Lunes 16.09.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de julio de 2019 | Nacionales

Reunión en San Telmo

Alberto Fernández consolida su liderazgo y toma distancia de Unidad Ciudadana

Por fuera de La Cámpora e imponiendo un tono conciliador, el candidato presidencial se acerca a los gobernadores que Cristina excluyó de la boleta. Durante el evento, aseguró trabajar codo a codo con las provincias en caso de ser electo.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Tal como adelantáramos ayer, Alberto Fernández se reunió este miércoles con doce gobernadores peronistas -o filo-peronistas- en sus oficinas de San Telmo. De ellos, 9 llevan en sus listas la candidatura presidencial Fernández-Fernández, y otros 3 van con boleta corta (Misiones, Santiago del Estero y Chaco).

Los participantes en la reunión fueron Carlos Verna –quien asistió acompañado por el gobernador ya electo, Sergio Ziliotto, Juan Manzur (Tucumán), Sergio Casas (La Rioja), Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Sergio Uñac (San Juan).

Si bien el motivo formal de la reunión fue “analizar la situación del país”, en realidad se trató de un gesto político de respaldo de los gobernadores a su liderazgo, cuestionado por las organizaciones radicalizadas k y, en particular, por La Cámpora.

Asimismo, Fernández les solicitó respaldo para garantizar una minuciosa fiscalización de los sufragios, y les prometió que, en caso de resultar vencedor, desarrollará su gestión en estrecho contacto con las autoridades de las provincias. La lectura subyacente es que todos tienen muy en claro que deberán formar un sólido frente, para contrarrestar las tensiones internas que ya han venido provocando los sectores más duros del cristinismo, remisos a compartir su liderazgo y el impulso de una política de tolerancia y consenso, como la que propone el candidato presidencial. 

Otro gesto político disruptivo de autonomía fue la participación en la reunión del gobernador del Chaco, Domingo Peppo, a quien Cristina Fernández le impidió cerrar un acuerdo de concordancia con su favorito, Jorge Capitanich, y lo excluyó de la boleta larga. La presencia de Peppo en el encuentro con Alberto Fernández, respaldado por los Gobernadores –entre los que se encontraba nada menos que Alicia Kirchner-, resulta una señal indubitable de la altísima tensión existente dentro del Frente de Todos, con el FR y el Peronismo de un lado, y la UC por el otro.

A la salida de la reunión, el tucumano Juan Manzur brindó una conferencia de prensa en la que dio cuenta de lo conversado, y reiteró el apoyo común a la fórmula Fernández-Fernandez. Al ser consultado sobre el senador Miguel Pichetto, el gobernador señaló que: "Se fue con la oposición. Respetamos la decisión que adoptó pero reitero, los peronistas votamos peronistas y hoy la fórmula del peronismo en Argentina es Alberto Fernández y Cristina". 

La estrategia de empoderamiento de Alberto Fernández no se detuvo allí, ya que una vez concluido el encuentro tenía programada una reunión con Carlos Caserio, quien desempeña la Presidencia del Bloque de Senadores del PJ. (www.REALPOLITIK.com.ar)  

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.