Martes 22.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de agosto de 2019 | Opinión

Elecciones

Las mentiras de los encuestadores, los periodistas y el gobierno

El jueves pasado publicamos en REALPOLITIK, la nota titulada “Perfil oculto de un presidente escondido". En el final de la misma, mencionábamos que, a pesar de lo que decían las encuestas, había alrededor de un 15 por ciento de diferencia entre los Fernández y Mauricio Macri.

HORACIO DELGUY

por:
Jorge O. Rodríguez

Nuestra opinión no fue resultante de tener la bola de cristal, ni siquiera de una suma de deseos. Bastaba con recorrer calles del conurbano, hablar con amigos del interior de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa y hasta Mendoza. Se notaba que había un cambio genuino y profundo: el hartazgo de la gente, el crecimiento del ejército de pobres en todo el país, la desocupación en niveles estrambóticos, estaban “haciendo síntomas” por todos lados. Un mínimo análisis de la realidad permitía ver el hartazgo con las mentiras y delirios de los gobernantes, muy especialmente con todos los dichos del presidente y su gobernadora Vidal: muchos votantes tenían en claro que todas las mañanas les daban por WhatsApp o vía e mail un discurso basura y que lo repetían como loritos, con puntos y comas. Y que Horacio Rodríguez Larreta, sus globos y espejitos de colores, sus plazas de cemento y sus playas sin río, venía patinando a pesar de la débil postulación, de Matías “Cuervo” Lammens.

Solo algunas pocas encuestadoras, reconocían muy parcialmente y off the record, estas cuestiones, pero tampoco se animaban a hablar del número mágico 15. De manera que la pregunta que corresponde, es: ¿Qué le pasa a estos tipos, como diría don Mauricio, que no perciben la realidad, a pesar de sus cuentitos de miles de encuestados en todo el país? 

La respuesta en concreto es que algunos de los encuestadores no saben nada y son meros vendedores de humo y la gran mayoría reciben sobres del gobierno para relatarnos cosas que no existen y tratar de engañarnos. El pensamiento mágico tanto de encuestadores como de gobernantes les hace creer que con sus mentiras pueden tapar la pobreza y el hambre, la falta de medicamentos para nuestros viejitos y los chicos con HIV, la destrucción de la escuela y los hospitales públicos o el crecimiento de la mortandad infantil (en muchas provincias a niveles similares de los países más pobres de Africa y Asia).

¿Y qué le pasó al periodismo que no veía el número 15? Las caras por TV de los integrantes del medio hegemónico, si bien daban risa, permiten colegir algunas cuestiones. La gran prensa oficial de este gobierno, justamente es oficial por los pagos que reciben. Otros medios están totalmente presionados por las pautas oficiales. Pero también hay mucho estúpido travestido de periodista. Muchos hablaban de un empate técnico, otros sostenían su discursito de un par de puntos de diferencia. Pero lo mejor del caso es que son unos verdaderos caraduras, hoy podemos verlos en la TV casi con sus mismas sonrisas, como si no hubieran mentido patéticamente.

El palco de la derrota anoche, luego de esconder por horas los resultados, resultó coherente con las mentiras y delirios de estos gobernantes. También bastaba verles las caras, en especial la de la gobernadora, cuyo rostro estaba indicando que Axel Kicillof le había ganado por un margen mayor a ese 15 por ciento. La orden patética del presidente para que nos fuéramos a dormir, mientras escondían los resultados, nos recordaba a la diputada Elisa Carrió antes de ser su aliada, cuando le dijo: “You are stupid”.

Pero como en los sainetes de Enrique Santos Discépolo –no confundir con Enrique Santos Carrió, el hijo narco de la legisladora-, hoy vemos periodistas y opositores que cándidamente le piden al gobierno que corrija el rumbo, que tenga mesura.

¿Realmente creen estos personajes que el lobo va a dejar de comerse a las ovejas? ¿Todavía no se dieron cuenta que estamos en presencia de unos tipos que vinieron a robarse todo hasta el último día y cuyo objetivo es destruir el país? ¿No comprendieron que el riesgo país, para el Fondo y los timberos internacionales, no son el tío Alberto ni la tía Cristina, sino que se llama Mauricio Macri y su Corte de los Milagros?¿En qué piensan cuando piden que el gobierno termine su mandato? ¿No se enteraron que hay mecanismos constitucionales que permiten eyectarlos y verlos huir en manadas a sus paraísos fiscales? ¿Son bobos o se hacen? 

Esperemos que alrededor del próximo presidente haya gente que comprenda la realidad, que no la niegue, ni quiera seguir vendiéndonos buzones. Que no tengamos que ver que el guitarrista Alberto es en realidad el guitarrero Alberto. Que no empiecen a realizar negociaciones, como la mafia siciliana o la 'Ndrangheta calabresa. Que comprendan que es imprescindible que estos genocidas económicos paguen por los daños, que se los procese penalmente en todos los términos de las leyes nacionales e internacionales, porque si no van a volver, aún con un mayor espíritu revanchista y con un mayor odio de clase al pueblo argentino. Y que el guitarrista y los suyos no armen roscas ni despropósitos con las camándulas judiciales. Ya que como bien dice el amigo “Garganta Profunda de Py”, con su colección de los prontuarios de los “próceres” judiciales: “Hay que dejar salir la gente de limpieza, al fiscal Delgado y sus colaboradores, cerrar con llave con todos los demás adentro y tirar la llave al río, porque hasta los cadetes son malandras”. 

Ojalá se den cuenta los próximos gobernantes de todas estas cuestiones y de que no somos un pueblo de 45 millones de idiotas. Que por algo “ya se va la Murga de los Renegados” y que con un poco de suerte, Larreta pierda en un balotaje y lo podamos ver tomando sol en una de sus plazas de cemento, con los vecinos tirándole maníes. Y nuevamente cantaremos con los Redondos: “Cuanto más alto trepa el monito, así es la vida, el culo más se le ve”. 

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.