Martes 20.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de enero de 2019 | Municipales

Sospechas de complicidad judicial

Bahía Blanca: Tendal de multas impagas entre los funcionarios municipales

El caso de Álvarez Porte, secretario de Seguridad que chocó y asumió públicamente que fue por mirar el celular sin que nadie le acerque la multa, es sólo uno de los casos que empañan la gestión de Héctor Gay.

La historia de las multas impagas entre los funcionarios de Bahía Blanca tuvo su corolario en las últimas semanas, cuando el propio secretario de Seguridad local, Emiliano Álvarez Porte, chocó en un confuso episodio. Si bien entre los trabajadores de la cartera municipal se deslizó que habría estado alcoholizado, el funcionario se ocupó de asegurar que “choqué porque me distraje mirando el celular”.

Acorde a las leyes de tránsito municipales, utilizar el celular al volante implica una pena que va desde los 5.476 y los 18.255 pesos. A pesar de haber confesado y hasta publicado la infracción, al parecer ninguna autoridad de tránsito le acercó la multa. Pareciera que el celular al volante, manejar alcoholizado y hasta los delitos en los que se involucran estupefacientes está prohibido sólo para aquellos que no ostentan un cargo público.

El de Álvarez Porte, desafortunadamente, es sólo uno de los muchos casos de negligencia y falta de interés por las normas de tránsito en el municipio de Héctor Gay.

Al mes de noviembre, Fernando Compagnoni, titular de la secretaría de Gobierno, tenía 3 multas por un total de 3.264 pesos. El secretario privado del intendente, Tomás Marisco, tiene otras 3 por 7.682.5. El secretario de Salud, el más tímido de los negligentes, suma 500 pesos en una multa.

Ignacio Caspe, subsecretario de Políticas Territoriales, tiene 2 multa por 5.600 pesos. El subsecretario de Salud, Gerardo Deblauwe en el otro extremo de su jefe, no pareciera tener intención de pagar ninguna de las 12 multas que posee por un total de 15.397,50.

El subsecretario de Rentas, Ceferino Martínez, figura al mes de noviembre con una multa de 3 mil pesos. Algo similar ocurre con su par de Deportes, Bernardo Stortoni, que suma 3.470 en 3 multas. Tanto la subsecretaria de Formación, Morena Rossello, como la directora general de Integración, Leticia Tamborindeguy, tienen una multa cada una por 300 pesos.

El director general del Centro Único de Monitoreo, Marcelo Alonso, debe 2 multas por 1.890 pesos. La directora de Juventud, Florencia Bustelo, aun no pagó los 3.202,5 de su multa. Insólitamente, lo mismo ocurre con el director general de Fiscalización, José Luis Montanaro, quien al mes de noviembre no había pagado los 8 mil pesos de la suya.

De este modo, los funcionarios municipales de Bahía Blanca parecieran pasear su desprecio por las normas de tránsito, su irresponsabilidad a la hora de ponerse al volante o, lo que es peor, la espera a que algún juez de faltas amigo le condone la deuda. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
22 Jan | 05:23
Agapita Nomecuentes de Notevoto | Mail
pregunto ¿ para que se rompen el traste en publicarlas ? si hablan por fono con el jues de faltas y, de un plumazo semeten las borran y no deben nada- para eso son funcionarios - bahienses voten contentos - no piensen - procedan por impulsos como los animales.-
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.