Miércoles 17.07.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de junio de 2019 | Nacionales

Conflicto por la gobernación

Por la disputa de cargos, peligra la existencia de Consenso 2030 

La declinación de las estructuras partidarias ha convertido a la negociación de las candidaturas en un complejo juego de sumas y restas, en el que los nombres que se manejan a menudo causan impacto directo en las definiciones de los adversarios.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Para Consenso 2030, la candidatura a la gobernación bonaerense se ha convertido en una papa caliente que todos tratan de esquivar. En principio se daba por sentado que sería Graciela Camaño quien tenía todos los números para el sorteo, pero la evaluación de las posibilidades concretas de imponerse en la provincia volvieron a esa postulación un reconocimiento indeseable. Más aún cuando Sergio Massa definió al Frente con Todos, Todes y Todxs como una coalición electoral, aclarando que, posteriormente, las fuerzas políticas que la integran recuperarían su identidad en los ámbitos legislativos. 

La eventual candidatura de Camaño resulta indeseable por dos motivos. El primero, porque queda claro que no podría imponerse en la disputa electoral provincial. La segunda, porque seguramente se llevaría muchos votos del Frente Renovador, disconformes con el acuerdo celebrado con Cristina Fernández. Pero el problema es que esos votos no se traducirían en ningún cargo concreto. Sin sumarle a Massa, terminarían  cayendo en el tacho de los residuos. 

Por esta razón, en opinión de Camaño y de su marido Luis Barrionuevo –armador determinante en el esquema de Roberto Lavagna-, el lugar preferido sería el de primera diputada nacional. Por esta razón, han decidido señalar como la candidata más adecuada a Margarita Stolbizer, quien, desde hace tiempo, se ha sumado con su Gen al espacio del economista.

El problema radica en que Margarita ha hecho el mismo cálculo, y, esgrimiendo los mismos argumentos de antigüedad en este frente, reclama para sí misma la primera diputación, desechando la candidatura a gobernadora, ya que resultaría puramente testimonial. 

Las definiciones se han postergado hasta esta noche, a la espera de los resultados de las elecciones provinciales de Santa Fe. Esos comicios resultarán determinantes para Consenso 2030, ya que una victoria del socialismo no sólo apuntalaría las pretensiones de la referente del Gen, sino que también vendría acompañado de la exigencia de la candidatura a la vicepresidencia para Miguel Lifschitz (actual gobernador por el PS). 

Aquí la cuestión se volvería aún más espinosa, ya que, para conceder esa pretensión debería desplazarse a Juan Manuel Urtubey, por lo que las consecuencias podrían resultar catastróficas para este frente. 

De ser obligado a dar un paso al costado, el gobernador salteño podría abandonar Consenso 2030 a menos de una semana de haberse integrado para declararse prescindente en la carrera electoral. En ese caso, sería objeto de mayores presiones para su incorporación a Juntos por el Cambio. Y, si bien el presidente Mauricio Macri intentó en vano, por todos los medios, convencerlo para sumarse a las listas del gobierno nacional, en la reunión de gabinete a la que fue invitado Miguel Pichetto, el candidato a vice de Juntos por el Cambio reclamó para sí la cartera de Relaciones Exteriores. Más aún, participantes de la reunión dejaron filtrar que el preferido de Pichetto no sería otro que el actual gobernador salteño.

A la inversa, un desaire a las pretensiones del socialismo santafesino podrían tener también un final de ruptura. No por exigencia de Lifschitz, quien ya aclaró su preferencia por la gefatura de Gabinete antes que la vicepresidencia, sino porque la posición partidaria parece sostener la tesis inversa. Y una ruptura con el socialismo de Santa Fe resultaría sumamente riesgosa, no sólo para Consenso 2030 sino también para el Frente con Todos, ya que el socialismo porteño ya cerró con Juntos por el Cambio. Y esa puerta permanece entreabierta. 

En caso de que ni Camaño ni Margarita sean finalmente las candidatas, los nombres que se barajan para la gobernación son Bali Bucca –hombre muy próximo a Florencio Randazzo que ocupa un papel prominente en el armado provincial de Consenso- o Facundo Manes. Pero aún la cuestión está verde. 

Desde el entorno de María Eugenia Vidal siguen la cuestión atentamente, ya que consideran que si bien una candidatura a la gobernación de Camaño le quitaría votos al Frente por Todos, la de Margarita, en cambio, afectaría directamente a la actual gobernadora. 

Mientras tanto Roberto Lavagna se mantiene ocupado tratando de cooptar a radicales disconformes con la continuidad de la alianza con el Pro, o bien heridos por quedar afuera de las listas partidarias. 

Por lo pronto, el libro de pases continuará abierto hasta el 22 de junio, fecha tope para la presentación de las listas definitivas. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
17 Jun | 01:22
Claudio Matorras | [email protected]
Sres. real politik : la alianza no se llama Consenso 2030 se llama CONSENSO FEDERAL,
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.