Lunes 10.12.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de diciembre de 2018 | CABA

Política empresaria

El negocio oculto detrás del traslado de la policía federal al ámbito porteño

Habían pasado apenas unas horas del fallido operativo del “partido del siglo” y ya se había filtrado un audio en el que agentes de la policía de la Ciudad de Buenos Aires aseguraban que la curva de Monroe, donde atacaron al micro de Boca, estaba a cargo de Prefectura.

“Esa zona era de ellos, les pedimos que corran a la gente de ahí y no nos hicieron caso”, explicaba.

Para la mayoría del público, esto se enmarcaba en una vieja disputa entre las fuerzas locales y las federales. Para los pocos entendidos, la acusación escondía algo mucho más oscuro.

Acorde a una investigación llevada adelante por REALPOLITIK, el jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el comisario general, Guillermo Calviño; el ahora ex ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo; y el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofio; entre otros, estarían siendo parte de un negociado de grandes proporciones en el traspaso de la Policía Federal a CABA.

La disputa por el traslado se remonta a la década kirchnerista, cuando el por entonces jefe de gobierno porteño Mauricio Macri reclamaba el pase de las fuerzas federales a la órbita de la ciudad de Buenos Aires. A pesar del rechazo del matrimonio presidencial, se transformó en una de sus promesas de campaña y el 19 de enero de 2016, ya como presidente de la nación, aprobó la confección de un convenio al respecto junto a su flamante sucesor en la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

El acuerdo implicaba el traspaso de las 54 comisarías y unos 20 mil agentes federales al ámbito porteño. En realidad, incluía mucho más que eso: los recursos económicos de la Federal.

En medio de las tensiones internas, se optó por un convenio en lugar de un decreto, dado que el mismo puede ser modificado o revocado en cualquier momento. El asunto era que los asesores de Macri le advirtieron que la nación perdería muchos recursos en el traspaso.

Curiosamente, fuerzas políticas, empresariales, policiales y hasta futbolísticas apuran el paso. Necesitan sacar el traspaso cuanto antes. ¿Por qué?

Las razones, según fuentes consultadas por este medio, son múltiples. En primer lugar, en los talleres mecánicos donde se reparan los patrulleros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (ubicados en Avellaneda) serían propiedad de los primos de Martín Ocampo, ahora ex ministro de Seguridad porteño. Los de la calle Mont, son del cuñado del secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro. Los de Liniers, San Justo, Villa Crespo y Versalles serían del comisario general Guillermo Calviño. El traslado de las fuerzas nacionales a la órbita porteña implicaría multiplicar varias veces el volumen de trabajo de dichos talleres, en un negocio multimillonario.

Otro tema importante son las tarjetas de carga de combustible, que pertenecen a la compañía Ticket-Cash. Entre los principales accionistas de la empresa se encuentra, nada más y nada menos, que el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio.

Las cajas con elementos de librería que deben recibir las fuerzas pertenecen a un mayorista ubicado en Chacabuco. ¿Quiénes son sus responsables? Según trascendió, serían la esposa de Calviño y la mujer del subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace.

Último dato: en las últimas semanas se supo que los policías federales que pasen a la Metropolitana deberían adoptar compulsivamente la obra social OSDE. Al mirar la lista de accionistas de la mutual, uno se encuentra con un nombre que ya no sorprende a nadie: Martín Ocampo, quien, recordemos, es un íntimo socio  y amigo de Daniel Angelici.

De uno y otro lado del mostrador, los funcionarios de Cambiemos y la policía local parecieran priorizar sus negocios privados por sobre cualquier otra cosa, incluso la vida de los hinchas y jugadores. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.