Martes 18.06.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de junio de 2019 | Cultura

Menem - Angeloz

A treinta años de las primeras elecciones que “usaron” al rock

En la década del ’80 el rock se instaló en Argentina como fenómeno de masas y la evidencia fue la campaña presidencial de 1989, en la que los principales aspirantes apelaron a él para llegar al electorado joven. 

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

A fines de los ’80 había en Argentina dos sensaciones claras: el peronismo y el radicalismo gozaban de importantes bases sociales, pero a la vez el rock habilitaba una perforación generacional que la propia política había bloqueado durante tantos años de proscripciones e inestabilidades institucionales. 

Y así lo entendieron los candidatos más importantes para las elecciones presidenciales de 1989, o al menos sus asesores de marketing. El dato es curioso porque, en esencia, se trataba de dos postulantes alejados de la cultura rock tanto por edad como incluso por pertenencia geográfica: el riojano Carlos Menem y el cordobés Eduardo Angeloz se criaron lejos del rock urbano de Buenos Aires y más bien cerca de expresiones musicales propias de sus provincias. 

Menem (que aún era gobernador de La Rioja) dispuso por ejemplo de un jingle compuesto por Litto Nebbia. Mientras que cerró su campaña en el marco del festival “Rock en La Boca”, organizado por Claudia Bello (futura interventora de la provincia de Corrientes) y protagonizado por Los Intocables, Horacio Fontova, Los Auténticos Decadentes y Memphis la Blusera. 

Pero la campaña que más logró expandirse dentro de un rock a la vez expansivo fue la del radical Angeloz (tres veces gobernador de Córdoba y mucho antes de que De La Sota y Schiaretti lo igualaran). El jingle lo hizo Carlos Cutaia –ex tecladista de Pescado Rabioso y La Máquina de Hacer Pájaros-, quien hizo una canción cantada por Mavy Díaz -ex Viuda e Hijas de Roque Enroll-. 

Pero la acción de “propaganda rockera” más notable fue la gira proselitista que organizó la Juventud Radical junto al productor Daniel Grinbank (porque los ’80 también fueron la expansión de las agencias que manejaban bandas). La ambición por captar nuevos votantes en ese espacio político era urgente, habida cuenta de que en las internas partidarias desarrolladas en julio del ’88 Menem había logrado en la primaria peronista más votos que los dos candidatos juntos de la radical (Angeloz y el senador chaqueño Luis León).

Así las cosas, participaron en distintos shows de campaña por el país Luis Alberto Spinetta, La Torre (el grupo de Patricia Sosa y su esposo Carlos Mediavilla), Man Ray, Virus (ya sin el fallecido cantante Federico Moura), Daniel Melero, Juan Carlos Baglietto, Sandra Mihanovich, Celeste Carballo y Los Pericos. 

El Bahiano Hortal, cantante de esta última banda, hizo una especie de “descargo” en 2005 –un año después de dejar Pericos- en una entrevista con Clarín: “La gira por Angeloz fue una decisión más profesional que política. Se dijo que estábamos en la gira porque éramos radicales o porque cobraríamos buen dinero, lo que es totalmente falso. Lo político fue una excusa, incluso para quienes iban a los conciertos. ¡Les importaba un carajo el mensaje que había detrás del asunto! Simplemente iban a escuchar algunos números a los que, de otro modo, difícilmente hubieran accedido y gratis”. 

La cuestión es que el cierre de esa gira rockera-proselitista organizada por la JR fue el 7 de abril de 1989 en el estadio de Ferro con la mayoría del combo de bandas más el cierre de Charly García. En un reportaje que por esos tiempos le concedía a la revista Humor, García iba a fondo diciendo que “es un burro quien crea que Nemen (sic), o como se llame, es solución a algo”, a la vez que amenazaba con irse del país si ganaba el candidato del PJ. 

Pero el denodado acercamiento de Eduardo Angeloz al rock no le sirvió de mucho a la hora del recuento de votos: el 14 de mayo de 1989 Carlos Menem se impuso por más de diez puntos y hubo festejos a todo rock en Parque Centenario, Parque Lezama, Pompeya, Recoleta y Barrancas de Belgrano (plaza resistida al rock por el alfonsinismo), junto a Pedro y Pablo, Horacio Fontova, Lito Vitale, Fito Páez y, otrora aliados angelocistas como Ratones Paranoicos y Luis Alberto Spinetta. Mientras tanto, el país se prendía fuego: el 8 de julio, cinco meses antes de lo previsto, Raúl Alfonsín traspasó con urgencia la banda presidencial a Menem, iniciando una nueva era para la política doméstica… y también para el rock. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
09 Jun | 10:34
Alejandro | [email protected]
Según mis cálculos son a 30 años y no 40 de las elecciones de 1989.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.