Sábado 19.01.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de diciembre de 2018 | La Plata

Entrevista REALPOLITIK.FM

Jerónimo Larsen: “Somos muchos los desilusionados con la dirigencia política”

El coordinador de la organización comunitaria Frente Amplio Vecinal, Jerónimo Larsen, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm), habló del trabajo solidario que viene realizando y apuntó contra la forma tradicional de hacer política.

HORACIO DELGUY

por:
Fernanda Navamuel

El coordinador de la organización comunitaria Frente Amplio Vecinal, Jerónimo Larsen, visitó los estudios de RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm), habló del trabajo solidario que viene realizando y apuntó contra la forma tradicional de hacer política. “Lamentablemente se premia a los obsecuentes y, si realizás alguna crítica, te cortan la cabeza”, tiró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Hicieron una encuesta para saber qué piensan los platenses sobre el aumento que impulsa la Municipalidad de La Plata en la Tasa SUM y el Estacionamiento Medido?

Sí, exactamente. Participaron 1.388 personas y, mientras el 86 por ciento rechazó el aumento de un 73 por ciento de la Tasa SUM, el 76 por ciento se mostró en desacuerdo con llevar la hora pico de Estacionamiento Medido a $45. Por suerte esta idea entró en suspenso luego de que varios sectores de la oposición, e incluso del oficialismo, hayan ofrecido resistencia, pero aún no descartamos nada.

Es una locura que hagan esto a fin de año, sobre todo porque necesitamos saber a dónde va toda esa plata recaudada. Hay una ONG, Corazones Azules, presidida por Pedro Perrota, que permanentemente informa que somos la capital de los accidentes de tránsito, ya que somos la ciudad con más muertes en accidentes viales de todo el país, entonces me pregunto: ¿Por qué no vemos reflejado el dinero en mejoras sobre estos temas? El transporte público no es bueno, las bici sendas terminan siendo un peligro y el falso metro bus de diagonal 80 es un “engaña pichanga”.

RP.- Es una locura pensar que todavía no sabemos, después de varios años de aplicación del Estacionamiento Medido, a dónde va esa plata…

Yo entiendo que el municipio no tiene muchos recursos propios para gestionar, pero ¿por qué no los genera a partir del cordón flori-fruti-hortícola, el turismo y su producción artística que todo el tiempo produce nuevos contenidos? Hay muchas formas de generar mayor recaudación, sobre todo porque significaría más trabajo para la gente, aunque lamentablemente no sabemos a dónde terminaría ese dinero, por eso creo que debería crearse un área de transparencia que informe sobre el destino de esos fondos. En definitiva, cada vez aprietan más a los trabajadores y eso se nota cuando uno camina por el centro, porque los negocios no están funcionando como antes, por eso lanzaron los descuentos navideños. Claro que siempre hubo dificultades, pero hoy se están profundizando.

RP.- Parece que la gente está pagando más impuestos, pero eso no se transforma en mejoras…

Como se ve en las imágenes, nosotros recorremos los barrios con lluvia, con sol, en invierno, en verano, principalmente porque no nos orienta un período electoral, y lo que notamos es eso justamente, el enojo de la gente porque paga más impuestos pero que no se traducen en mejoras.

RP.- ¿En serio no te orienta el período electoral? Te pregunto porque te tengo confianza…

En la organización comunitaria que coordino esa es una discusión que se da todo el tiempo. Siendo claros, para ayudar, no podemos quedarnos solamente juntando donaciones porque la solidaridad tiene brazos muy tiernos pero son demasiado cortos, entonces no alcanza y necesitás de los canales institucionales para ayudar a más gente, es decir, ocupar los espacios de poder. Sin embargo, a mí personalmente por ahora no me gustaría ser candidato, principalmente porque no me siento capacitado y tengo mucho por aprender, aunque hayan llegado varios que eran un desastre, muchos de los cuales hoy están pagando publicidad para rascar un poco más, incluso cuando ya fueron concejales, diputados, estuvieron con Julio Alak, con Pablo Bruera, con este, con aquel, con el otro, y de repente saben todas las soluciones a nuestros males como si hubieran tenido una epifanía o un mensaje repentino de Dios desde el cielo…

Nosotros creemos en el protagonismo de las vecinas y los vecinos, porque ellos sufren el bondi que tarda media hora, las calles de barro o la falta de luminaria, entonces no queremos que este proceso sólo dependa de un pibe de clase media que su mérito fue ir a la universidad. Hay muchas cosas que no se aprenden entre cuatro paredes.

RP.- ¿Cómo es su trabajo específicamente? ¿Cuáles son las zonas más críticas?

Las zonas más críticas son Los Hornos y Villa Elvira, para mí, por lo extensas que son y por la gran cantidad de gente que vive en ellas. Nuestro compromiso implica acompañar, hasta el día de hoy, a los vecinos de 24 barrios en sus reclamos, con los cuales hablo casi todas las semanas y saben que no nos movemos de donde estamos y cuentan con nosotros. Muchos de los pedidos que iniciamos llegaron a buen puerto, pero las condiciones son históricamente desastrosas, entonces no sólo necesitamos de un Estado fuerte, sino de un Estado sano, ya que es quien en realidad debe dar soluciones, no nosotros que nos dedicamos a acompañar de manera solidaria.

RP.- En esas zonas se da mucho la política clientelar…

Cuando nosotros llegamos al barrio, no porque somos paracaidistas, sino porque nos llaman pidiendo ayuda, primero nos aseguramos de aclarar que nosotros no podemos resolver sus problemas, sino que es el gobierno quien debe dar respuestas, el que estuvo, el que está, el que va a venir, y luego atinamos a desatar el miedo con el que nos reciben, ya que nos preguntan qué nos tienen que dar a cambio de nuestra compañía, pero les hacemos entender que es todo lo contrario, ya que nosotros vamos a dar, no a recibir, y lo indispensable para que los reclamos prosperen es que inviten al resto de sus vecinos para empujar codo a codo. Así, muchas de las personas que acompañamos, la mayoría mujeres, se ponen al hombro todas las juntas de firmas y alzan la voz en el barrio invitando a participar a los demás.

De esta forma, el pasado mes de octubre, con mucho esfuerzo realizamos una mateada pacífica en la municipalidad donde, casi cien vecinas y vecinos, fuimos con la premisa de no retirarnos hasta ser recibidos por algún funcionario, ya que estábamos cansados de hacer presentaciones en las diferentes delegaciones sin obtener respuestas. Nos costó un montón, hacía mucho calor y había gente grande, nunca habíamos hecho algo así y por eso incluso teníamos miedo, pero por suerte salió todo bien y fuimos recibidos por el subsecretario de vinculación estratégica, Martiniano Ferrer.

RP.- ¿Esos encuentros prosperaron?

Lamentablemente nos hicieron esperar dos meses para algunas respuestas definitivas, inclusive queríamos ir con las vecinas para que ellas puedan saber de primera mano cómo iban las cosas, pero finalmente desde el gobierno prefirieron que ingrese un grupo reducido. Así, el pasado viernes me reuní con el director de Centros comunales, Sergio Sarlo, quien me entregó notas, por la mayoría de los reclamos, que cuentan con el aval del intendente Julio Garro y, la propia firma de Sarlo, donde se comprometen en avanzar sobre las problemáticas planteadas. A mí me parece justo decir lo que hacen mal, pero también destacar cuando se comportan bien y hacen su trabajo. Ahora esperamos que cumplan.

RP.- ¿Qué está pasando con el loteo en los barrios?

Según un informe que leí hace unas semanas, la ciudad de La Plata es el distrito con más barrios informales de todo el Gran Buenos Aires, contabilizando 135, superando a La Matanza que tiene 127. A su vez, tenemos un 25 por ciento de viviendas ociosas, es decir que de cada cuatro viviendas construidas hay una vacía, lo que da cuenta de los niveles de desigualdad que manejamos. Y con esto aclaro que no es tan así cuando algunos dicen “viven ahí porque quieren”. Te la regalo vivir a la vera de un arroyo sin los servicios básicos. La gran mayoría es gente de laburo, que trabaja muchas horas en malas condiciones, y hace lo que puede, en definitiva, como todos. Lamentablemente los diferentes colores políticos aún no le han encontrado la vuelta a esta problemática a pesar que haya leyes muy importantes que deberían ayudar.

RP.- El otro día el intendente Julio Garro dijo que había que correr la política de lado para no poner palos en la rueda a la hora de resolver esos problemas…

Me parece que es una vergüenza que haya dicho eso alguien del gobierno, sobre todo un intendente. Por lo que noto, y a todos les digo lo mismo, es que hay un reflujo de la época del 2001, no sólo por lo económico, sino porque somos muchos los que estamos desilusionados con la dirigencia política. En su momento cantaban “que se vayan todos” y veo una actualización de esa frase despotricando contra la política desde lo general, algo gravísimo porque es la herramienta más noble que tiene el ser humano para transformar la realidad. El problema es cuando algunos la ven como un negocio más, como poner una ferretería o vender artículos de limpieza. Muchos juegan a la política, hacen plata y por eso la gente está con bronca y desilusionada. La crisis de representatividad es muy grande.

Veo un quilombo gigante, una gran desilusión con la política, y eso es muy triste, porque no podemos depender de voluntades individuales para resolver las tragedias sociales, sino de algo más grande. Un accidente de tránsito, un hecho de inseguridad, te destrozan una familia, y eso tiene que movilizarnos para no quedarnos tranquilos esperando algo de arriba. Y digo de “arriba” porque algunos se creen que están arriba de un caballo.

Algo que me preocupa mucho también es el nivel de despersonalización que hay en la sociedad. Invisibilizamos la otredad, ignoramos al de al lado, por eso se dificulta mucho nuestro trabajo como organización desde donde promovemos lo comunitario.

RP.- ¿Se suman jóvenes a pesar de todo esto? La gente grande parece la más cansada…

Por suerte sí, siempre estamos sumando amistades a colaborar, y también es cierto que la gente más grande es la que está podrida, ya no cree en nadie, pero no porque lo digo yo, sino porque están cansados que los embromen. Por eso me pareció una locura que ahora los concejales sesionen cada quince días. Parece una joda, deberían dar el ejemplo.

Noto que la política está muy viciada y la verticalidad es terrible. Lamentablemente se premia a los obsecuentes, si sos un lame botas te premian y, si realizás alguna crítica, te cortan la cabeza.

RP.- Vas a tener que coincidir con alguno si querés llegar…

No son todos iguales, hay concejales que trabajan muy bien, tienen grandes ideas y mucha voluntad, pero no siempre alcanza con eso, además que lastimosamente no son la mayoría. Se nota en cualquier ámbito el enojo de la gente: en el bondi, en el almacén, en el taxi. En cualquier lugar escucho a las personas refunfuñando contra los políticos, y me parece muy grave porque la otra cara de la crisis de representatividad que decía hoy es la bronca, la desesperanza, la desolación, un abismo que termina rompiendo cualquier tipo de sociedad.

RP.- ¿Entonces no te gustaría ser candidato?

La verdad que por ahora no. Me resulta incómodo eso de andar mendigando votos diciendo “votame porque voy a hacer tal cosa”. Creo que las candidaturas se deben construir haciendo cosas desinteresadamente por los demás, demostrando que sos una persona de laburo y, en todo caso, que se podría preparar para ganarse un cargo, porque sino terminan llegando algunos que ni siquiera saben cuántos habitantes tiene la ciudad.

Vuelvo a lo mismo insistiendo con la participación de los ciudadanos y ciudadanas. Necesitamos que hagan valer sus derechos, pero no a los bombazos, sino haciéndose escuchar. Por eso en mi programa radial invitamos a vecinos de todos los barrios, porque al parecer ellos viven, como digo yo, en “La Plata bis”, donde los ocultan y los alejan cada vez más, para que no se escuchen.

RP.- ¿Un deseo para Navidad y el año nuevo?

Es algo que decimos todos, incluso como muy abstracto, pero a mí me hacen muy mal las injusticias, por eso deseo que podamos achicar aunque sea un poquito las desigualdades. Es difícil, hasta me trae problemas con mi familia porque me involucro demasiado y me piden que me tranquilice, pero por eso insisto con el protagonismo de los vecinos para que no lleguen siempre los mismos y haya verdaderas transformaciones. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
27 Dec | 05:07
corto conciso y claro, bien pibe
26 Dec | 12:23
Luis Fernández | [email protected]
Muy bien dicho Jerónimo!
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.