Domingo 18.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de enero de 2019 | Nacionales

Prioridades invertidas

Bicicleta financiera: Por cada cien pesos pagados en intereses, el estado invierte siete en industria

Resignado a la ausencia del "segundo semestre" el gobierno de Mauricio Macri se volcó a una vorágine de toma de deuda que promete una feroz tormenta en el 2020.

Resignados a la realidad de que el “segundo semestre” jamás llegó, que la “lluvia de inversiones financieras” se mantuvo en una preocupante sequía, las autoridades del gobierno nacional se lanzaron a la búsqueda frenética de dinero. Ya no en forma de inversión, que era el escenario ideal, sino como préstamo.

En esta necesidad de dinero se optó por la creación de bonos y letras del Tesoro como alternativa, algo más saludable, cuando se agotaron las opciones de préstamos. Dada la inestabilidad política nacional, lo cierto es que la mayoría de los países soberanos en condiciones de prestar dinero no lo estarían haciendo a la Argentina, y el Fondo Monetario Internacional, que era la última opción deseable por el gobierno de Mauricio Macri, ya prestó todo lo que pretendía prestar.

Acorde al trabajo llevado adelante por la Universidad Nacional de Avellaneda, durante el 2018 se abandonó el esquema de metas de inflación, que fue el rector de la política monetaria durante dos años, producto de un sesgo cada vez más grande entre las metas y los objetivos.

El desbarajuste económico de haber abandonado el esquema inicial provocó que el Estado busque poner un “torniquete” a la sangría financiera, que en solo dos meses había implicado la pérdida de 15 mil millones de dólares en reservas. En este sentido, se propuso una tasa de interés altísima, que triplicaba al siguiente país en el ránking mundial.

Además, el Tesoro salió a endeudarse en corto y mediano plazo con las Leliqs, un título de deuda a 7 días, que en pocas semanas alcanzó una deuda nacional de 850 mil millones de pesos. Solamente los intereses que el gobierno paga por las Leliqs equivalen a 2,7 millones de salarios mínimos, 3,2 millones de jubilaciones mínimas y 18,5 millones de asignaciones por hijo.

De este modo, por cada 100 pesos pagados en intereses, el Estado invierte 38 pesos en ciencia y tecnología, 20,4 pesos para agua y alcantarillado, 10,6 para políticas de vacunación, 7,4 en industria y 80 centavos para la construcción de jardines. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Crisis, Deuda, Elecciones 2019, Hernán Lacunza

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.