Martes 21.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de diciembre de 2018 | Cultura

Exitazo rockpolítico

Veinte años de “El mono relojero”: La historia del himno antiduhaldista

A pesar de su perfil bailable, el primer éxito de Kapanga no fue una oda al divertimento, sino una cruda crítica política: “Se te nota fachistoide, con olor a represión”, acusaba el grupo de Quilmes en una de las canciones rockpolíticas fundamentales de los ’90.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

“Hay motivos suficientes como para creer que ‘El mono relojero’, el primer hit del disco debut de Kapanga -‘A 15 centímetros de la realidad’-, será declarado uno de los himnos populares de 1998”, aseveraba hace exactamente veinte años un artículo del Suplemento No de Página/12. Y fue así: el primer corte de difusión del álbum iniciático tuvo una recepción tan impresionante que empujó al material hacia el Disco de Oro, galardón obtenido tras superar las 35 mil copias vendidas. 

¿Cuáles fueron los secretos del éxito? Concretamente, dos. Por empezar, su ritmo y melodía pegadizos, meciéndose entre sonoridades reggae y ska y la invitación difícil de rechazar del pogo en el estribillo. Pero también hubo otro elemento fundamental para encarnarse en la sensibilidad de aquella Argentina compleja. Se trata de una referencia sociopolítica muy picante y efectiva: la decisión del gobernador bonaerense Eduardo Duhalde de cerrar los locales nocturnos de la provincia a las 3.00 de la mañana generó descontento en los mismos sectores juveniles que consumían rock y Kapanga logró convertir el fastidio en discurso y hacerlo público.  

“Teníamos el 70 por ciento del disco grabado en un demo en casete que íbamos mostrando en las discográficas. Los más interesados eran los de (el sello) EMI (…) pero a la vez la compañía decía: “No, tienen cuatro covers”, recordó el Mono Fabio, cantante de Kapanga, hace un año en la revista Rolling Stone. “Ahí justo salió la ley de Duhalde, que obligaba a los boliches a cerrar a las 3.00 de la mañana, y eso nos obligó a cancelar un par de fechas que teníamos”.

“Nos fuimos a nuestras casas, pero de repente ese fin de semana me llama Balde (Spósito, entonces bajista de la banda) para decirme que había hecho una canción sobre la ley. Apenas me la cantó por teléfono, le dije: Tenemos un temazo”, aseveró el ‘Mono’, quien además relató que “la versión original era más picante: había malas palabras y le daba con un caño al gobernador, a quien nunca nombra. Cuando empezamos a darle forma, salió al toque. Es una de las canciones que más rápido hicimos en la historia de Kapanga”.

A pesar de que la letra inicial tuvo que ser levemente pasteurizada para evitar la censura que venía de padecer meses atrás la versión de Bersuit de “Señor cobranza”, igualmente no faltaron metáforas misilísticas como: “¡Dejate de joder, si estás mas duro que una mesa!”. El título de la canción toma el nombre de un célebre cuento infantil de Constancia Vigil.

La canción no sólo se convirtió en un éxito radiofónico, sino también en el himno generacional de la juventud de los ’90, aquella criada en una democracia debilitada por el achicamiento del estado y la presencia represiva de las fuerzas de seguridad. Y también le mostró a Kapanga un camino distinto al que insinuaban sus canciones de ritmos bailables y letras divertidos. Aunque sea por un rato: “En los primeros discos fuimos bastante protestones, pero después empezamos a bajar el nivel de compromiso político”, asume el cantante. 

“Uno arranca creyendo que tiene una banda de rock para cambiar el mundo, pero eso es mentira. El día que comprendí que mi objetivo era entretener, fui feliz. Vos podés cambiarle el pensamiento a alguien durante un rato, bajar una línea… pero no vas a resolver los problemas del mundo”, amplía el “Mono”

Tal vez por eso último, un día el cantante se encontró con la irónica coincidencia de que en el balotaje presidencial del 2015 iba a elegir al mismo candidato que Duhalde (“Me parece que voy a tener que reveer mi voto”, tituló textual Clarín, aplicando un imperdonable horror de ortografía). O lo mismo debió tolerar con indisimulable incomodidad que el humorista David Rottemberg reescribiera aquel hito fundante para “actualizar” la protesta política de época bajo el hombre de “El gato relojero”, tal como se observa en este video. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.