Sábado 20.07.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de febrero de 2019 | Cultura

Una película admirable

Murió Bruno Ganz, el intérprete de Adolf Hitler en “La Caída”

El actor Zurich Bruno Ganz, reconocido mundialmente por su célebre interpretación de Adolf Hitler en “La Caída” (2004), falleció como consecuencia de un cáncer intestinal. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Si bien esa interpretación fue consagratoria en el resto del mundo, Ganz contaba con una larga y exitosa trayectoria previa, que incluía su premiación con el Anillo de Iffland, propiedad del estado austriaco cuya custodia es asignada al mejor actor en lengua germana, y así reconocido como digno sucesor del actor, dramaturgo y director teatral alemán August Wilhelm Iffland.

Ganz había nacido en Zurich (Suiza), en 1941 y era hijo de un mecánico suizo y una madre de origen italiano. Su carrera fue muy extensa y abordó géneros variados. Consagrado en la escena teatral germana, en cine actuó con varios directores de primer nivel como. Fue el vampiro en Nosferatu de Werner Herzog y un ángel en Las alas del deseo de Wim Wenders. Su prolífica carrera lo convirtió en cazador de nazis en Los chicos del Brasil, de Franklin Schaffner y en un obstinado conde que pretende casarse con La Marquesa de O, en el film de culto de de Éric Rohmer. También actuó a las órdenes de Ridley Scott y de Francis Ford Coppola, y su último papel fue en la película The House that Jack Built de Lars von Trier (2018).

Sin embargo, su extensa y reconocida trayectoria quedó empalidecida ante su magistral interpretación de Adolf Hitller en “Der Untergang”’ (‘La caída’, 2004), de Oliver Hirschbiegel, que no sólo lo catapultó a la fama mundial, sino que se convirtió en tendencia frecuente en Twitter, Facebook y otros portales sociales gracias a las memes creadas sobre sus imágenes. 

El de Adolf Hitler es un personaje cuya interpretación desvela a los actores de primer nivel, pleno de desafíos y de riesgos, ya que es considerado “maldito” por la industria cinematográfica en lengua inglesa. De hecho, pese a la soberbia actuación de Ganz, “La caída” no consiguió pasar de la nominación a los premios Oscar como mejor película en habla no inglesa. 

La película narra los últimos días de Hitler de manera admirable, reconstruyendo las lealtades y las traiciones, manteniendo una tensión sobrecogedora que no decae a lo largo del film. Ganz reconocía: “Me ayudó el hecho de no ser alemán, porque pude poner mi pasaporte entre Hitler y yo”, lo que le permitió continuar trabajando de manera constante más adelante y así evitar la “maldición del personaje de Adolf Hitler”. Al respecto, destacaba que debió afrontar graves dilemas y contradicciones morales, a punto tal que debió modificar su estrategia habitual de construcción del personaje. “Soy un actor que trata de identificarse con la persona que interpreta. Eso significa que quise entender quién fue Hitler”. Sin embargo, en este caso, “tuve que construir un muro o un telón de acero en mi mente” para distanciarse del personaje del fuhrer, ya que le espantaba pasar sus “noches en el hotel” en su compañía.

Si bien Ganz filmó 17 películas posteriores a “La caída”, la mayoría ha pasado desapercibida, más allá de sus logradas actuaciones, jamás pudo despegarse en la consideración del público de aquel personaje arrasador, que le valió la fama mundial y pero que también signó su destino. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Adolf Hitler, La Caída, Bruno Ganz

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.