Martes 07.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de marzo de 2019 | Municipales

Entrevista REALPOLITIK.FM

Denuncian que en La Plata no hay un plan de resiliencia: "Hay que exigirle al gobernante que gobierne"

El presidente de la Fundación Biosfera, Horacio de Beláustegui, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la labor de su fundación y el tratamiento en materia de medio ambiente de la gestión municipal. “En estas zonas frutihortícolas, estamos advirtiendo vamos a tener un grave problema con la producción”, aseguró.

HORACIO DELGUY

por:
Rosario Castagnet

El presidente de la Fundación Biosfera, Horacio de Beláustegui, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la labor de su organización y el tratamiento en materia de medio ambiente de la gestión municipal. “En estas zonas frutihortícolas, estamos advirtiendo que vamos a tener un grave problema con la producción”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿De qué se trata su fundación?

Es una fundación que se creó en la primavera de 1991, cuyo objetivo es trabajar para el bien común en el tema ambiental. Yo soy licenciado en ecología y recursos naturales y profesor de ecología en la Universidad Nacional. Trabajamos muchísimo, localmente lo hacemos como coautores de ordenanzas municipales, como la ordenanza "Residuos Cero", donde se trabajó democráticamente y se aprobó por unanimidad. Un trabajo ejemplar en el tema democrático. Además, somos observadores de la convención marco de Naciones Unidas de Cambio Climático desde 1998, hemos participado en distintas reuniones.Nos interesa todo lo que es el tema de la educación, investigación y desarrollo de trabajos, en cuanto a temática ambiental, trabajando para el bien común. 

RP.- ¿Cómo ve la situación del cambio climático en la zona?

Estamos muy preocupados porque hay un organismo, de la Convención Marco de Naciones Unidas del Cambio Climático, que es el famoso IPCC, el cuerpo científico, donde están los 900 investigadores más importantes del mundo y las advertencias que están haciendo son catastróficas. Hay un informe del año pasado que dice que si seguimos con esta tendencia vamos a ir muy mal, en quince años vamos a tener problemas muy graves.

Si bien ahora hemos tenido problemas, como la inundación de nuestra ciudad, van a ser mucho peores. Por ejemplo, nosotros deberíamos tener 350 partes por millón de dióxido carbono en la atmósfera y estamos en casi 400 partes por millón, eso hace que el sistema atmosférico trate de equilibrarse, entonces todos los fenómenos meteorológicos normales se ven alterados. Tenemos períodos mucho más grandes de temperaturas altas, las lluvias son más torrenciales, hay lugares con mucha sequedad; todo esto altera no sólo en la ciudad, sino en la parte donde se generan alimentos, y nosotros, que somos el granero del mundo, en estas zonas frutihortícolas estamos advirtiendo que vamos a tener un grave problema con la producción. No veo que se esté trabajando sobre esto. 

Además, van a aparecer otros vectores, como riesgos con la salud, no únicamente el tema de los mosquitos o roedores, sino que van a aparecer moluscos y otros organismos más. Veo que no hacemos nada ante esto, sobre todo a nivel local. Estamos muy preocupados, haciéndonos ecos de estas advertencias de científicos. 

RP.- En estos años se han vistos aumentos de temperatura, ¿a qué se debe esto?

La ciencia lo que hace es medir a nivel planetario, y todos los años son más calurosos que el anterior, estamos aumentando la temperatura promedio del planeta, relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero. Hay dos formas de abordar el tema del cambio climático: la adaptación y la mitigación. 

La adaptación es lo que uno puede hacer en la parte legislativa, ingenieril, ambiental. Es decir, ordenanzas y normas que favorezcan y adviertan a la comunidad cómo deben comportarse. Por ejemplo, hay que construir de forma más térmica, estamos construyendo edificios con poco aislante, cosa que tenemos que contrarrestar con gasto de energía para climatizarlo. Esos son gases de efecto invernadero que va a la atmósfera. Además de que el gasto del bolsillo aumenta. Hay que ser más eficientes en el uso de la energía. 

RP.- ¿Cómo puede ser que no haya un organismo con los conocimientos necesarios como para evitar eventos trágicos como las inundaciones en la ciudad?

Eso es algo inaudito. Aparte se perdieron muchas vidas, muchos recursos también, no sabemos cuál es el árbol más alto para subir o la parte más alta, no tenemos un plan de contingencia ante eso, que conozca la comunidad. El funcionario puede tener algún conocimiento, pero no sirve si el ciudadano no lo tiene. Tenemos que estar informados, el ciudadano no es sonso, es muy vivo y quiere una mejor calidad de vida. Si no lo informamos adecuadamente estamos muy mal. En el municipio son muy pocos los funcionarios, esos asisten solo en la contingencia, entonces se gasta con colchones, infraestructura, agua, pero lo que tenemos que tener son planes que sirvan para ir salvando esa situación. Acá la idea es gastar siempre, en realidad hay que prevenir, no estar gastando dinero constantemente. Es como si en las arcas del estado siempre hubiera plata cuando en la realidad estamos viendo que nos hace falta dinero, tenemos que ahorrar.

Otro tema es el de los residuos. En el diario aparecía que iba a ser de 100 millones el costo mensual, después que eran 132 y ahora ha trascendido que son 168 millones por mes. Tenemos que operar como lo hacemos en nuestra casa: cuando vemos que gastamos mucho en electricidad decimos que hay que ahorrar energía. En el estado no es así, no tenemos esa educación. Eso está muy mal. 

Por estas cosas constituimos, junto con otras instituciones, una comisión de seguimiento y asesoramiento al plan de gestión que tienen en el municipio. Queremos ayudar, contribuir a que se mejore. El residuo es plata y energía, no podemos deshacernos de eso, se puede comercializar, reciclar, reutilizar y eso es entrada de plata que va a restar esos 168 millones mensuales que aparentemente salen del presupuesto del municipio. La basura es plata. No debemos derrochar. Nosotros estuvimos con Marcelo Leguizamón, que se presentó muy interesantemente, en cuanto a que nos iban a facilitar el sistema para contribuir a mejorarlo. Pero no hemos tenido la oportunidad, porque están muy ocupados los que se encargan de los residuos. Hemos tenido alguna reunión, pero surgen problemas y no pueden asistir. Nosotros les estamos pagando a los funcionarios para que nos sirvan a nosotros como ciudadanos, no estamos teniendo una jerarquía de reino. Lo que tiene que entender los funcionarios es que nosotros les pagamos los sueldos con los impuestos, ellos tienen que estar al servicio nuestro.

Si los ciudadanos decimos que tenemos conocimientos y queremos ayudar, hay que permitirlo. No tener una soberbia o actitud mesiánica, porque no es así. Hay que ver cómo hacemos para tener un sistema modelo de recolección de residuos, no este que lo único que hace es perder plata, no tenemos dinero los platenses para mantener un sistema que no funciona. 

RP.- ¿Por qué el municipio no invierte más en educación?

Lo que hay que hacer es exigir al gobernante que gobierne. Tiene que tener una función de estadista, adelantarse a las necesidades que tenemos. ¿Por qué no hay un plan de resiliencia? Trabajar en planes, viendo al parte económica, constructiva, ambiental, para prevenir. A la gente, si uno le enseña, forma consciencia, es resultado de una educación, que es lo que no tenemos. Creo que a los funcionarios les falta formación y esa humildad de decir "no sé, voy a preguntar". Estamos tropezando en la piedra año tras año. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Julio Garro, Horacio De Beláustegui

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!