Viernes 22.11.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de junio de 2019 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

Augusto Reina: “Estamos en la discusión entre un pasado que no enamora y un presente que decepcionó”

Augusto Reina, politólogo y presidente de ASACOP, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) y analizó el panorama electoral en el ámbito político y social. “Hay un agotamiento, una decepción bastante fuerte con toda la dirigencia política”, aseguró.

HORACIO DELGUY

por:
Rosario Castagnet

Augusto Reina, politólogo y presidente de Asociación Argentina de Consultores Políticos (ASACOP), dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) y analizó el panorama electoral en el ámbito político y social. “Hay un agotamiento, una decepción bastante fuerte con toda la dirigencia política”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- Este miércoles van a realizar un encuentro, ¿de qué va a tratar?

Este miércoles, con el círculo de periodistas de La Plata, a las 16:30, vamos debatir con tres miradas: "encuestadores, analistas y periodistas" lo que es la incertidumbre de este año, por lo menos en el plano político, que son las elecciones. Es un poco compartir visiones, desde los estudios de opinión pública, el análisis político y la gráfica periodística.

RP.- ¿Qué análisis hacen del momento electoral?

Se ve mucha incertidumbre en los últimos 20 días. La novedad por ahí es más desde el punto de vista del ordenamiento político que de la sociedad. La sociedad sigue demostrando un rechazo bastante fuerte con las principales alternativas electorales. Es una elección que se termina organizando más por las antipatías políticas que por las simpatías partidarias. Lo que hemos visto en los últimos 15 o 20 días es que, cuando el gobierno empezó a recortar sus posiciones y bajar sus probabilidades de reelección, la oposición vio la posibilidad y  empezó a armar un frente electoral más amplio, este reordenamiento que estamos viendo.

Ahora, la pregunta sigue en pie: ¿cuáles son las posibilidades de tener certezas sobre el desenlace electoral en los próximos cuatro meses? Todavía son muy pocas. Mañana es la presentación de alianzas, ahí se reciben las principales incógnitas, es decir, la idea de si un frente opositor se configura o termina siendo un frente y medio, menguado.

RP.- Habló de un rechazo de la sociedad a las alternativas electorales, ¿por qué motivos Cristina y Macri siguen midiendo tanto y la alternativa del medio menos, en términos electorales?

Hay dos puntos ahí: Uno es que estamos en una discusión entre un pasado que no enamora y un presente que decepcionó. La opinión pública está buscando una tercera vía, por lo menos entre un 20 y 30 por ciento del electorado está buscando una tercera opción que nunca se definió. Además, la demanda de ese porcentaje no es una demanda unificada, es más un archipiélago de demandas diferentes en un continente de una demanda común. Entonces, a los liderazgos opositores de la tercera vía les costó mucho unificar esta oferta. Ese 30 por ciento restante es difícil de representar porque es bastante más apolítico que los otros dos tercios, más apático políticamente y con reticencias hacia la confianza en los dirigentes políticos.

En ese escenario, cuando la tercera vía se licúa, parte de ese tercio ya se va desplegando a las posiciones de anti-Macri o anti-Cristina, más que a favor de uno o el otro. Lo digo en esos términos, por más que Alberto Fernández sea el candidato a presidente, porque el sistema político se sigue rigiendo por estas antipatías, independientemente de cuáles son las personas que están en las listas.

RP.- Se ve constantemente que son los mismos nombres los que aparecen en los cargos políticos, ¿no hay de parte de la sociedad un pedido de caras nuevas?

Sí, sobre todo a partir del año pasado. Ahí fue el primer salto fuerte del dólar, la decepción con la vuelta del FMI, las causas de los cuadernos, pero también causas cruzadas para Cambiemos; hubo un reverdecer de esta decepción de la política que hace muchos años en la Argentina no se veía, después de un ciclo de politización. Hay un agotamiento, una decepción bastante fuerte con toda la dirigencia política.

Es un registro muy habitual en la opinión pública. Lo que hay que entender es que es una elección sub-óptima, el Estado no tiene una oferta inacabable para elegir, quiero decir, en muchas elecciones se tiene que elegir entre las personas que prefiere y en otras entre Drácula o Frankenstein.

La decepción se va acumulando y la democracia se sustenta a medida que los partidos políticos y representantes vehiculizan demandas. En la medida que no lo hagan, la política se desplaza a la calle o se traslada a otros espacios de poder.

RP.- ¿Qué incidencia tienen los medios masivos de comunicación en lo que es el panorama electoral hoy en día?

Antes podíamos pensar que tenían una gran influencia, ya no tanto. Sí sabemos que hay cierto poder de agenda, los medios pueden favorecer una elección al definir cuál es la terna de temas sobre los que vamos  a discutir.

Ahora, sobre la influencia de los medios en sí, la audiencia es bastante escasa. Esta idea, como en los 90, de que el grupo Clarín con cinco o seis tapas te voltea un gobierno es descascarada, porque la oferta multi-mediática es enorme. Antes había cinco o seis medios que podían concentrar y acaparar la atención pública, hoy la dispersión es enorme, por los teléfonos y el acceso a internet que tenemos. EL consumo de dos o tres medios va reduciéndose. Clarín, de vender un millón doscientos mil ejemplares en el 90 hoy vende con suerte trescientos  mil. Parte de eso pasa a lo digital, pero también a otros medios.

Otra cosa interesante que se fue dando en los últimos tiempos es que, con estas olas de fake news, muchos usuarios empezaron a descreer del consumo de noticias a través de las redes sociales, conociendo que cada vez hay más noticias falsas o campañas de desinformación en las redes sociales, y hay una vuelta de los medios tradicionales. Por lo menos buscando fuentes de información más creíbles y verificables. Las modas van cambiando cada tres o cuatro años. Antes parecía que se consumía todo a través de redes sociales y después estamos volviendo a la fuente más verificadas. Lo que está claro es que ya el poder de transmitir información no está en unos pocos, sino que se dispersó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.