Martes 19.11.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de junio de 2019 | Campo

Escándalo en Agroindustria

Un directivo habría transferido fondos de la cartera agropecuaria hacia su empresa familiar

Se trata de Nicolás Laharrague, director nacional de Desarrollo Foresto Industrial, que según una investigación periodística habría desviado 4 millones de pesos a Puerto Laharrague, la empresa de su familia.

Mientras el tablero político empieza a definirse de cara a las próximas elecciones presidenciales, la secretaría de Agroindustria nacional sigue generando escándalos. Esta vez, el turno es de una dependencia de bajo vuelo mediático, como el caso de la dirección nacional de Desarrollo Foresto Industrial, a cargo de Nicolás Laharrague.

A tono con el perfil de directivos promovido por Cambiemos, el funcionario pertenece a una familia de la provincia de Misiones, que entre otros negocios cuenta con la empresa Puerto Laharrague, vinculada a la actividad forestal. Inició sus funciones en Paseo Colón 982 con un bajísimo perfil, hasta que una investigación desató un vendaval sobre el empresario-funcionario: una acusación por desviar 4 millones de pesos desde esa dependencia hacia la empresa familiar.

A los pocos días de conocerse esta información, la dirección de Desarrollo Foresto Industrial era noticia otra vez, pero por el despido de dos empleados, Roberto Benítez, coordinador del Área de Sistemas de Información Geográfica y Jorge Punta Raffo, que se desempeñaba en mesa de entradas. Estos despidos son un claro ejemplo del clima de persecución y desmantelamiento de recursos que se vive en Agroindustria.

Con más de veinte años de trayectoria en su haber, Benitez es uno de los técnicos más respetados y reconocidos en su área. Según pudo reconstruir REALPOLITIK, su despido sería en represalia por la nota investigación sacada a la luz pública. 

Otro dato a tener en cuenta es que este referente siempre estuvo en contra de las políticas de ajuste implementadas en Agroindustria. “Siempre se negó a armar listas de despidos y eso también juega”, reconoció una fuente que conoce a fondo la “rosca” de la secretaría encabezada por Luis Miguel Etchevehere.

Desde ATE Agroindustria no se quedaron quietos ante lo que consideraron un atropello. En este sentido, denunciaron que desde la dirección de Forestales se limitaron a señalar que los dos empleados despedidos no tenían tareas para asignarles. El argumento de Laharrague, según ATE, fue que “en virtud de la informatización de la gestión de expedientes” el área de Sistemas de Información Geográfica ya no necesita de los dos trabajadores.

“Si ya es gravísimo que se ponga en riesgo la fuente de trabajo de dos compañeros –sobre todo después de los cientos de despidos del año pasado–, lo es aún más cuando quien toma esa decisión es un funcionario sospechado de semejante tropelía, lo que le da a la medida tintes de apriete y amedrentamiento”, destacaron los gremialistas en un comunicado.

Frente a esta situación de irregularidad, las autoridades de Agroindustria optan silenciar voces y despedir empleados, un manejo que ya es habitual en esa dependencia. Como ejemplo, basta recordar el polémico “bono“ del entonces ministro Etchevehere, cuando a pocos días de asumir pidió a su ex empleador (en este caso la Sociedad Rural Argentina) el pago de 500 mil pesos a modo de compensación. Por este hecho, el secretario recibió un suave reto de la oficina Anticorrupción de Laura Alonso y devolvió el dinero, después de algún tiempo. (wwwREALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.