Sábado 20.04.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de enero de 2019 | Campo

Mucho ruido y pocas nueces

La labor parlamentaria en materia agropecuaria fue la más pobre desde el retorno a la democracia

En un 2018 complejo para el sector agroindustrial argentino, la actividad legislativa a nivel nacional no estuvo a la altura de las circunstancias. Un repaso a las estadísticas permite afirmar que la actividad parlamentaria, salvo algunos casos puntuales, fue para el olvido.

A nivel general, y según un relevamiento elaborado por directorio Legislativo, el Congreso Nacional sancionó 36 proyectos de ley el año pasado, un número menor en relación a 2017. De esta cifra, solo se aprobaron dos proyectos de ley vinculados al sector agropecuario.

Es llamativo la escasez de iniciativas aprobadas, la menor desde el retorno a la democracia allá por 1983, sobre todo al ser un año no electoral. Uno de los fracasos más visibles fue el tema semillas; no se logró aprobar una ley y el presidente de la comisión de Agricultura y Ganadería de Diputados, el entrerriano de Cambiemos Atilio Benedetti, recurrió a un eufemismo con el sello del Pro: apeló a que la ley se tratará “durante el primer semestre de 2019”.

Como contrapartida, el promocionado diálogo que pregona el oficialismo aumentó en relación a  2017. Durante el pasado año, la comisión de Agricultura se reunió en 16 ocasiones, contra 8 el año anterior; mientras que la comisión de Ambiente lo hizo 12 veces contra 14 en 2017 y Economía regional, sólo 3 contra las 8 de 2017.

El Congreso Nacional fue un espacio de buenas intenciones pero poca acción, situación que fue por demás evidente en el tratamiento de dos temas sensibles para la cadena agroindustrial. Los esfuerzos por alcanzar una nueva ley de semillas fue uno de los casos más emblemáticos a la hora de medir el alcance las políticas vinculadas a este sector.

Tras un debate que incluyó cuatro jornadas, el proyecto de ley logró el dictamen y más allá de las intenciones de contar con la normativa aprobada en 2018, obtuvo orden del día y se espera que sea tratado en la primera mitad de este año. Pero lo más probable es que primen las urgencias electorales y transcurra otro año sin novedades.

En el caso de la modificación de las multas en el tratamiento de envases vacíos de agroquímicos, el proyecto obtuvo el dictamen de todas las comisiones en tratamiento pero no fue sancionado. Deberá ser sancionado en el transcurso de 2019, antes de perder estado parlamentario.

Pero estas ni fueron las únicas temáticas que quedaron fuera de la agenda de los legisladores. En el caso de la producción porcina, el oficialismo no pudo avanzar en la declaración de emergencia y el proyectó se diluyó. Una situación similar se vivió en la Legislatura bonaerense, cuando sorpresivamente fue dada de baja una iniciativa para impulsar a este eslabón productivo.

Con respecto a la legislación vinculada a la aplicación de agroquímicos, tampoco hubo avances significativos. En soledad, el senador nacional Fernando “Pino” Solanas intentó presentar una iniciativa que apuntaba a prohibir y restringir las aplicaciones, pero no tuvo éxito y en febrero perderá estado parlamentario.  

De esta manera, los legisladores vinculados al sector agroindustrial siguen dilapidando oportunidades y el año pasado pasó inadvertido en materia de políticas para esta cadena. En 2019 todo parece indicar que la tónica será similar, con un oficialismo que estará inmerso en la lucha por renovar su mandato por otros cuatro años.  (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Atilio Benedetti, Fernando Pino Solanas

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.