Jueves 12.12.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de agosto de 2019 | Nacionales

Cambiemos, detonado

Macri, entre el “todo o nada” y las presiones para bajar su candidatura

Macri dio una conferencia de prensa en la que puso el futuro de la Argentina en la cuerda floja. Acompañado de Pichetto, su candidato a vice, salió a ningunear las PASO -“no existieron”-, culpó al “kirchnerismo” de la corrida financiera, dijo que su función se limita a “acompañar” y que el encargado de calmar a los mercados es Alberto Fernández.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Adicionalmente, dijo que la encuesta del viernes -dibujada por tres consultoras a instancias del gobierno- fue correcta, pero que la del domingo -las PASO- estuvo mal. Descalificó al pueblo argentino por haber votado mal, por no comprender el cambio que él propone y aseguró que ahora estamos mucho mejor que en 2015. De hecho, y en toda la línea, intentó borrar del mapa las PASO, para enfocarse en las elecciones generales de 2018.

La posición adoptada por Mauricio Macri, acompañado por Marcos Peña y Miguel Pichetto, reviste un gravísimo riesgo institucional, al desconocer un acto electoral y compararlo con unas encuestas a gusto del que la solicitó, y económica, ya que durante el día la decisión adoptada de prescindir de la toma de medidas concretas alentó la corrida. El dólar llegó a venderse por encima de 166 puntos, el riesgo país subió a casi 1.500 puntos y las acciones de las empresas argentinas que cotizan en el exterior perdieron el 40 por ciento de su valor, en lo que los expertos interpretaron como una “revancha” y un “castigo” sobre el pueblo argentino por haberle dado la espalda en la elección.

Al menos dos ministros presentaron su renuncia aterrados por las consecuencias que el juego elegido por el presidente podría traer gravísimas consecuencias para nuestro país. Uno de ellos fue Rogelio Frigerio. El presidente Macri la rechazó, declaró que no habría cambios y que nadie abandonaría el barco, y que seguiría en su estrategia de “todo o nada” confrontando con el kirchnerismo, sin importar los costos.

Varios actores de las primeras líneas del gobierno confesaron que esperaban un gesto de grandeza del presidente, que por una vez pusiera el bien común por encima de sus intereses y rencores personales, pero que habían sido defraudados. Pero, una vez más, se fueron con las manos vacías. Ni renuncia de Marcos Peña, ni palabras tranquilizadoras para la sociedad y el mercado, ni medidas para contener la corrida, ni convocatoria al diálogo a la oposición. Sólo gritos y amenazas.

El asesor presidencial Francisco Cabrera, amigo de Mauricio Macri, planteó la necesidad de ordenar las cuentas del gobierno nacional para retirarse honorablemente en diciembre. Otros ministros ordenaron comenzar a realizar esa tarea. Frigerio insistió en la necesidad de tender puentes con la oposición. Diego Guelar, embajador en la China, tuiteó que es “imperativo garantizar la gobernabilidad” hasta el 10 de diciembre. “El gobierno saliente y el entrante tienen responsabilidad compartida para evitar una debacle mayor”.

Gustavo Posse, el único Intendente del conurbano que ganó en las PASO, se expresó en favor de la transición ordenada. “Es necesario un acuerdo rápido de la dirigencia”, señaló.

Desde un chat de empresarios cercanos al gobierno se le solicitó al presidente Macri que desista de su candidatura, para pasar a apoyar la de Roberto Lavagna. José Urtubey, hermano del candidato a vice del economista y dirigente de la UIA, reclamó: “El gobierno debe salir del modo electoral y ponerse en modo transicional”.

Pero a Macri nadie parece moverlo de su empecinamiento de avanzar con su campaña presidencial, aunque deba llevarse todo puesto.  Anoche, en la Quinta de Olivos, Macri debió ceder a los reclamos de Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Frigerio, para adoptar una actitud tolerante y priorizar el interés de la república por sobre las ambiciones personales. También participó Jaime Durán Barba, y trascendió que habrían estado Marcos Peña y Miguel Pichetto

Queda en claro que, a medida que pasan las horas, cada vez son más los que manifiestan reticencias a acompañar a Macri en esta desaforada aventura, cuya víctima -más allá del resultado- será el pueblo argentino. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.