Sábado 19.01.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de noviembre de 2018 | Campo

Preocupa el rumbo del gobierno

La industria frigorífica bovina, cada vez más molesta con las políticas macristas

Las políticas vinculadas a la cadena de ganados y carnes es uno de los pocos casos en donde el macrismo se puede colgar una medalla. Pero con las últimas medidas sancionadas (Remito Electrónico Cárnico, tipificación bovina y protocolo sanitario con China), referentes de la industria frigorífica exportadora hacen cada vez más evidente su desagrado.

Las políticas vinculadas a la cadena de ganados y carnes es uno de los pocos casos en donde el macrismo se puede colgar una medalla. Pero con las últimas medidas sancionadas por el Gobierno nacional (Remito Electrónico Cárnico, tipificación bovina y protocolo sanitario con China), referentes de peso de la industria frigorífica exportadora hacen cada vez más evidente su desagrado.

El protocolo sanitario con China es un caso aparte. En off, muchos directivos de entidades y de la industria exportadora no entienden cómo se puede haber firmado un acuerdo de esas características. Argentina y China rubricaron el pasado mes de mayo los protocolos de carne bovina para la inclusión de carne enfriada con y sin hueso y congelada con hueso.

En la actualidad, el 50 por ciento de las exportaciones de carne son a ese destino, y el Gobierno nacional apuesta a reforzar ese mercado. Pero desde la industria reclaman ante exigencias chinas que podrían condicionar la comercialización bovina en Argentina, como el cuestionamiento del estado libre de aftosa que ostenta  Argentina y el protocolo a seguir en caso de detección de casos de tuberculosis en el rodeo bovino argentino.

Desde la Mesa de Carnes se impulsaron medidas como el Remito Electrónico Cárnico (REC)  y un nuevo sistema de tipificación bovina, muy publicitadas por la secretaría de Agroindustria nacional.Pero desde la industria frigorífica cuestionan estas medidas.

Es el caso de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA, cuyo vicepresidente Daniel Urcía sostuvo en declaraciones periodísticas que la cadena de comercialización de la carne vacuna “necesita correcciones para su normalización”, y afirmó que “los logros” conseguidos hasta ahora fueron por “mérito del sector privado”.

“Consideramos que no se está haciendo lo necesario para avanzar en las correcciones planteadas y que la cadena necesita a los efectos de su normalización”, advirtió el directivo. Pero va más allá y considera que los logros que exhibe esta cadena de valor son mérito exclusivo del sector privado.

Desde FIFRA sostienen que se debe revisar la agenda y verificar el estado de cada tema en particular, más allá de las buenas noticias como el incremento de las exportaciones, que según sostuvoUrcía se dio ““sobre bases muy endebles y tipo de cambio dependiente”.

Por el lado de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA) cuestionaron el sistema de tipificación de carne bovina, recientemente presentado por el Gobierno. “Llama la atención que el Estado genere una normativa de estas características sin que exista una necesidad ni una demanda de los actores del mercado interno ni del mercado externo”, sostuvo el presidente de CICCRA, Miguel Schiariti en su último informe mensual.

Desde la entidad explicaron que  sobre un total de 440 frigoríficos, solo 72 llevan a cabo esta clasificación. “Menos de 20% de las empresas necesitan una tipificación que está acordada con los países compradores y cuyos contratos se han realizado sobre los parámetros de la normativa que en su momento dictó la ex Junta Nacional de Carnes”, remarcó.

Este escenario se puede confirmar al analizar los resultados de la última reunión de la Mesa de Carnes, en donde el presidente Mauricio Macri y el secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere recibieron a la cadena de carnes argentina.

Más allá de los títulos tras el encuentro, los frigoríficos exportadores no se conforman. En concreto, se anunció una simplificación de trámites para el transporte de ganado bovinos en la provincia de Buenos Aires y una baja en las retenciones al cuero, que pasarán del 10 al 5 por ciento. 

Pero tras estas medidas, quedan un extenso listado de cuestiones que el Gobierno nacional no logra solucionar. Así, la implementación exitosa del REC, la unificación del estatus sanitario y el eterno problema de las carnicerías sin registrar en territorio bonaerense son algunos de los ítems que figuran el casillero de temas sin solución a la vista.

De esta manera y en el contexto de un cierre de año por demás complejo, Cambiemos recibe duras críticas de un sector que –de acuerdo al relato oficial- es uno de los más beneficiados por sus políticas. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.