Miércoles 17.07.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de marzo de 2019 | Campo

El campo en pie de guerra

Etchevehere y sus laderos políticos pasaron un mal momento frente a productores entrerrianos

En una jornada que debía transcurrir sin sobresaltos, el secretario de Agroindustria nacional recibió durísimos cuestionamientos.

En estos días de campaña, los principales medios de comunicación se encargaron de documentar hasta el más mínimo detalle la visita del ex ministro de Economía Axel Kicillof a la Sociedad Rural de Bragado y mostrar el rechazo unánime que generó la presencia del ex funcionario kirchnerista en esa localidad bonaerense.

Las repercusiones no finalizaron en ese punto y desde la dirigencia de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) bajaron una orden tajante: Si un político en campaña visita una Sociedad Rural, a partir de ahora será recibido por altos directivos de la entidad ruralista.

Pocos días después del periplo de Kicillof por Bragado, hubo otra visita –en Entre Ríos- en la que funcionarios nacionales del oficialismo recibieron duros reclamos por parte de productores agropecuarios. Pero salvo la cobertura de medios locales, esta visita pasó desapercibida para el periodismo de Buenos Aires.

Definitivamente, 2018 no fue un buen año para el secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere. Acorralado por una economía con todas sus variables alteradas y una buena dosis de errores propios, el entrerriano solo espera que llegue diciembre para finalizar su mandato. En pleno año electoral, el secretario preparó un viaje a su terruño, flanqueado por dos funcionarios de esa provincia: el siempre mediático senador Alfredo de Angeli y el diputado Atilio Benedetti. Estos legisladores presiden las comisiones de agricultura en la Legislatura nacional.

La comitiva llegó hasta la apacible localidad de Viale, a unos 50 kilómetros de Paraná, con el objetivo de entregar un camión perforador al municipio. Todo hacia prever una jornada sin sobresaltos, en donde el diputado Benedetti podría conversar con los productores agropecuarios y sumar puntos para su casi segura candidatura a gobernador, con el respaldo del secretario y un peso pesado como de Angeli.

En política, nada es lo que parece y el escenario más favorable puede ocultar una trampa. Después de la entrega del camión perforador, el trío de funcionarios entrerrianos mantuvo un encuentro con productores de esa localidad, en donde expusieron su opinión sobre el actual escenario para la actividad en esa región.

Con respeto y palabras sencillas, los productores demolieron a los tres políticos, que azorados recibieron un duro baño de realidad. El primer testimonio fue revelador. “No hemos tenido la contundencia que esperábamos del Gobierno”, señaló un  productor que fue invitado a exponer frente a la mesa de autoridades.

Ante el excesivo optimismo que muestra Cambiemos con las proyecciones de producción de granos, este agricultor derrumbó todos los argumentos en dos líneas. “El Gobierno nacional está esperando la cosecha récord para tener los dólares, pero están contando las monedas antes de tiempo”.

Las políticas económicas para frenar la subida del dólar estallaron en la cara de Etchevehere. “Las tasas de interés son altas por el costo financiero. La cosecha record servirá para deudas viejas, no se si podrán cubrir deudas nuevas”, sostuvo este productor, que también advirtió que “es agobiante el tema de las tasas de interés, nos ahogan con las refinanciaciones”.

Otro productor, que le adelantó a los funcionarios que dejará la actividad, los interpeló con crudeza: “Qué piensan ustedes, ¿hacia donde se van a orientar para que el productor que queda en pie pueda seguir? Es insostenible que un productor pueda trabajar con estas tasas de interés”. En este sentido, fue lapidario con los funcionarios. “Nosotros confiamos en ustedes, tenemos muchos entrerrianos en el gobierno y esperábamos una gran respuesta y apoyo”.  

El secretario Etchevehere recogió el guante y apeló al manual PRO para responder. “Todo lo que se dijo es verdad”, reconoció y citó como disparador de este mal momento para el sector agroindustrial a la sequía de la pasada campaña, que se reflejó en una pérdida de 30 millones de toneladas de soja y maíz, que restaron unos 8 mil millones de dólares a las arcas fiscales.

Pero en el secretario de Agroindustria, el orgullo es más fuerte. Con un cinismo rayano a la caradurez, señaló que cuando empiece la cosecha de soja y maíz, los productores podrán disponer libremente de su dinero. “La plata le va a entrar a ustedes, es dinero de ustedes bien habido y ustedes sabrán lo que mejor quieran hacer con esa plata. Es propiedad privada, ustedes van a poder vender como y cuando quieran a diferencia de lo que pasaba con el gobierno anterior”, sostuvo, sin que se le mueva un músculo de su cara.

Para Etchevehere, aferrado a un cargo que le quedó demasiado grande, las retenciones –que en el kirchnerismo eran mala palabra- están justificadas. De todas maneras, el derrotero de este devaluado funcionario no es mas que un pálido reflejo de la desastrosa gestión que Cambiemos instrumenta en todas las áreas de la economía argentina. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.