Miércoles 13.11.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
18 de agosto de 2019 | Nacionales

Vuelve el fantasma de la gomera

Con la ida de Dujovne, el futuro de Argentina depende de la voluntad del FMI

Tal como se lo esperaba, el ministro Nicolás Dujovne dio el portazo. En una carta sin fecha, comunicó su decisión. En atención a su desempeño, tal vez debería presentársela a Cristine Lagarde –hoy de licencia- o al directorio del FMI, organismo a cuyas órdenes se desempeñó, de hecho, como interventor de la economía argentina. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

“No tengo miedo de no poder controlar el dólar”, afirmó hace doce meses, al asumir su cargo de ministro de Hacienda, previa aprobación del FMI. Y resistió hasta donde pudo tratando de cumplir su ingrata tarea. Las ganancias que obtenía de cada devaluación, gracias a haber mantenido su patrimonio en dólares y en el exterior, han sido fabulosas. 

A capa y espada defendió su propio peculio. Mantuvo el 83 por ciento de su patrimonio en el exterior, según su declaración jurada, porque el país no le brindaba suficientes garantías. Curiosamente él era un ministro determinante en el funcionamiento de la economía del país. Reiteradamente sostuvo su tesis de que “un funcionario tiene derecho a tener su dinero en el exterior”. Lamentablemente no parece haber tomado con similar preocupación la defensa de los intereses de todos los argentinos. 

La razón de su denuncia no escapa a la inteligencia de nadie. El nuevo paquete de medidas económicas, de corte electoralista y que anticipan impactos mortales sobre el tesoro argentino, implican un incumplimiento drástico de las metas fiscales que impuso el FMI. 

En el día de ayer, dos calificadoras de riesgo de alto impacto en los mercados le bajaron la nota a la Argentina, augurando una situación próxima al default. Una de ellas fue Fitch, que emitió el siguiente comunicado: "Fitch rebajó las calificaciones soberanas de Argentina, incluida su Calificación de incumplimiento de emisor (IDR) de largo plazo en moneda extranjera a 'CCC', desde 'B'". 

La otra fue Standard & Poor's, que hizo descender la calificación de B a B-. Para esta consultora la economía caerá 2,3 por ciento este año, modificando su evaluación anterior que preveía una retracción del 1,6 por ciento. S&P pronosticó, además, una inflación del 55 por ciento para el año en curso, un dólar a 63 pesos, escenario que “contribuye a un aumento de la deuda neta del gobierno (debido a que el 75 por ciento de la deuda soberana está denominada en moneda extranjera) a 84 por ciento del PIB desde 76 por ciento en 2018”. 

Macri ya estaba anoticiado de la decisión y, al concretarse, se comunicó con uno de los “esquiadores” que denunció Lilita Carrió en su incalificable discurso del CCK del jueves pasado, Hernán Lucunza. El ministro de Economía de María Eugenia Vidal estaba de vacaciones en Villa La Angostura, por lo que el mandatario envió a un avión de la flota presidencial a buscarlo. Queda aún por confirmar cómo tomó la gobernadora bonaerense la sustracción de este cuadro político, sobre lo que circulan versiones muy encontradas. 

La renuncia de Dujovne puede ser interpretada como una señal de la decisión que deberá tomar el FMI en los próximos días sobre la liberación de los 5500 millones de dólares, correspondiente a la última cuota del acuerdo firmado por el ex ministro con el FMI. A Lucunza, un muy bien reputado funcionario del área económica, le toca afrontar la desagradable negociación con el organismo internacional, que –según se descuenta- impondrá condiciones aún más duras para otorgar los fondos. 

Tras este nuevo incumplimiento de metas por parte del estado argentino, vino a la mente de todos el tramo final del gobierno de Fernando De la Rúa, cuando el organismo de crédito negó la asignación del giro convenido por motivos similares, y lo catapultó al helicóptero presidencial, con las calles bañadas de sangre y casi treinta muertos por la represión oficial. Dios quiera que el FMI tome conciencia de su responsabilidad en la crisis que condujo la administración de Mauricio Macri a la sociedad argentina, y tome una decisión diferente. 

De todos modos, impera un cierto desasosiego en la dirigencia, ya que el director en funciones del FMI, el norteamericano David Lipman, siempre mostró su desaprobación respecto de las decisiones tomadas por su antecesora, Christine Lagarde. ¿Habrá también esta vez telefonazo de Donald Trump para facilitar las cosas?

Lucunza es un hombre próximo a Rogelio Frigerio, a cuyas órdenes actuó en el Banco Ciudad de la CABA durante la jefatura de Gobierno de Mauricio Macri. También tiene un fluído trato con Guido Sandleris, hoy a cargo del Banco Central, quien se desempeñó como su secretario de Finanzas en los inicios de la gestión de María Eugenia Vidal. Entre ambos deberán ponerle el pecho a las exigencias del FMI.  

La renuncia de Dujovne motivó comentarios de los más diversos. Entre ellos, el de la diputada María Fernanda Vallejos, quien escribió en su cuenta de twitter: “En medio de la crisis, Dujovne se bajó del barco. ‘Puse todo de mi’, sostuvo en su carta de renuncia. Todo, menos su patrimonio, claro está, que lo mantuvo en dólares, en el exterior, multiplicándose al ritmo de la devaluación”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.