Martes 20.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de junio de 2019 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Michael Dobbs: “Es infantil pensar que un político tiene que decir siempre la verdad”

Michael Dobbs fue asesor político de Margaret Thatcher entre finales de los 70 y principios de los 80 que en un momento complicado de su vida tuvo la idea de volcar su experiencia en un libro de ficción al que tituló House of cards y años después terminó siendo fuente de dos adaptaciones en la pantalla chica: una en la BBC y la otra en Netflix.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Cuando todo parecía ir mal en la vida de Michael Dobbs, un momento de inspiración le sirvió para pegar el volantazo que necesitaba. Sentado junto a la pileta de su casa con una libreta y una botella de vino, le dio rienda suelta a las ideas que circulaban en su cabeza, producto de sus experiencias en el ámbito político de Inglaterra, y terminó escribiendo una novela llamada House of cards.

“Para el final del día, lo único que había escrito eran las letras ‘F’ y ‘U’”, aseguró Dobbs. Justamente, son estas letras, las que se asocian con la expresión F**K You, las iniciales de los nombres de los protagonistas de esta historia; Francis Urquhart era el personaje principal de la novela (mantuvo su nombre en la adaptación televisiva de la BBC) y Frank Underwood el que interpretó Kevin Spacey para Netflix.

“No tenía pensado que fuera un libro y tampoco lo iba a publicar. No me imaginé que me iba a cambiar la vida y que por treinta años lo siguiera haciendo”, sostuvo el autor de la novela a este medio. En ese entonces, la vida lo había distanciado de Margaret Thatcher, de quien había sido asesor desde finales de los 70 hasta mediados de los 80, y si bien los rumores hablan de que lo escrito fue una forma de vengarse de la ex mandataria, Dobbs lo negó rotundamente: “Si lo hubiera querido hacer, hubiera escrito un libro sobre mi experiencia con Margaret Thatcher. Sí estuvo inspirado en ella. Lo usé para satirizar sobre la política y ella fue parte de mi educación, pero no era anti-Maggie. Además, estoy seguro de que ella ni siquiera estaba al tanto de que existiera el libro, porque no era el tipo de mujer que descansaba leyendo”.

RP.- ¿Qué tan importante es el contexto político para ver House of Cards?

No es muy importante, porque no hay una intención de imitar a la política real. La gente sigue insistiendo en preguntarme cómo anticipamos a Donald Trump, pero estábamos rodando el final de la temporada durante las elecciones. La política tiene sus reglas y siempre podés esperar lo inesperable. No es una sorpresa que hayamos captado el espíritu de la época, pero no es algo que buscamos a propósito.

RP.- Varios políticos hablaron sobre la serie. ¿Qué pensás de esto?

Lo único que escucho son políticos hablando de la serie, Barack Obama solía tuitear sobre esto, David Cameron se relajaba viéndola, el primer ministro italiano Matteo Renzi fue visto con una copia de la novela, el primer ministro de Kazajtán me visitó y trajo una copia de su libro, y hablé con el presidente Xi Jinping de China sobre el libro. A muchos políticos les gusta ver la dramatización de sus vidas.

RP.- ¿Y con respecto al periodismo y el rol en la serie?

Es uno de los medios principales de comunicación para los políticos y eso está cambiando. Hoy en día las redes sociales son muy importantes, y las elecciones se llevan delante de esa forma, antes que en los medios tradicionales. Los políticos tienen más llegada por las redes que por el periodismo. Creo que una de las razones por las que las usan es porque están bajo su control.

Los políticos tienen que ser lo más honesto que puedan, no totalmente honestos, la idea de que un político diga siempre la verdad es infantil, a veces tienen que mentir en favor del interés de la nación. Pero para que sea el interés de la nación y no el personal, los periodistas tienen que estar ahí para preguntar. Sé que en House of cards hay políticos que matan periodistas, pero te puedo decir con honestidad que no conozco a un político británico o americano que haya matado un periodista. Sí conozco unos cuantos que sin dudas han querido hacerlo.

RP.- El rol de Claire es muy importante en la serie, y si bien en tu libro había una esposa, no tenía la relevancia que tiene en la serie…

Lo brillante de la versión americana es lo que hicieron con Claire. En el libro había una esposa, pero no al nivel de Claire. Lo cierto es que no es una serie sobre política, que es accesoria, sino de la gente que se dedica a eso. Nadie se acuerda cuál fue el dilema político de la tercera temporada, no importa. Son los personajes los que han hecho de House of cards el éxito que es.

RP.- Más allá de House of cards, durante tus años como asesor de Margaret Thatcher ocurrió la guerra de Malvinas. ¿Qué recordás de ese momento?

La guerra fue llevada adelante por un pequeño círculo del que yo no formaba parte. A veces, nuestra historia nos deja problemas muy complicados de resolver; una de las grandes tragedias entre Argentina y Inglaterra fue la guerra. Mi hijo visitó la Argentina y volvió con una gran sensación del país y la gente. Todo lo que puedo decir es que ojalá encontremos una solución que evite un nuevo conflicto bélico, porque nosotros perdimos gente, Argentina perdió gente. La guerra rara vez resuelve algo y siempre tiene un alto costo humano. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.