Sábado 25.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de febrero de 2019 | Judiciales

Democracia resentida

Testigo clave del caso Miguel Brú sigue detenido y su mujer solicita su liberación inmediata

Lorena Rivarola reclama justicia por su marido, que se encuentra detenido por un hecho de violencia de género contra ella misma. El juez que entiende en la causa es Jorge Moya Panisello, del Tribunal Oral en lo Criminal Nro. 1, que le argumentó tener audios que lo incriminan.

Hace varios días REALPOLITIK se hizo eco del encarcelamiento de Pedro Díaz -testigo clave del caso Miguel Brú-, tras haber sido sindicado por atacar a su mujer en un hecho caratulado en el marco de la violencia de género. Sin embargo, su esposa Lorena Rivarola niega las acusaciones contra su marido y pide que la Justicia lo libere inmediatamente.

Todo comenzó hace algo más de un mes, cuando Pedro evitó que se instale una cocina de droga frente a su domicilio en la ciudad de La Plata. Tras este episodio, dos personas se acercaron días después a intimidarlo por su posición en contra de la instalación del bunker, entre los que Lorena detalló con nombre y apellido: “Los que vinieron a apurarlo fueron, una persona que se hace llamar Ezequiel Marruecos, y el propio hermano de Miguel (Brú)”.

Tras este desafortunado hecho, Díaz volvió a su casa un día y encontró a su mujer herida y desmayada en el piso. Rápidamente, llamó una ambulancia que la derivó al hospital San Martín para ser intervenida de urgencia, evitando su muerte. Al despertar al día siguiente, Pedro se enteró lo sucedido y decidió hacer la denuncia. Sin embargo, al acercarse a la comisaría Nro. 8 de La Plata resultó detenido.

Al saber de la detención de su esposo, Lorena se fue del hospital y trató de hablar con los funcionarios judiciales que entienden en la causa, sin tener mucha suerte. Desde la fiscalía Nro. 15 de la ciudad de La Plata, la propia fiscal Virginia Bravo le advirtió que tenían pruebas contra su marido por hechos de violencia, por lo cual fue derivada al nosocomio provincial. Por su parte, el juez Jorge Moya Manisello envió con el mismo argumento a su secretario para que atienda a la mujer.

Según pudo reconstruir REALPOLITIK por dichos de Lorena, quien realmente la habría atacado e intentado abusar de ella fue el propio Marruecos, quien había apretado a su marido por no dejar instalar la cocina de droga en una casa cercana a la de Díaz. Sin embargo, la declaración de la mujer no fue tenida en cuenta ni en la fiscalía, ni en el juzgado.

Hace más de una semana Rivarola se encadenó en los tribunales de calle 8 para exigir la liberación de su marido, que aún se encuentra en la unidad Nro. 9, pero no fue escuchada por los funcionarios y curiosamente no logró tener repercusión en los medios. Indagando sobre las causas de lo comentado, trascendió que el hombre conocido como Ezequiel Marruecos trabajaría en la Procuración bonaerense, lugar desde donde opera y realizaría este tipo de acciones.

Por otro lado, cabe resaltar el accionar del fiscal Marcelo Martini -quien investiga en la causa Brú- que al conocer que el testigo clave de la causa Brú se encontraba detenido, visitó la unidad Nro. 9 junto a un testigo que certificó que quien se encontraba ante él era el propio Díaz, quien, sin causa alguna, hoy sigue privado de su libertad.

Según trascendidos que no pudieron certificarse, la denuncia contra Díaz habría sido orquestada por el propio Marruecos, cuestión que cerraría un increíble círculo vicioso entre narcotraficantes, operadores judiciales y este hecho aberrante que es propio de un estado terriblemente contaminado. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.