Martes 20.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de mayo de 2019 | Nacionales

Candidato con uña de guitarrero

Alberto Fernández y el rock: “Me influenció más Bob Dylan que Perón”

Amistad con Litto Nebbia, admiración por Spinetta, berretín por la guitarra y una declaración sorpresiva: “Me influenció más Bob Dylan que Perón”. La otra cara del candidato a presidente de Cristina Fernández de Kirchner. 

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

“Mis bigotes no son conservadores, sino rockeros: como los de Litto Nebbia”. En un programa de radio Mitre le habían hecho una broma estético-ideológica y Alberto Fernández devolvió esa respuesta para salir del brete. 

El Pro estaba iniciando un curioso proceso de rasura que despojaría de sus tradicionales bigotes a Mauricio Macri, Federico Pinedo, Cristian Ritondo y Carlos Melconián, tal la curiosa sugerencia de un tipo que en su apellido lleva la palabra Barba. Hacía un año que Alberto Fernández había abandonado el gobierno de Cristina Kirchner y su mención a Nebbia tampoco sería la única alusión rockera: cerró la entrevista cantando y tocando en la guitarra “Muchacha ojos de papel”, himno de Almendra. Fue en junio de 2009, hace casi una década. 

“Soy un hijo del rock nacional”, solía repetir Alberto Fernández en las primeras entrevistas que concedía como jefe de Gabinete de Néstor Kirchner. Y remarcaba su amistad con Litto Nebbia, una de las personas que le enseñó a tocar. Entonces tenía cuatro guitarras: una Gibson, otra Yamaha, una acústica Ovation y la negra de doce cuerdas que se ve de fondo en el viralizado video donde Alberto cuestiona el segundo mandato de Cristina

La afición por la guitarra y el rock lo llevó a crear varias canciones. “Cuando más loco estoy, más compongo”, llegó a decir en pleno conflicto con el campo y pocos días antes de renunciar al gabinete de Cristina Kirchner. Dos de sus canciones incluso fueron grabadas por Daniel López en “El sueño del piano”, disco que este músico publicó en 2006 con aportes también de Silvio Rodríguez, Roque Narvaja e Ignacio Copani, entre otros. 

El 4 de marzo de 2005 tocó en la Casa Rosada uno de sus músicos favoritos: Luis Alberto Spinetta. El “Flaco” se presentaba en el ciclo “Música en el Salón Blanco” después de reunirse con Kirchner en su despacho presidencial. Alberto fue el encargado de decir unas palabras antes del concierto y de entregarle una estatuilla en reconocimiento. “En cada momento de la vida de gente como yo, que tengo 45, se nos cruza Spinetta. ‘Flaco’, gracias por estas acá”, concluyó el jefe de Gabinete. Spinetta, notablemente conmovido, lo abrazó cariñosamente y se tomó unos segundos para postular una frase que quedaría en la historia: “Esto no es un Óscar… es un Néstor”. 

Dos años atrás, mientras reportaba como jefe de campaña de Florencio Randazzo en las elecciones de 2017, la revista Presente le preguntó a Alberto cuánto influyó Perón en su formación profesional y política. “No tengo la menor idea”, sorprendió Fernández. “Siento que, en mí, influyeron más Bob Dylan, Joan Baez, Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia o Walt Whitman con sus poesías que el propio Juan Domingo Perón”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
21 May | 11:25
Gustavo Monastra | [email protected]
ALBERTO FERNANDEZ Y HACER LA PAZ CON CLARIN escribe Maria Tichinette: "No me parece que haya que zanjar una grieta que nos separa de los que quieren terminar la guerra con Clarín (dice el Albertito), con los ingleses, con los buitres, con los que quieren regalar la Patagonia y regalaron los ARSAT, las rutas aéreas, el Mar Argentino, institucionalizar lo que robó el mejor equipo, reconocer el saqueo a cien años, olvidarnos del ARA San Juan, los ferrocarriles, la deuda infernal a 100 años, los científicos emigrados, los juicios inventados, los despojos que acarrearon muertes de inocentes, hoy sin castigo, Malvinas y la larguísima lista sigue...los hombres (y las mujeres) pueden quebrarse, venderse o cambiar. El pueblo peronista NO QUIERE, NI DEBE SORTEAR ESA GRIETA LO DIGA QUIEN LO DIGA. MARCHARÉ CON LA CABEZA DE LOS DIRIGENTES si no se ponen al frente del pueblo peronista, de la defensa de nuestro patrimonio y del proyecto inconcluso de la independencia económica. Eso no se negocia".
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.