Domingo 20.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de mayo de 2019 | Campo

Ni China lo salva

Con el gobierno enfocado en las exportaciones, el mercado interno de carne muestra señales de alerta

Si bien 2019 cerrará con buenas cifras en el mercado externo, la realidad indica que el consumo está golpeado, con las cifras más bajas de los últimos años y precios cada vez más caros en el mostrador.

En los casi cuatro años de gestión del presidente Mauricio Macri, la ganadería argentina es uno de los eslabones de la cadena agroindustrial que puede exhibir alguna señal positiva, de la mano de un fuerte crecimiento en las ventas al exterior. De acuerdo a estimaciones del sector privado, las exportaciones este año podrían cerrar por encima de las 600 mil toneladas, cifra que representa un incremento en relación a 2018.

En este escenario, China es el principal destino de los frigoríficos exportadores, con algo más del 50 por ciento del total de las ventas. Pero más allá de esta postal, en el mercado interno la foto no luce tan bien y hay tres temas que preocupan: la caída del consumo, el aumento en los mostradores y aumento en la faena de hembras.

El primer trimestre del año no empezó con el pie derecho en los mostradores de las carnicerías. De acuerdo a la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (CICCRA), el consumo de carne vacuna cayó un 13,4 por ciento en relación al mismo período del año pasado, en lo que representa la peor performance de los últimos nueve años.

De esta manera, el consumo anual por habitante perforó la barrera de los 50 kilos, para caer en los 49,6 kilos. Desde la entidad sostienen que este cambio de hábito se explica por un salario erosionado por la inflación y el incremento de precios en la carne.

En retrospectiva, los precios del asado de solo hace un año generan nostalgia. De acuerdo al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que realiza un relevamiento mensual en carnicerías de todo el país, el valor de este corte el año pasado se ubicaba sobre los 147 pesos. Hoy no se encuentra por menos de 230 pesos, más allá del Plan Precios Esenciales que promete cortes parrilleros a 149 pesos.

Con respecto a este intento del gobierno de anunciar el asado, matambre y vacío a 149 pesos, es una medida que con un simple vistazo a los números se diluye. Una cuenta: por mes, los argentinos consumimos 250 mil toneladas de carne bovina, mientras que el suministro del plan Precios Esenciales son 480 toneladas mensuales. En líneas generales, el IPCVA señaló que en el último año, el precio de venta al público de carne bovina aumentó un 69,3 por ciento, impulsada por la suba del precio de la hacienda.

A estas preocupaciones de índole comercial se suman factores productivos que se perfilan como un severo llamado de atención. La faena de hembras en el pasado mes de abril sigue su tendencia alcista y se ubicó en el 52, por ciento. Este tema no es menor, porque significa que en 2020 la producción de terneros será menor.

¿Por qué se llega a esta liquidación de vientres? Por un lado, la demanda china por vaca es imparable y el precio de esta categoría registra precios nunca vistos en el Mercado de Liniers. En paralelo, los productores venden vacas para hacerse de efectivo, ante la imposibilidad de acceder a financiamiento para su trabajo.

De esta manera, una de las escasas cartas que el macrismo podría presentar como ganadora –los buenos números de la exportación- se pierde bajo el peso de un mercado interno cada vez más golpeado. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Campo, CICCRA, Mauricio Macri, Faena, Frigorífico

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.