Jueves 22.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de julio de 2019 | Interior

Problemas en Córdoba

Después de ningunearlo, Schiaretti le pidió la escupidera a Alberto Fernández

La polarización terminó finalmente arrasando al centro y, en la oleada, los principales referentes del peronismo federal que no consiguieron correr a tiempo a los barcos, terminaron quedando contra las cuerdas.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

De los cuatro fundadores de Alternativa Federal, dos (Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa) finalmente terminaron optando por sumarse a una de las dos vertientes de la polarización. Juan Manuel Urtubey decidió morir con las botas puestas y aceptó acompañar a Roberto Lavagna como vice, en una candidatura que no permite abrigar demasiadas expectativas.

Muchos señalaron que el fracaso de la alternativa de centro puede explicarse por la acción de un Lavagna dubitativo y contradictorio, que con sus exigencias insostenibles acabó hiriendo de muerte su propia candidatura. Otros, en cambio, apuntaron al gobernador cordobés Juan Schiaretti, que con su visita a Mauricio Macri y sus acciones en el tramo final de la negociación, le bajó la persiana a la coalición.

En lo referido a Schiaretti, los medios y la dirigencia política en general coincidieron en subrayar su condición de estadista, que con su “cordobesismo” había conseguido escapar a la polarización y negociar las mejores condiciones para su provincia. 

Sin embargo, la decisión de presentarse a las elecciones nacionales con boleta corta, tomando distancia del Frente de Todos, evaluada inicialmente como una comprobación de su exitosa estrategia, parece haber resultado un verdadero fiasco. Si bien su provincialismo le posibilitó obtener su reelección con más del 54 por ciento de los votos, las encuestas hoy marcan una abrupta caída en sus acciones. En efecto, y a consecuencia de la polarización que se instaló desde las dos coaliciones mayoritarias, la lista de Schiaretti está tercera en las encuestas, por lo que, de los tres diputados nacionales con los que actualmente cuenta, quedaría sólo con uno. 

Presa de un enorme disgusto por el fracaso de la estrategia adoptada, Schiaretti solicitó, hace algunas horas, el envío inmediato de 3 millones de boletas de la fórmula Fernández - Fernández. El pedido se remitió al propio Alberto Fernández, a quien, días atrás, le concedió una breve entrevista en la que ni siquiera le ofreció un café o un vaso de agua. 

En el entorno de Schiaretti reconocen que el gobernador querría seguir jugando con su aparente neutralidad para así favorecer a su amigo Mauricio Macri, tal cual lo hizo en 2015. Pero ahora, datos a la vista, queda claro que, en su inestable sociedad con el fallecido Juan Manuel de la Sota, la muñeca política no era la suya. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
29 Jul | 01:48
Pipo de Lomas | Mail
ESTE HIJO DE RE MIL PUTAS DE SCHIARETTI ES UN PUTO TRAIDOR. SIEMPRE FUE EMPLEADO DE SOCMA. A ESTA RATA HAY QUE USARLO Y DEPSUES TIRARLO A LA CONCHA DE SU REPUTA NEGRA , CONCHUDA Y PORONGUERA MADRE.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.