Jueves 21.02.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de febrero de 2019 | Municipales

Tras la denuncia de REALPOLITIK

Tagliaferro echó a ladero que amenazó con cagar a tiros a su “hermano”

El intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, le pidió la renuncia -por segunda vez- al ex concejal Christian Salinas, luego de que se conociera a través de REALPOLITIK la denuncia de amenazas que sufrió su ex jefe de campaña. La noticia tuvo una enorme repercusión en el arco político moronense y terminó con otro dolor de cabeza para el jefe comunal.

HORACIO DELGUY

por:
Mónica Galván

Tagliaferro estaba de vacaciones en Europa cuando Salinas increpó a Diego Llaneza en momentos que estaba en un bar junto a sus dos pequeñas hijas. Fue a principios de la semana pasada. El ex edil se acercó a la mesa y lo insultó. Amenazó con “cagarlo a tiros por traidor”, sin cuidar que sus palabras iban a despertar miedo en las niñas y en el propio Llaneza, que terminó haciendo una denuncia penal.

Salinas asumió como concejal en el 2015 y ahí nomás le trajo problemas al ex esposo de María Eugenia Vidal. Fue denunciado por su propia madre por maltratos, pero además fue acusado de coimear a empleados municipales. Fue en el 2017. Lo grabaron: “Yo necesito que me des una mano ahí. Me dio Estelita y me dio Tuni, esto es para acompañar a los que no cobraron. Tenemos que bancar el local de Patagones, hay que hacer un montón de cosas. Tenemos que hacer política y la política tiene que salir de la política”, se escucha decir a Salinas.

El escándalo llevó a Tagliaferro a pedirle la “cabeza” y el muchacho renunció a la banca, pero siguió siendo parte del equipo junto a Llaneza -por entonces jefe de campaña-.

La salida de Llaneza del espacio de Cambiemos se produjo hace unos meses atrás. Envalentonado, Salinas dijo que el intendente lo convocó para armar de cara a la elección de este año. Y con ese “contrato” fue hasta el bar y le cayó encima. “Ramiro Tagliaferro me convocó para hacer la campaña. Vos sos un traidor de mierda. Te voy a cagar a tiros a vos y a tus hijos”, le gritó.

Llaneza lo denunció. Llegado de sus vacaciones por Europa, a Tagliaferro no le quedó otra que llamar al revoltoso. El viernes pasado lo recibió en su casa ubicada en la rotonda de Jiménez (Castelar). Allí le pidió una salida decorosa.


Diego Llaneza.

El intendente le dijo Salinas que le estaba causando muchos problemas. “No podés amenazar a Diego (Llaneza), él es mi hermano, aunque estemos distanciados”. Y fue más lejos: le pidió que se retirara sin hacer ninguna alharaca porque su rebeldía caería sobre la fuente de trabajo de cercanos a Salinas. Incluso su mamá, María Antonia Torres, cuyo silencio en aquel caso de maltrato le costó a Tagliaferro la módica suma de un cargo como empleada Administrativa con cuarenta horas en la secretaría de Producción. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.