Martes 07.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de diciembre de 2018 | Nacionales

Increíble pero real

Le pegó mal la crisis: Lino Barañao se olvidó de las conquistas de los colectivos LGTB

Una consigna del Polo Científico Tecnológico acusa a Argentina y otros países de criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo cuando varios, entre ellos el nuestro, han reivindicado colectivos como el LGTB con leyes y derechos vedados hasta hace años.

Es que en el Polo Científico Tecnológico, dependiente del ex ministerio de Ciencia y Tecnología que dirige Lino Barañao desde la década ganada, se puede observar una leyenda que reza: “Países que criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo”. A su vez, arriba de la frase se observan banderas de Argentina, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, entre otros.

Lo anecdótico de la cuestión es que la leyenda, ubicada en el edificio de Godoy Cruz al 2300 de CABA, que evidentemente expresa el pensamiento del ministro trans -hoy devenido en secretario ajuste mediante-, que pasó del kirchnerismo al macrismo en un abrir y cerrar de ojos, presenta serias incoherencias y obvias contradicciones.

¿Por qué? Simplemente por sus habituales declaraciones y el reconocimiento que en el pasado ha hecho sobre el avance en materias de derechos con, por ejemplo, el matrimonio igualitario del cual no sólo dio cuenta, sino que también apoyó durante su gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Asimismo, el funcionario tampoco tiene en cuenta que en muchos de esos países señalados en el edificio de su dependencia existe una ley de género que permite a las personas poder no sólo cambiar su identidad sexual según su sentir, sino que propone que la misma sea respetada en su documento nacional de identidad y así por la sociedad toda.

Cabe destacar que Barañao en su momento se pronunció a favor del aborto legal cuando la disputa había llegado al Congreso de la Nación, cuestión que si bien no tiene que ver con la criminalización de la sexualidad, si tiene consecuencias directas en una sociedad que pierde vidas de millones de mujeres como resultado de la clandestinidad a la hora de interrumpir un embarazo.

“Sería un retroceso preocupante que no se apruebe la legalización del aborto”, había dicho el en ese entonces ministro. Y reafirmó su pensar en aquella época de polémica discusión: “Un embrión no es equiparable a un ser humano”.

Lo comentado anteriormente, claramente va en detrimento de la consigna observada en el Polo que habla de países retrógrados y que buscan ocultar una realidad que, si bien no ha sido aprobada, ya es discutida y seguramente en un futuro volverá a estar en la agenda política. En este sentido, la leyenda visualizada en el edificio dependiente de la ahora secretaría de Ciencia y Tecnología parece ser bastante contradictoria con la realidad de nuestro país y de muchos otros que se encuentran señalados allí.

Para finalizar, cabe resaltar que la consigna es más impactante si se piensa que en el predio señalado por este artículo se alojan espacios que precisamente invitan al progreso social como la Agencia Nacional de Promoción Científica Tecnológica, el CONICET, el Centro Cultural de la Ciencia y el Parque de las Ciencias. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!