Lunes 30.01.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de noviembre de 2018 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

La madre de Wanda Taddei: “Presentía que Eduardo era violento, hacía chistes negros con Cromañón”

Beatriz Regal dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre el asesinato de su hija en manos de Eduardo Vázquez, el ex baterista de Callejeros. “En la masacre en Cromañón, salió corriendo y se enteró de los muertos al otro día porque estaba jugando a la PlayStation”, aseguró sobre el músico la madre de Wanda Taddei.

HORACIO DELGUY

por:
Rosario Castagnet

Beatriz Regal dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre el asesinato de su hija en manos de Eduardo Vázquez, el ex baterista de Callejeros. “En la masacre en Cromañón, salió corriendo y se enteró de los muertos al otro día porque estaba jugando a la PlayStation”, aseguró sobre el músico la madre de Wanda Taddei.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Quién fue Wanda y qué fue lo que terminó sucediendo?

Yo soy la mamá de Wanda Taddei, asesinada por Eduardo Vázquez, el 10 de febrero del 2010. Fue uno de los primeros casos donde se pudo conseguir prisión perpetua después de pasar por un tortuoso camino para conseguir la justicia, en el cual nos hemos encontrado con jueces y juezas que cumplían su función y otros que querían hacer magia o alquimia con lo que es la letra escrita, cosa que es impensado que alguien pueda implementar la ley inventando o modificándola. 

Fue algo muy duro, pero también marcó un precedente para que los próximos juicios que se han presentado hayan tomado otro tipo de resolución. Aparte se consiguió el agravamiento de la pena, ahora la ley contempla que si no son casados o si han tenido relación ya les corresponde perpetua la condena. 

https://www.youtube.com/watch?v=Ob3P9AB_PfEhttps://www.youtube.com/watch?v=Ob3P9AB_PfE

RP.- Eduardo era el baterista de Callejeros. ¿La fama jugó en contra en el caso?

Sí, pero nosotros llevamos el mensaje de que no es la Justicia el problema, sino que son los hombres y mujeres los que la ejercen como no se debe. Tiene que ver con la interpretación de la ley, los jueces alteran muy bien, tienen muchos privilegios pero muchos hacen interpretaciones personales y no la aplican. 

Lamentablemente, como dijo Susana Giménez, sí tenemos dinosaurios vivos todavía y están enquistados en la Justicia. Cualquier problema que tengamos, si tenemos que recurrir a la Justicia, no nos sentimos seguros. 

RP.- ¿Qué le lleva a hacer los proyectos de concientización que llevan a cabo?

Nosotros, con mi esposo, nos dedicamos a hacer concientización, que me parece que es lo mejor que podíamos hacer en estos casos. Yo me dediqué casi exclusivamente a recorrer escuelas, en el 2014 hice 67; además recorrimos casi todas las universidades del país, hablamos con sindicatos, y también nosotros tenemos que llegar a la clase obrera porque la problemática se da en todas las clases sociales y la prioridad es que esto se difunda. El proyecto que se presentó el jueves tiene un paso más que apuntar a la prevención, que estemos comprometidos, que se termine el yo para ser nosotros.  

El violento se ocupa durante mucho tiempo de tratar de encontrar el punto débil de la mujer hasta que empieza a trabajar sobre su psiquis, y decide que ella no puede salir, no puede trabajar, sus amigas son atorrantas, no se pueden vestir así porque llaman la atención y lo hacen quedar mal adelante de sus amigos, hasta que la mujer queda despersonalizada y después se siente hasta culpable o justifica el golpe que recibe porque se lo merece. Entonces: ¿Por qué tantas charlas? ¿Por qué tanto concientizar? Porque la víctima sufre justamente ese síndrome, de que la culpable es ella.

En el caso de mi hija, yo hice ocho meses antes la denuncia pensando que él iba a matar a mis nietos. Yo ya presentía que era una persona muy violenta porque había pasado por la tragedia de Cromañón y muchas veces hacía chistes negros con eso. Yo me alejaba totalmente de eso. A mí el Cromañón, como a todo el mundo, me atravesó el corazón y ha quedado toda la población asombrada porque fue la catástrofe más grande que tuvimos con jóvenes. Eduardo, ese día, salió corriendo y se enteró de los muertos al otro día porque estaba jugando a la PlayStation. Eso lo dijo él adelante mío. Por eso yo siempre fui la bruja de la familia. Cuando yo le hago la denuncia, mi hija inmediatamente reacciona en contra mío, por supuesto impulsada por él y por el amor que le tenía.  

RP.- Además de la denuncia, ¿hay otras cosas que se puedan hacer?

Muchas veces no da tiempo. En el caso de Corina Fernández tuvo ochenta denuncias y le pegó tres tiros en el corazón, de los cuales tiene dos en el pulmón y sobrevivió. Ahora, ¿qué sugerimos? Los padres no hablar, buscar una persona con la suficiente relación y que empiece a hablar de las situaciones de violencia para que se dé cuenta. Puede ser una amiga, el peluquero, una persona del barrio, pero que le diga y le cuente las secuencias de la violencia. Es como una adicción, hasta que la persona no se da cuenta, no va a recurrir a alguien que la ayude. No nos tenemos que cansar de ayudar |a la víctima, porque incluso puede llegar a hacer una denuncia y después se retracta. Tampoco hay que presionarla a hacerla, porque si lo hacés sin haberla preparado, probablemente esa mujer llegue a su casa y es golpeada nuevamente. 

Yo hice la denuncia porque quería salvar a mis nietos. Nunca pensé que él podría hacerle algo a Wanda porque la amaba, pero el que ama no pega, no mata. Es un cobarde la persona que pega o mata. Hay montones de organizaciones que se encargan de esto, como "Unidos por el Femicidio", que se encuentran por internet, como "Ojos de cielo", que funcionan en todas las provincias. Aparte hay oficinas de violencia y comisarías de la mujer. 

Como lo primero que hace es aislarlo y no comentarlo, el que lo detecta tiene que buscar una estrategia para poder llegar a la víctima, porque no se da cuenta que está pasando por esa situación hasta que empieza a escuchar. Hay que buscar, no directamente ir y hacer la denuncia, porque no puede ser apurada, tiene que ser muy bien pensada. Hay que conseguirse una copia de la llave y esconderla, porque uno de los últimos pasos es encerrarla, dejarla sin dinero, sin ropa. Hay que ir consiguiendo de a poco también esas cosas, porque en definitiva también son víctimas económicas, porque no les dejan ni un centavo. Son todos los tipos de violencia. 

RP.- El hecho de Cromañón fue algo que impactó en la sociedad y en la banda. ¿Wanda se basaba en esto para justificarlo y no veía la realidad por esto?

No, fue mucho más profundo porque era su primer novio, su primera relación íntima, cuando tenía 15 o 16 años, de la cual nosotros la alejamos, porque le dijimos que se iba al charco con él o se quedaba con nosotros en la casa, porque siempre apostamos a su libertad. Ella decidió quedarse en casa. Cuando uno trunca con el primer amor de una persona, queda una marca de dolor terrible. Entonces, cuando ella años después, luego de haberse separado del padre de sus hijos, lo vuelve a encontrar, era una persona adulta, con lo cual nosotros no podíamos intervenir. 

Ella sí justificaba que en el hecho de Cromañón no tenía nada que ver los músicos, yo no soy juez y no lo puedo decidir, pero sí pienso que si soy una integrante del grupo y voy a tocar en un lugar cerrado no puede haber bengalas. Si vos leés el boletín oficial decía que iba a haber un show de bengalas en Cromañón. 

Se dijo que los baños se usaron como guarderías. Yo hablé con personas que me dijeron que no había sido así, mismo los padres de Cromañón, que han hecho una investigación terrible, porque fueron los que más se ocuparon, inclusive me ayudaron mucho a mí. Ahí hubo muchas fallas, la autorización, la habilitación, se cerraron las puertas, entre otras. Ahora yo te puedo decir que cuando él vio el primer conflicto salió corriendo y dejó a la madre que murió ahí quemada, y él no se enteró porque no le interesó. 

Mi hija no estaba en una relación con él en ese momento, ella lo encuentra mucho después.

RP.- ¿Tuvo algo que ver la banda o fue otra de las víctimas?

Lo único que les puedo adjudicar a la banda es que no tuvieron en cuenta que no podía ser en un lugar cerrado, nada más. En cuanto a la relación con lo de mi hija, absolutamente nada. Incluso él era una persona que molestaba dentro de la banda, no se portaba bien. Generaba problemas, tiraba instrumentos a la calle, es decir, era una muy buena banda y en definitiva la destruyó él. Yo con la banda nunca tuve problemas, coincido con la señora De Carlotto que dijo "la música no mata", y es verdad, lo hacen los músicos, las personas. Al contrario, el arte nos ayuda a sobrevivir. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

 

*La entrevista se realizó en el marco del programa Nombre del programa Fondo a la derecha que se transmite de lunes a viernes de 12.00 a 14.00 por RADIO REALPOLITIK.


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cromañón, Wanda Taddei, Beatriz Regal, Eduardo Vázquez

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!