Viernes 09.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
26 de junio de 2019 | Provincia

Increíble

Ministerio de Salud: No se inauguran los molinetes porque se robaron las escaleras de emergencia

Hoy por hoy, el organismo funciona con las puertas históricas clausuradas, serias irregularidades en materia de seguridad y con un vacío donde debieran estar las escaleras de emergencia.

A lo largo de los últimos veinticuatro meses, el gobierno de la provincia de Buenos Aires avanzó con la instalación de molinetes y controles biométricos en todas las dependencias del Estado. Sorteando inconvenientes de programación y con la inclusión de algunos episodios bochornosos como el notable retraso que existió en el caso de ARBA, en donde el propio Gastón Fossati se quedó afuera de su oficina, se avanzó en un sistema generalizado de mayor control sobre el empleado bonaerense.

En efecto, no fueron pocos los trabajadores que se quejaron por la incorporación de lo que interpretaron como “un claro control policiáco sobre la masa de empleados”. Un caso extremo fue el del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), en donde la gestión de Pablo Di Liscia incluso colocó barreras de vidrio a los costados de los molinetes, para asegurarse que ningún empleado pueda entrar o salir sin que quede registrado.

Sin lugar a dudas, el caso del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires es el más insólito de todos, paradigmático de una gestión que improvisa más de lo que debiera. A pesar de que los molinetes fueron instalados, la gestión de Andrés Scarsi aún no ha logrado comenzar a utilizarlos porque, a falta de una escalera de emergencia, pueden entorpecer la salida en caso de un siniestro.

Con la puerta histórica del edificio clausurada y el sector más antiguo en un pobre estado de conservación, se diseñó un plano arquitectónico que incluía una escalera de emergencia metálica por fuera del edificio. La misma alcanzaría los cinco pisos del sector más moderno –el que da a las calles 18 y 53- y, en caso de incendio, los trabajadores podrían acceder fácilmente al sector de cocheras sin exponerse al fuego. Incluso, aseguran empleados de Compras y Contrataciones, se celebró una licitación al respecto.

No obstante ello, el dinero para las escaleras desapareció, y los ventanales de los cinco pisos hoy dan al vacío. Dónde debiera haber una escalera, sólo está la vista panorámica del estacionamiento y el portón de la calle 17.

El problema excede a los molinetes. La improvisación de la gestión Scarsi es tal que en un caso se incendio en el tercer piso, los trabajadores del cuarto y el quinto piso se encontrarían en un serio riesgo de muerte por falta de la escalera de emergencia. Especialmente, si se tiene en cuenta la enorme cantidad de expedientes en formato papel que aún conserva el edificio, dado que el proceso de modernización en el organismo viene muy lento. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

ARBA, IOMA, Pablo Di Liscia, Andrés Scarsi, Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Gastón Fossati

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!