Miércoles 18.09.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de agosto de 2019 | Opinión

Caso testigo

La importancia del uso responsable de las redes sociales

El año pasado, a raíz de una denuncia anónima en la delegación de Santa Rosa de la Policía Federal Argentina, se dio formación a una causa que tiene como calificación legal el delito de intimidación pública agravada y amenazas agravadas por el uso de armas y por ser anónimas.

HORACIO DELGUY

por:
Hugo López Carribero

La denuncia tuvo lugar a raíz de una publicación realizada en la red social Facebook, en la que el imputado, bajo el uso de un nombre falso, se mostró sosteniendo un rifle de largo calibre con dos balas en el suelo, y en el cuerpo de la foto describió que esas dos balas eran para “bajar” al presidente de la Nación, Mauricio Macri, y a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

El representante del ministerio Público, fiscal de primera instancia de Santa Rosa, el doctor Leonel Gómez Barbella, sostuvo que dicha publicación tuvo como propósito quebrantar la tranquilidad pública y es por ello que solicitó el procesamiento del autor de la publicación en esta red social de gran alcance.

Aquí cabe destacar la importancia del uso responsable de las redes sociales, ya que, si bien la plataforma suele utilizarse para exponer públicamente opiniones personales, asuntos propios de la vida cotidiana y demás utilidades, en este caso en particular la publicación desde un perfil falso, tuvo consecuencias legales.

A público conocimiento, Facebook es una de las redes sociales más importantes a nivel mundial, y el alcance de las publicaciones tardan tan sólo 5 segundos en recorrer todos los servidores. El uso no responsable de esta plataforma puede derivar en desenlaces no deseados para quien realice la publicación.

En este caso, el imputado, de tan solo 21 años, declaró desconocer la repercusión y el alcance que llegó a tener su posteo, que, si bien es una red social de carácter público, a la hora de realizar la publicación, no tomó conciencia de la difusión y los comentarios que se desataron.

Según los argumentos del fiscal, dicha publicación fue realizada a sabiendas de la repercusión que iba a generar, ya que, si se muestra públicamente exhibiendo un arma de fuego, acompañado de una descripción alarmante para amenazar y amedrantar al presidente y a la gobernadora, como consecuencia iba a lograr una cierta intimidación a las personas que visualicen el posteo, debido al temor y el peligro que ocasiona el uso armas.

Gómez Barbella sostuvo que el posteo tenía como fin inmediato provocar un revuelo en la comunidad, creando pánico por el probable desenlace que podría ocurrir, ya que la descripción de la foto fue clara y precisa, dirigida hacia dos personas concretas y determinadas. De este modo, el fiscal concluyó que debe procesarse al acusado por quebrar el estado de tranquilidad pública generando un estado de pánico entre los habitantes de la Nación.

Este es uno más de tantos casos en los que el mal uso de una red social culmina con una causa legal de por medio. Si bien este caso fue a raíz de una publicación realizada por el titular de la cuenta falsa quien pudo ser individualizado, en muchas otras ocasiones, el derecho a la privacidad se ve afectado por publicaciones realizadas por terceros en donde quedan expuestas fotos íntimas, información personal, direcciones, cuentas de correo electrónico, números de teléfono e infinidad de datos que, en manos de cualquiera, pueden desembocar en un infierno mediático y/o legal.

El uso de las redes sociales debe ser pura y exclusivamente controlado y responsable, ya que una vez publicada la información, esta recorre millones de servidores en cuestión de segundos. Sobre todo, el uso de redes en menores de edad debe ser rígidamente vigilado ya que los más chicos no tienen conocimiento de la amplitud de la magnitud que pueda recobrar cualquiera de los datos publicados en una red social.

Si bien son evidentes las ventajas y oportunidades que el universo virtual ofrece. La faceta interactiva que proporciona la web y sus soportes generan un horizonte que parece no tener límites. Y para los más chicos representa sobre todo el acceso a múltiples alternativas relacionadas con juegos, música, videos y posibilidades de interacción con amigos. No obstante, estas ventajas suelen estar acompañadas de ciertos riesgos. Por eso, ante este panorama, la prevención y las buenas prácticas resultan premisas fundamentales.

 

 

(*) Abogado penalista, profesor universitario de Derecho Penal.

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.