Martes 21.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de marzo de 2019 | Campo

Cadena sojera, complicada por las retenciones

Mesa Nacional de Soja: ¿Más de lo mismo?

La segunda reunión de este espacio, encabezada por el presidente Mauricio Macri en Rosario, dejó varios puntos para el análisis en el contexto de un año electoral caliente.

Desde la Casa Rosada y en un año en donde el oficialismo necesita cada dólar que ingresa al país, buscan aceitar la relación con la cadena de soja. Este complejo exportador genera el 25 por ciento de las divisas y cuenta con una capacidad instalada para procesar 65 millones de toneladas anuales, cifra que lo posiciona como el mayor polo de crushing sojero en todo el mundo.

Una de las premisas de Cambiemos en relación al sector agroindustrial es convertirse en el “supermercado del mundo”, tomando como base el agregado de valor de la producción primaria. El descalabro económico que tuvo su punto más álgido los primeros días de septiembre del año pasado, que incluyó corrida cambiara con dólar a 42 pesos y un pedido de auxilio al FMI obligó a un brusco golpe de timón.

Urgido de dinero fresco, Macri echó mano a una herramienta a la cual denostó durante su etapa de candidato presidencial. Así, modificó los aranceles de exportación para todas las exportaciones y además de la presión para la producción de granos, generó daños colaterales a la agroindustria. Al eliminar el diferencial de retenciones entre el poroto de soja y sus subproductos (aceite y harina de soja), hizo más atractiva la exportación de grano por sobre el valor agregado que se podía generar a partir de este cultivo.

El Gobierno nacional necesita los dólares de la soja y quiere –en la previa de una cosecha de la oleaginosa que se ubicaría sobre las 56 millones de toneladas- llegar en paz con esta cadena de valor a las elecciones presidenciales. Con estos antecedentes, representantes de este sector y funcionarios nacionales mantuvieron un encuentro en la planta de procesamiento de la firma Renova, a unos 30 kilómetros de Rosario.

La reunión, que se extendió por poco más de dos horas, dejo varias postales. En el orden político, es cada vez evidente el rol secundario del secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, una afrenta difícil de digerir para el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina. En el encuentro, el presidente Macri estaba flanqueado por el cada vez más poderoso ministro de Producción Dante Sica y el gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

La agenda del encuentro giró en torno a la primarización de la producción, los derechos de exportación y cuestiones vinculadas a la infraestructura, entre otros puntos. Si bien se abordó un temario extenso, la cadena sojera hizo un pedido concreto al presidente Macri: Modificar el diferencial de retenciones entre el grano de soja y sus subproductos. De esta manera, piden que en lugar de pagar cuatro pesos por dólar exportado, pasen a abonar tres pesos.

La industria sojera considera como un castigo excesivo este trato en materia impositiva. Tras la reunión, se llevaron la promesa de un nuevo encuentro con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y su par de Producción, Sica. Los funcionarios, antes de cualquier promesa, quieren analizar en detalle el costo fiscal que implicaría esta medida.

De esta manera, Macri y sus ministros superaron una parada difícil con esta cadena de valor y ganaron algunos días, siempre con la mira puesta en llegar lo menos golpeados posibles a las elecciones presidenciales de octubre. Entre los meses de marzo y abril empieza la cosecha de este cultivo y si los exportadores no liquidan en tiempo sus ventas, la Casa Rosada estará en serios problemas. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Soja, Luis Miguel Etchevehere, Dante Sica

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.