Miércoles 26.06.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de noviembre de 2018 | Nacionales

Malversación de fondos públicos

Rebelión de los radicales entrerrianos contra Rogelio Frigerio

El cimbronazo que viene soportando el gobierno de Cambiemos ya se llevó puesto a varios generales. Muchos fueron dados de baja, algunos reacomodados en cargos inferiores y otros tantos que gozaban de incuestionable poder quedaron descalificados ante la mirada pública y de la fauna política.

Hay algunas excepciones, por cierto, y entre ellas quien ocupaba hasta hoy un papel privilegiado era el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio. Llave maestra de los acuerdos políticos con gobernadores y legisladores que posibilitaron dotar de gobernabilidad a una gestión que nunca consiguió detentar mayoría parlamentaria propia, Frigerio apareció como figura obligada para cualquier recambio o rearmado político. Incluso algunos miembros de Cambiemos, envidiosos de su gestión y de su reconocimiento público, denunciaron su voluntad de ascender políticamente, y no faltó una “Lilita” Carrió sugieriendo que sería un excelente ministro peronista, en caso de que Cambiemos perdiera las elecciones de 2019.

Junto con su incansable armado político a nivel nacional, el nieto del ideólogo del desarrollismo argento dedicó especial atención a la provincia de Entre Ríos, a punto tal que, desde los inicios de su gestión se reiteraron las denuncias sobre su estrategia de aprovechar la gestión ministerial para preparar su candidatura a gobernador para 2019. Esta cuestión, de la que la mayoría de los entrerrianos parece estar convencida, terminó beneficiando al gobernador Gustavo Bordet, quien obtuvo un trato muy especial del gobierno de Cambiemos, tanto por la necesidad de Frigerio de congraciarse con sus coterráneos, mostrándose generoso con el opositor, cuanto por el deseo del gobierno de pulverizar la figura del ex mandatario Sergio Uribarri.

Sin embargo, no todas fueron son rosas para el ministro Frigerio. Tal como le echan en cara sus aliados de Cambiemos, Frigerio parece demostrar siempre mucha más capacidad para cerrar acuerdos con el peronismo que con los correligionarios del viejo partido de Leandro N. Alem e Hipólito Yrigoyen. Y esto se debe no sólo a la sensible mejora de las finanzas públicas provinciales, propiciada por Frigerio, que ha catapultado a Gustavo Bordet como serio candidato a integrar la dupla presidencial del Peronismo Federal, sino a la pretensión del propio Frigerio de negarse a resignar su postulación como candidato a gobernador, lo cual automáticamente cerraría el terreno para cualquier candidato procedente de la UCR.

El sábado 25 de agosto pasado los radicales depusieron muchas de sus antiguas rencillas internas, para participar de una reunión celebrada en Villaguay, donde se dieron cita legisladores nacionales y provinciales, presidentes de juntas de gobierno, intendentes, concejales y referentes radicales de todos los departamentos. El motivo era declarado preciso: “Realizar con grandeza todos los esfuerzos para que Cambiemos sea el signo político que gobierne Entre Ríos a partir del 2019”. Y para ello, como en todo encuentro radical, terminó con la creación de un comité que se ocuparía de generar un espacio de unidad sin exclusiones. La verdadera discusión, que se mantuvo a puertas cerradas y de la que participaron algunos pocos selectos, se habría referido –según trascendió off the record- a definir la estrategia para liquidar las pretensiones de un “peronista porteño e infiltrado” como Frigerio.

La hora de la acción parece haber comenzado hace 48 horas. cuando el intendente de Gualeguay, Federico Bogdan, en el programa Cuestión de Fondo, de canal 9 Litoral, agradeció al ministro Frigerio por haber desviado millones de pesos para favorecer a su propio municipio, para que pudiera completar la obra de acceso a Puerto Ruiz. Los 112 millones de pesos, aseguró el alcalde, habrían sido desviados del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, y ya habían sido asignados a obras en los municipios de “Paranacito o Ibicuy”. 

Según el intendente Bodgan: "El ministro también nos entendió cuál era la necesidad. ‘¿Qué hacemos?’”, a lo que el ministro le habría respondido: “Del Fondo Fiduciario, Entre Ríos ya tiene todo el cupo completo, pero no se haga problema. Voy a desviar esa plata que le corresponde a Paranacito o a Ibicuy -no me acuerdo- y vamos a hacer el camino”. Cabe señalar que el intendente de Paranacito es Gabriel García, del FpV, y el de Ibicuy Fabián Murilla, de Cambiemos.

La supuesta gaffe de Bogdan no tenía en realidad nada de azaroso, ya que concurrió acompañado de un conjunto de militantes que festejaban la anécdota entre abucheos y carcajadas. Mientras la cámara recorría el estudio, registrando las reacciones de los presentes, pudo verse la cara de satisfacción del intendente, a sabiendas de que sus declaraciones podrían enfrentar al ministro a una causa por malversación de fondos públicos. Curioso gesto de agradecimiento el del alcalde radical.

Una caracterizada fuente provincial reveló a REALPOLITIK que Bogdan no sólo trató de hacer morder el polvo a Frigerio para alejarlo de sus pretensiones a la gobernación, sino que existían otras dos razones personales por las que se las habría tenido juradas. La primera de ellas se relaciona con la intervención de Frigerio en el conflicto que tuvo lugar en el mes de marzo de 2017 en la empresa propiedad de la familia del intendente, Transportes Bogdan, con el Sindicato de Camioneros, por el despido de un trabajador. El gremio por entonces denunció persecución sindical y la existencia de amañados contratos e importantes derivaciones de dinero entre el municipio y la empresa, y aunque el conflicto se terminó resolviendo, la intervención oficiosa de Frigerio no habría sido del agrado del intendente. 

La segunda cuestión se refiere al decreto presidencial que dispuso que los funcionarios públicos deberían dar señales claras a la sociedad, poniendo fin a la práctica de designar a mansalva a familiares como funcionarios públicos. En este aspecto, tampoco Bogdan tenía las manos limpias, ya que al menos cinco de sus parientes detentan cargos de importancia en su gestión, y su hermana Dora se desempeña al frente de la secretaría de Gobierno del municipio. 

Una vez más, los comentarios de Frigerio habrían molestado al intendente de Gualeguay, quien declaró por entonces que la adhesión a dicho decreto: “Es una decisión voluntaria y todos tienen su equipo armado. Lo hablé con los secretarios, acá somos un equipo de trabajo, acá no se va nadie; no hay justificativos para romper un equipo armado como el que tenemos.”

La interna provincial parece haber acelerado los tiempos y la estrategia radical de presentarse como opositores de Cambiemos dentro de la propia alianza, para retener a sus votantes y seducir a los disconformes con la gestión de Mauricio Macri, iniciada por Elisa Carrió, parece estar replicando en todo el país.

Llamativamente al día siguiente de la supuesta infidencia de Bogdan, una rebelión radical en el Consejo de la Magistratura dejó al cuerpo en situación de literal acefalía y con grandes dudas sembradas sobre el futuro de la alianza que hoy gobierna a los argentinos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Rogelio Frigerio, Entre Ríos, Gustavo Bordet

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.