Martes 21.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de mayo de 2019 | Campo

Números en rojo

¿Alcanza la cosecha récord para asegurar un nuevo mandato de Cambiemos?

Mientras desde la Casa Rosada anuncian una superproducción de granos, los precios de la soja caen en las pizarras de Chicago. Los efectos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos repercuten en la agroindustria nacional.

El gobierno nacional deposita gran parte de sus expectativas en el sector agroindustrial argentino y su capacidad para generar divisas. En su presupuesto para este año, desde el macrismo apostaron un pleno a las exportaciones “del campo”. En el texto elevado por el ministerio de Hacienda, su titular Nicolás Dujovne esperaba incrementar en casi un 300 por ciento los ingresos en conceptos de derechos de exportación.

En el texto del presupuesto que finalmente se aprobó, detallaban que durante 2018 esperaban recaudar por ese concepto unos 143 mil millones de pesos (unos 3.580 millones de dólares) y estimaban que para este año la cifra ascendería a 430 mil millones de pesos (aproximadamente 10.790 millones de dólares). Claro está, a la cotización de aquellos días, que orillaba los 40 pesos.

Una vez más, las intenciones del oficialismo fueron sobrepasadas por la realidad. Por un lado, la cotización de la divisa norteamericana se mantiene a duras penas sobre los 46 pesos, pese a los denodados esfuerzos de la Casa Rosada.

¿Alcanza la cosecha récord de más de 140 millones de toneladas para asegurar un nuevo mandato de Cambiemos? Todo parece indicar que no y a las torpezas propias de un gobierno que tiene como única estrategia contener el valor del dólar para llegar a octubre, se suman una serie de factores que complican el panorama.

En primer lugar, la feroz guerra comercial entre China y Estados Unidos tiene un impacto directo en el precio de la soja, que en las pizarras del Mercado de Chicago ya perforó el piso de los 300 dólares. Un dato no menor es que de cada 10 dólares que ingresan por exportaciones a nuestro país, 6 corresponden al complejo sojero.

En paralelo, en los tres principales países productores (Brasil, Estados Unidos y Argentina) la producción de soja será elevada. El 2020 será un año de sobreoferta de este cultivo, un factor que claramente contribuirá a imprimir una tendencia bajista en los precios de la oleaginosa.

Las entidades privadas argentinas ya tomaron nota de esta situación. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) argumentó que el conflicto comercial entre las dos principales potencias globales puede impactar  en la baja del precio del grano de soja y sus derivados.

Como si fuera poco, a esta situación se suma el brote de peste porcina en China, que diezmó el rodeo de cerdos en el gigante asiático y obligó a que rápidamente salgan a buscar proveedores. Con un consumo anual de 55 millones de toneladas de esta carne, los chinos no pueden darse el lujo de perder tiempo.

Esta situación es una oportunidad para nuestro país en el largo plazo, pero agrega otro factor de riesgo para las exportaciones sojeras de Argentina. China destina el mayor porcentaje de este grano para alimentar a su rodeo porcino; así se suma un segundo problema para las ventas de este grano.

A nivel doméstico, entre los productores existen dudas por una nueva modificación en el esquema de derechos de exportación. La necesidad de caja del Gobierno, condicionada por las exigencias del FMI hizo reflotar (una vez más) los rumores de una modificación en las denominadas “retenciones”. Hasta ahora, el oficialismo niega esta situación, pero no sería la primera vez que vuelven sus pasos, acuciados por un enorme rojo fiscal. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.