Martes 23.04.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
31 de enero de 2019 | Municipales

Tu cariño, mi dolor

La pareja Magario - Espinoza estuvo en La Costa haciendo “falsas promesas”

En el marco del encuentro que intendentes y dirigentes justicialistas mantuvieron en el partido de La Costa, la dupla matancera escuchó las solicitudes de vecinos de Santa Teresita que pedían agua potable. Sin embargo, a la hora de promocionar su estadía, “olvidó” la charla.

En épocas de elecciones hay que ser muy fino a la hora de comunicar para no beneficiar al adversario, ni perjudicar al compañero. En este caso, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y su antecesor y aspirante a gobernador, Fernando Espinoza, recorrieron el partido de La Costa en el marco de una reunión de dirigentes pejotistas y decidieron promocionar las charlas con los vecinos de Santa Teresita en sus redes sociales, aunque omitieron una parte bastante importante.

En una clara maniobra para cuidar a su colega Juan Pablo De Jesús, la difusión en redes de Magario y también del actual diputado nacional por la provincia de Buenos Aires comunicó su estadía en la localidad costera. Sin embargo, guardaron ciertos diálogos para encubrir la mala gestión del clan De Jesús.

En este sentido, el reclamo de la ciudadanía se refería a la necesidad de tener agua potable de una vez por todas, con la cual ambos dirigentes se comprometieron. Sin embargo, horas después se “olvidaron” de publicar esta parte del diálogo que predominó en el video al que REALPOLITIK pudo acceder.

“Los vecinos, comerciantes y turistas de Santa Teresita nos contaron su preocupación por los aumentos de tarifas, las jubilaciones y lo difícil que se hace llegar a fin de mes. Esto se repite a fin de mes en todos los lugares de la provincia”, recita un posteó que no devela la verdadera charla ni necesidades que hoy tienen los vecinos de La Costa.

El problema del agua en La Costa es un reclamo que varias veces ha sido tema de debate y noticia en este medio, a través de artículos donde se lo señala a Juan Pablo De Jesús y familia como responsables de una solución cada vez más alejada de la realidad de los ciudadanos de Santa Teresita.

Tal y como lo contó oportunamente REALPOLITIK, no sólo que el agua no es potable para ser bebida sino que en las últimas épocas su coloración se volvió naranja. Por este motivo, ni siquiera se puede usar para higienizarse y obviamente mucho menos para ingerir. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.