Viernes 24.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de noviembre de 2018 | Legislativas

Entrevista REALPOLITIK.FM

Leandro Santoro: “No creo que Cristina quiera ser candidata, pero lo va a terminar siendo”

El legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la reunión del G20, la contracumbre, el traslado de enfermeros al sector administrativo y las elecciones 2019.

HORACIO DELGUY

por:
Rosario Castagnet

El legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la reunión del G20, la contracumbre, el traslado de enfermeros al sector administrativo y las elecciones 2019. “Todo lo que tiene que ver con la logística del armado del encuentro me parece que avanza sobre los derechos individuales y las libertades públicas”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Cómo ve que la reunión del G20 se haga en la Ciudad de Buenos Aires?

Todo lo que tiene que ver con la logística del armado del encuentro me parece que avanza sobre los derechos individuales y las libertades públicas, que dice defender el gobierno que tenemos en Casa Rosada. La verdad se pudo haber hecho en una ciudad con menos problemas, que genere otro tipo de actividad y movimientos.

Tomar la decisión de hacerlo en la ciudad de Buenos Aires de la manera que lo han hecho, prohibiéndole a los porteños que podamos movernos en subte, tomar aviones, barcos, trasladarnos libremente, vallándonos todo el microcentro, la verdad me parece un despropósito, producto de una sobreactuación. Tal vez tenga que ver con una debilidad del gobierno que necesita mostrarse fuerte en el marco de las relaciones internacionales, porque si no no se entiende por qué hacernos pasar por esto, pudiendo haber armado este evento en cualquier otra ciudad, que seguramente hubiese recibido con mucho mejor grado un encuentro de esta naturaleza. Lo único que va a hacer en Buenos Aires es entorpecer el modo de vida de los porteños. 

RP.- ¿Está en contra de que vengan al país?

Argentina forma parte del G20, eso no tiene nada que ver. Uno puede criticar el funcionamiento del G20, el excesivo formalismo, la falta de regulaciones que hay a la economía mundial, la hipocresía y el cinismo con los cuales se manejan este tipo de reuniones, pero, como muchos de los espacios de cooperación internacional, uno está a favor de que existan, pero lamentablemente no cumplen ni siquiera con las formalidades para los que fueron constituidos. 

En términos de logística, lo que me llama la atención es lo que han avanzado sobre las libertades públicas y los derechos individuales de los porteños, para tratar de garantizar un evento de esta naturaleza. Es accesorio en función de lo importante, que es la dificultad que tiene el mundo para poder organizarse y poner la economía al servicio de los pueblos, poder garantizar el equilibrio ecológico global, resolver los problemas que están aquejando a la humanidad y fundamentalmente a los países subdesarrollados que, a partir de esta desigualdad tan monstruosa, terminan provocando desbordes sociales que organizaciones o instancias como la del G20 solamente tocan en la formalidad y para cumplir. 

RP.- Mujica expresó que no quería participar de la contracumbre porque sería un obstáculo para la gobernabilidad o el desarrollo del G20. ¿Cuál es su mirada?

No hubo una contracumbre. Hubo un encuentro del pensamiento crítico en el marco de una convocatoria académica. Yo estoy de acuerdo con que existan espacios de articulación internacional, donde se trata de construir un mundo más estable y racional. Ahora, esas formalidades, consignas, ese espíritu que rige a Naciones Unidas o a tantas instancias e instrumentos de articulación de la solidaridad internacional, en general suelen quedar solamente en la formalidad.

En el caso del G20, el comercio mundial termina garantizando solamente el poderío de las grandes corporaciones y el desinterés de los pueblos. Yo creo que hacen falta instancias como la de CLACSO para reflexionar sobre esto. También creo que cuando haya presidentes populares en el marco de alguna instancia de articulación como puede ser el G20, que tomen los instrumentos del debate político académico, pueden contribuir el clima y el tono al debate mundial en una sintonía más humana y menos puesta al servicio de la reproducción del capital solamente.

La dinámica de funcionamiento de estos organismos internacionales es muy teatral, tiene muy poca capacidad de influencia sobre la realidad. Los mandatarios no se escuchan, en general todos dicen discursos prearmados que están definidos por sus equipos de comunicación, hay pocas bilaterales y, salvo que se traten de conflictos muy puntuales, en general son protocolares.

Entonces, mucha gente dice: “Estos ámbitos no sirven para nada”. Yo no creo eso, pienso que no sirven por el tipo de utilización que le da la comunidad política internacional, pero la verdad es que sería muy útil tener un espacio para reflexionar sobre los problemas que le aquejan al mundo. Esto sí lo tuvo el encuentro de CLACSO, que lo describiría como un complemento indispensable para darle contenido y sustancia a este tipo de encuentros. Que vaya un vicepresidente como García Linera o un expresidente como Mujica, seguramente contribuiría para que, en ese debate, surjan insumos para que los presidentes puedan defender los intereses de los pueblos, con más argumentos políticos y sustancia teórica. No lo veo como algo contradictorio, sino como algo complementario. 

RP.- En cuanto al ámbito local, muchos enfermeros han sido trasladados a funciones administrativas, lo que generó mucho revuelo. ¿Qué opina de esa decisión del gobierno?

Yo creo que este gobierno, fundamentalmente el de Larreta, que es rico en recursos, tiene una insensibilidad manifiesta que lo lleva a tener una mirada exclusivamente tecnocrática sobre los servicios básicos y sustentables, como pueden ser salud y educación. Son servicios públicos que deberían estar puestos al servicio de un estado de bienestar, que proteja a su comunidad y que, fundamentalmente en el contexto de un ajuste económico muy fuerte, tenga más jerarquía de la que tenía antes.

Todos sabemos que mucha gente va a dejar de pagar la prepaga o quedar sin empleo, perdiendo su obra social, o va a tener que ir a un colegio público porque no le va a alcanzar para pagar la cuota de uno privado. En ese contexto de tanto ajuste, la calidad de los servicios públicos tiene que ser mucho mayor. 

Es todo un plan sistemático para degradar la calidad pública de los servicios. Va todo en la misma sintonía, de poder desprestigiar a los servidores públicos, en definitiva sigue una concepción privatista de la vida. Lo que hay es una clara intención de transferirle al mercado todos los servicios y responsabilidades que se puedan, dejando que el estado se ocupe de garantizar lo mínimo posible.

RP.- ¿Cree que Cristina será candidata el año que viene?

No creo que Cristina quiera ser candidata, pero lo va a terminar siendo. En Argentina puede pasar cualquier cosa, nadie puede dar pronósticos sobre esto porqué creo que ni Cristina ni Macri saben qué va a pasar dentro de tres meses. Sí creo que, dentro de la oposición, hay una referencia muy clara en ella y hay mucha distancia entre Cristina y cualquier otro dirigente político. Me parece que es muy difícil, más con lo que pasó en Brasil, trabajar sobre la hipótesis de un tercer candidato que reciba el apoyo de todos para tratar de ganarle a Macri.

Para ser serios hay que armar un frente político y patriótico que contenga todas las miradas posibles, que pueda sintetizar sus diferencias en el marco de un programa y que no haya ninguna candidatura que esté vetada por ninguno de los participantes. En este contexto es muy simple: si no tenés en claro para qué vas a gobernar, qué políticas públicas vas a llevar adelante, tenés que buscar cuál es la mejor candidata o candidato para ganar las elecciones y llevar adelante ese programa. La verdad es que cuando uno busca, hay mucha distancia entre Cristina y el resto. Hay un rechazo importante, pero tiene un apoyo que no tiene nadie. Los únicos dos personajes que tiene votos propios son Macri y Cristina, el resto, un poco Vidal y otro poco Massa, pero muy debajo de ellos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

*La entrevista se realizó en el marco del programa Fondo a la derecha que se transmite de lunes a viernes de 12.00 a 14.00 por RADIO REALPOLITIK.

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Leandro Santoro

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!