Sábado 25.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de abril de 2019 | Ensenada

Ex funcionario despechado

Sigue la fuga de audios en Ensenada: “Lo único que hice es cuidarlos para que no vayan en cana”

En un nuevo audio de D'Addario, el ex encargado contable municipal, cargó contra su familia vinculada al estado y habló de "dinero manchado con sangre".

Apareció el que sería el primero audio de muchos que Oscar David D’Addario, ex encargado contable de la dirección de Cooperativas de Trabajo de la municipalidad de Ensenada, dedicadó, en este caso, a su familia y funcionarios locales. En una anterior publicación de REALPOLITIK, el polémico D'Addario explicó con todo tipo de detalles cómo era enviado a “transar” con el Tribunal de Cuentas, que preside el radical Eduardo Grinberg.

Esta vez, aseguró haber sido golpeado por personas con las que debía “negociar dinero manchado con sangre” para su familia. “Tengo muchas ganas de hablar de esto. Yo no estoy escapado de nadie, sino que estoy recuperándome de una cagada a palos de la gente con la que estuve tratando durante años para que ustedes ganen mucha guita”, explica en el comienzo de la comunicación.

“Mi tía Graciela me dejó solo después de tantos años de trabajo, en una reunión de la que me fui indignado porque resulta que ahora ella desconoce todo lo que yo hice para limpiarle el culo”. En el audio, dirigido a su propia familia, explica que fue despedido de la municipalidad y amenaza con mostrar información sensible para sus propios parientes, quienes estarían trabajando en el estado y cobrando dinero de un circuito ilegal. “Me cago de risa con el telegrama de despido. Se lo pueden meter bien en el orto. Lo único que hice es cuidarles el culo para que no vayan en cana. La información que tengo yo está bien guardadita”, amenazó.

“Ahora se terminó el pelotudo. Se terminó porque me cagaron a palos los tipos con los que ustedes me mandaban a negociar. Yo les llevé guita manchada de sangre y de muchas cosas más”. Ya sobre el final de la comunicación, admite tener miedo de morir en manos de sus propios parientes y confiesa haberse mudado a la provincia de Córdoba en busca de refugio. “Tengo miedo que me entreguen o que me maten ustedes mismos. Para ustedes yo sólo soy un billete”.

“A ustedes sólo los une la plata y ahora tengo miedo que cuando vuelva me manden a matar, porque yo sé muy bien todo lo que están haciendo. Mi vieja, mis primos Jorge, Alejandro y Marito Zampaglione. Igual la información que yo tengo no la tengo solo, sino que también está acá, en la fiscalía de Córdoba”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar)  

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.