Miércoles 19.06.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de mayo de 2019 | Campo

Es imposible aplicar las nuevas medidas

Hartos de la presión impositiva, la cadena de la carne le puso los puntos a la AFIP

En una carta enviada al organismo tributario nacional, matarifes, frigoríficos y otros actores de la cadena cárnica piden suspender el Remito Electrónico.

A mediados del año pasado, la AFIP instrumentó el Remito Electrónico Cárnico (REC), en el marco de su plan de transparentar la cadena comercial de la carne bovina. Según detallaron en su momento desde el organismo, el documento abarca un universo potencial de 4.250 establecimientos faenadores, usuarios de faena, consignatarios y depósitos.

El nuevo sistema establece que los destinatarios de los productos (carnicerías, distribuidores, etc.) deberán ingresar a la web, o a través de una aplicación móvil, y dar conformidad vía electrónica a la recepción del producto.

En los papeles, el nuevo sistema debía contribuir para empezar a blanquear al eslabón más complejo de la cadena de valor de la carne: las carnicerías. Pero en la práctica, la medida chocó con la resistencia de frigoríficos y matarifes. Un dato: de un universo estimado entre 60 y 80 mil carnicerías en la provincia de Buenos Aires, solo se encuentran registradas menos de 10 mil.

Si bien la idea de implementar este remito se consensuó en la Mesa de las Carnes, su aplicación se hace casi imposible. Está situación tiene cierta similitud con el conflicto que los matarifes atraviesan con ARBA, el ente recaudador bonaerense. En este caso, desde el ente reclaman deudas millonarias por deudas en Ingresos Brutos, mientras que los matarifes denuncian que habían pactado una fecha y porcentaje para empezar a pagar IIBB, no reconocen esta situación y están en pie de guerra con ARBA.

El común denominador en estas dos situaciones es la intransigencia de los organismos recaudadores, que no escuchan razones y generan un roce tras otro con la cadena agroindustrial. Ante esta situación, entidades de la industria frigorífica enviaron una carta a AFIP en donde piden la derogación de esta norma, “debido a que la misma se tornó de cumplimiento imposible”.

La  misiva fue enviada al subdirector General de Fiscalización de AFIP Sergio Rufail y está firmada por Gustavo Valsangiácomo (UNICA); Leonardo Rafael, de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA); Javier Peralta, de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne de Córdoba (AFIC); Miguel Schiariti (CICCRA), y Sebastián Bendayán, de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) y de la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe (CAFRISA)

En este sentido, advirtieron que “compartimos el objetivo de poner en vigencia y uso de REC pero debemos hacerlo cuando las condiciones de uso lo posibiliten”. De lo contrario, remarcaron que “se transforma en una obligación de cumplimiento imposible, que coloca a nuestros representados en un absoluto estado de indefensión ante las amenazas de aplicación de sanciones”.

De esta manera, un espacio que pretende ordenar al sector de la carne y es exhibido como un logro de gestión por parte del oficialismo, se choca contra un Estado que solo piensa en recaudar y en pos de ese objetivo, no mide consecuencias. Al momento de redactar estas líneas, los matarifes están evaluando una medida de fuerza ante esta situación, que ante la intransigencia de AFIP es muy probable que se lleve a cabo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.