irregulares. En el último tiempo, una maniobra realizada por un integrante de su gabinete desnudó un entramado de negocios para beneficios propios y de sus familiares.

Se trata del funcionario de la secretaría de Servicios Públicos de Pilar, Ricardo Elliot, quien ha puesto en marcha una estrategia que vincula a una empresa de la cual es vicepresidente y que es propiedad de su madre y su hermano. Entre los tres, pretenden realizar una tosquera con fines comerciales para su posterior uso como descarga de residuos urbanos.

En julio de 2017 hubo algunos cambios en el directorio de la sociedad que apuntaron a agilizar los trámites y es así que Viviana Guadalupe Pérez quedó como la titular, y su hermano Bautista Martin Elliot como director suplente. Mientras tanto, en julio de este año, la empresa cambió de nombre y pasó a llamarse “Emprendimientos H. Ricardo Elliot SA”.

Lo extraño es que esta empresa, que en principios estaba inscripta en la Administración Federal de Ingresos Públicos como una compañía de servicios de transporte automotor de mercadería a granel, no registra ningún empleado y tiene un domicilio fiscal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con los cambios que se efectivizaron hace unos meses, su actividad principal pasó a ser movimiento de suelos y preparación de terrenos para obras, lo que no es más que una estrategia en la conformación de esta sociedad que tiene como único fin realizar esta actividad en un campo de su propiedad donde actualmente se encuentra una cava preexistente y un tiempo atrás funcionó una tosquera clandestina.

Sigilosamente, el clan Elliot fue realizando distintas maniobras, entre ellas la inscripción como productor minero de la provincia de Buenos Aires bajo el número 435 beneficio que, dicho sea de paso, no se puede obtener sin el aval de la municipalidad. Sin embargo, lo que se olvidaron a la hora de armar esta red es que existe una ordenanza que prohíbe la explotación comercial del suelo en el distrito.

Por tal motivo, y para no perder el negocio que tenía entre manos la familia del secretario de Servicios Públicos de Pilar, en julio de este año, ampliaron el objeto de la compañía y cambiaron la actividad. De esta forma, la intención que persiguen Elliot, su madre y su hermano, sería la instalación de un relleno sanitario similar al estilo CEAMSE. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!