Viernes 24.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de diciembre de 2018 | Provincia

Caos y desorganización

La provincia renovó el retiro voluntario, pero no tiene presupuesto para pagarlos

En Hacienda aseguraron que es imposible pagarlos, dado que no fueron tenidos en cuenta en el presupuesto del 2018 y no existe una figura para imputarlos.

Ya con el año electoral encima, María Eugenia Vidal no está dispuesta a dar marcha atrás en ninguna de las medidas de su plataforma política y económica. Incluso en aquellas que, ya lo sabe de antemano, no podrá ejecutar. Con esto en mente, decidió prorrogar los retiros voluntarios por 6 meses más.

Los retiros voluntarios en la administración pública bonaerense fueron, desde su misma concepción, hijos del caos y la imprevisión. Durante el año 2017 no fueron planteados a la hora de formular el presupuesto 2018, y por ende cuando la gobernadora los lanzó a principios de año puso en una preocupante encrucijada a todo el equipo de Hacienda de la provincia. Si no existe la figura de “retiro voluntario” en el presupuesto, no se puede sacar el dinero para pagarlos.

Dicho de otro modo, las finanzas bonaerenses funcionan como una gigantesca caja registradora de almacén. Cada vez que alguien saca dinero, tiene que quedar registrado el movimiento bajo alguno de los conceptos preexistentes. Por ejemplo: Se retiran 10 mil millones de pesos en concepto de “Pago de intereses de deuda”.

La figura de “Retiro Voluntario” no fue tenida en cuenta cuando los creativos financieros bonaerenses pensaron el presupuesto 2018, y por ende no se encuentra dicho concepto en términos de caja. En criollo, es imposible sacar el dinero y pagar los retiros voluntarios, porque no hay manera de registrar el movimiento, dado que para el sistema los retiros voluntarios simplemente no existen.

De este modo, los cientos de trabajadores que durante el año fueron a sus oficinas de personal, entregaron la documentación solicitada, se enfrentaron con los sindicatos que intentaron convencerlos de no plegarse al plan de Vidal, esperaron 60 días hasta que recibieron un llamado, fueron a la oficina de Personal y firmaron el convenio luego de leerlo cuidadosamente, hicieron todo en vano. Por el momento al menos, nadie recibirá un peso.

Lejos de beneficiarlos, esto pone a los inscriptos en una peligrosa situación. No solo que no reciben su pago, sino que además quedan en una suerte de limbo laboral, dado que sus superiores ya no los tienen en cuenta porque dan por sentado que pronto se irán, y ellos mientras tanto no se pueden ir. Deben volver día tras día al mismo trabajo para sentarse en un costado, mirando a los demás continuar con su deber.

El año 2019 guarda la esperanza de una solución a su intrincada problemática. Aún así, una investigación de REALPOLITIK supo que, al menos por los primeros 3 meses del año, harían mejor en no esperar novedades. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!